En el mencionado artículo ( a este artículo hace referencia https://www.sierranortedigital.com/975101034/Felipe-VI-ni-arbitro-ni-moderador.-Por-Miguel-Bernad.html ) dice usted que; Para ser árbitro y moderador, debería haber llamado a La Zarzuela primero a Arturo Mas, y posteriormente a Carlos Puigdemont, hablando con ellos, y ejerciendo así su papel institucional y constitucional, actuando de transmisor de sus peticiones o aspiraciones al legítimo Gobierno de España, etc. Quiero hacerle mención al hecho de que en ese momento, el Sr. Puigdemont había encabezado una rebelión contra el estado de derecho o un golpe de estado, (cualquiera de las definiciones son validas). Creo que del Rey de España se espera que como ya sucedió en el golpe llevado a cabo por Tejero, ( por cierto nadie pidió entonces conversaciones ni mediaciones con los golpistas ) que deje claro su apoyo a la ley vigente. Las conversaciones que el Rey lleva a cabo con las diferentes áreas de gobierno, son siempre necesarias pero, siempre dentro de un marco constitucional

Jose Mª García Martín