Corrían los ochenta,sin internet,ni móviles,la propaganda se hacía en la calle a base de dar la matraca con manifestaciones y proclamas.La paranoia enfermiza de los zurdos de entonces era una oposición radical a la entrada a la OTAN.

OTAN NO BASES FUERA, se escuchaba hasta en el baño de noche, se leía en carteles, se veía en pegatinas y se adornaba con aquellas de "Nuclear no gracias" o "Nuclearra, tía guarra" más finas, que adornaban los rincones más insospechados.

El muro de Berlín y el Telón de Acero no caerían hasta años después y, aunque parezca mentira y cueste creerlo, la progresía de todo el mundo estaba totalmente influída,cuando no dependía, ideológica y monetariamente, de la Unión Soviética.

Así, cuando cayó la Unión Soviética, por arte de birli birloque se desmoronaron los Estados comunistas de todo el mundo simultáneamente, y con ellos sus partidos comunistas y aquellos satélites de los mismos.

La oposición a las bases y a la OTAN no era más que un postureo de uno de los bloques contra el otro.

OTAN NO BASES FUERA, y se juntaban en el barrio de Canillejas y de ahí se iban andando en alegre procesión hasta Torrejón de Ardoz.

Yo recuerdo que eran de lo más florido,iban unos con unos zancos larguísimos y unos pantalones que los cubrían ,y desde las alturas una imitación del Tío Sam con chistera y todo,musiquilla,chiflas,pitos,banderas de Lenin,de Mao de la Unión Soviética, estrellas de cinco puntas amarillas sobre fondo rojo en una increíble panoplia de presentaciones,alguna bandera republicana...

Los siniestros eran muy  aficionados a las barbas y se les reconocía enseguida porque les gustaba llevar algo al cuello siempre: una bufanda, un pañuelo palestino, otro de hilitos dorados, jerseys de cuello alto de lana gorda, y como decía cubriendo todo, barbas, muchas barbas.

Y ahí llegaban varios miles entre 10 mil y 50 mil depende de si se contaba con el ojo derecho o con el izquierdo, y al final cantaba Marisol,perdón Pepa Flores, que de demócrata que era se casó en Cuba teniendo como padrino de boda a Fidel Castro. Y por ahí asomaba Pablo Castellanos,los de la UMD,alguna feminista ,que entonces no estaba de moda,ningún homosexual ,que no estaba nada de moda,y quien quisiera.De ir hoy Errejón con su pinta de niño del Barrio Salamanca, hubiera sido apaleado,y no digamos nuestro querido Sr.Presidente. Como han cambiado las modas.

 

Y hete aquí que de repente,el camarada Isidoro, usease Felipe González, a la sazón Presidente del Gobierno

Y del PSOE monta un referéndum,en 1986 con la papeleta más confusa de la historia de las democarcias ( 19 renglones d texto) y no sólo nos mete sino que nos remete de lleno en la Alianza Atlántica y, como siempre,con unas condiciones patéticas para España.

El lema había cambiado. Ver para creer.

Todos calladitos como lo que son.

Pasemos al 2003. NO A LA GUERRA,NO A LA GUERRA,entrega de los Premios Goya,copia calcad de la entrega de los Oscar americanos, con su alfombra roja, sus esmoquins y sus estatuillas.

Pues bien,por ahí pululan el Gran Wyoming, Willy Toledo, Rosa María Sardá, Bardem, Alberto San Juan, Penelope Cruz...todos con una cartela bien visible en letras rojas claro ,prendida del pecho, con el manido NO A LA GUERRA y la entrega se convierte en un infumable esperpento político.Con caricaturas de Aznar,interpretado por un actor que decía ser José María Aznar y ser de Socuéllamos.

Así estuvieron unas horitas hasta el paroxismo.Se oponían radicalmente a la Guerra De Irak, de la cual eran culpables claros Aznar,Bush y Blair que en contubernio conspiraban contra la Paz Mundial.

 

Estamos en 2022.Dentro de poco se entregan los premios Goya.

España está en la cuerda floja habiendo mandado tres barcos de guerra con sus dotaciones al Mar Negro, vehículos blindados y aviones de caza a los países Bálticos y tropas sin que se hay aprobado legalmente y por la puerta de atrás a las lindes de la tensión Ruso-Ucraniana.

No veo marchas a Torrejón, ni al de los zancos, ni a los famosillos rojiglamurosos rugiendo desde sus cuevas,¿Por qué?

¿Se pondrán Bardem y Penélope su pegatina de  NOOOO A LA GUERRA  ahora?,a lo mejor no se las venden en Miami, donde residen. ¿Habrá intentos de asalto al Congreso de los Diputados? ¿Los indignados del 15-M invadirán la puerta del Sol? ¿Qué hara Pablo Iglesias ante tanto imperialismo? ¿Y Belarra ante tal manifestación de poder machista patriarcal?¿prohibirá las botas y las armas y propondrá a nuestras tomas tutús reglamentarios?

No me puedo esperar a ver qué pasa, me muerdo las uñas.