En un mundo en el que todavía casi 2.000 millones de personas no tienen acceso a la electricidad para iluminarse de noche, parece una buena causa. Aunque también hay que decir que la falta de energía muchas veces tiene que ver con el mal diseño del hogar. En cualquier caso, el acceso a la energía sostenible es esencial para resolver muchos de los desafíos del mundo, incluyendo la producción de alimentos, la seguridad y la pobreza.

El hambre, la pobreza y el deterioro del clima y de la naturaleza son problemas a los que podemos ayudar a poner solución con nuestras acciones. Aquí hay los primeros 6 pasos sencillos para un estilo de vida más durable:

1.- RECICLA

Utiliza distintos cubos para separar los tipos de residuos. En el caso de materiales peligrosos para el medio ambiente (pilas, lámparas fundidas, aparatos electrónicos estropeados, etc.) ponlos aparte para luego llevarlos a un punto verde. Las compañías ofrecen nuevos modelos de sus productos a una velocidad inasumible, pero pregúntate por tus necesidades reales e investiga cuanto de marketing hay en las novedades ofrecidas. A menudo hay también la posibilidad reparar aparatos dañados: si cada vez somos más los que usamos la reparación estos surgirán y darán puestos de trabajo nuevos y un servicio ambiental.

2.-APAGAR LAS LUCES

Participar en La Hora del Planeta, algo que ocurre sólo una vez al año. Es una ocasión para que luego en el día a día estemos más sensibilizados por apagar las luces cuando no es necesaria la luz. Aprovechemos al luz natural, y fijémonos si en nuestra vivienda todavía disponemos de bombillas poco eficientes que podríamos sustituir por bombillas LED y de bajo consumo, ya que consumen menos energía. Es una inversión útil y valiosa para el planeta.

3.-BEBER AGUA DEL GRIFO

Llenemos nuestros vasos y botellas reutilizables de agua con agua del grifo. Además disponemos de filtros para mejorar el sabor si este no nos satisface sin necesidad de consumir agua embotellada

 4.-CONTROLA EL TERMOSTATO

Bajemos el termostato al salir del trabajo y utilicemos un termostato programable para el control de la configuración de la climatización. Además recordemos que para obtener el mismo nivel de prestaciones en el ámbito de la climatización, hay aparatos que consumen hasta un 60% más de electricidad que otros, tal y como se desprende de la etiqueta energética con la que están clasificados.

5.-TRUEQUE O INTERCAMBIO DE LO QUE NO USES

La basura de unos es el tesoro de otros. Podemos crear lazos materiales entre la comunidad virtual o real de forma que desprendernos de algo que no nos es útil pueda serle útil a otra persona. Esto es algo muy gratificante. Para los niños es un hábito que puede ser un juego con el que aprender a reusar, compartir y apreciar el valor de las cosas.