En una España como está arruinada, perdida y sin rumbo gracias al régimen demoliberal del 78, entre otras cosas partitocrático y taifero, uno de los mayores referentes que podemos tener para pensar en un modelo de regeneración nacional es el régimen del Caudillo y la necesidad de un Jefe de Estado al frente de esa necesaria regeneración nacional como lo fue Franco.

Es un ejemplo a seguir tanto su régimen como el para cualquier español que ame profundamente a su patria. Olvidarnos de Franco es olvidarnos de la magna obra que hizo con España convirtiendo un país arrasado y arruinado, que casi desaparece del mapa, en un país unido y próspero después de más de un siglo perdido (XIX). Deberíamos estar agradecidos eternamente.

La España de Franco era un país unido, próspero y por todo ello respetado a nivel internacional, tres cosas que han sido literalmente barridas con el tiempo por el régimen del 78 como ya he dicho. No me canso de repetir que sólo debemos comparar las cifras de 1975 a las del 2016 y uno se da rápidamente cuenta de ello.
 
-Tasa de paro: 3,74% en 1975. 24,5% en el 2016.
-Déficit público: 0'4% del PIB en 1975. 8'5% del PIB en el 2016.
-Vivienda: Con letras (sin hipoteca). Se pagan en 10 años en 1975. Con hipoteca y con desahucio en el 2016.
-Impuestos: Indirectos (sobre los bienes de lujo. No se pagaba IRPF ni IVA) (1975). IRPF, IVA, impuesto de Sociedades, impuesto de Bienes Inmuebles, etc... (2016).
-Clase media: 56% en 1975. 43% en el 2016.
-Industria: 36% del PIB en 1975. 12'8% del PIB en el 2016.
-Funcionarios: 700.000 en 1975. 3.000.000 en el 2016.
-Población reclusa: En 1975 era de 8.440 y ahora es de más de 80.000.
-Índice de natalidad: 2'8 en 1975. 1'27 en el 2016.
-Inmigración ilegal: 0 en 1975. 1'27 en el 2016.
-Aborto: Prohibido en 1975. En torno a 150.000 al año en el 2016.
-Proyección internacional: 9ª potencia  en 1975.
-Sueldos públicos: Los alcaldes no cobraban y los diputados recibían 10.000 pesetas (60 euros), en 1975. Hoy tienen un sueldo anual de 76.920.

Resumiendo. Nunca he entendido el alabar al régimen del 78 que ha traído a la larga más pena que gloria a esta gran nación y sin embargo no reconocer y alabar en este país la magna obra de Franco.