El Atlético de Madrid se lleva tres puntos de oro de Balaídos en un encuentro en el que marcó gracias al tanto de Kevin Gameiro en el 28’ y se dedicó a defender a partir de ese momento. Una actitud de juego que esta vez le salió bien, porque el Celta de Vigo mereció mucho más, ya que contó con la posesión del balón y las ocasiones, pero le faltó efectividad y se topó con el que ha vuelto a ser el mejor jugador rojiblanco: Oblak.

Gracias a este tanto, Gameiro rompe una racha sin goles que ya duraba medio año. Muy cuestionado en los últimos tiempos, el francés por fin pudo sacarse esa espinita, a pesar de que su futuro en el Atlético es incierto más allá de enero con la llegada de Diego Costa. Las esperanzas de todo el equipo están puestas en el brasileño ante la falta de gol demostrada en los últimos encuentros.

En este partido, Diego Godín iguala a Perea como el extranjero con más partidos con la camiseta rojiblanca, 314. Además, gracias a este resultado, el Atlético de Madrid ha comenzado la campaña sumando ocho partidos fuera de casa imbatidos. Un resultado que no conseguía desde 1957.