España se desangra y el líder de la oposición ni se preocupa de ponerle un torniquete. El mejor y único servicio que Pablo Casado podría prestar a su patria, si es que así la considera que no lo parece, es retirarse de su puesto y dejarlo ocupado por otra persona de carácter muy distinto, y con otro estilo, por alguien que sea valiente y ame a su Patria. A Pablo Casado le hace falta autoridad moral y la determinación de cortar por lo sano, todo lo contrario a lo que hace. Eso solo lo hace con VOX. Fuera juegos sucios y corrupción que es adonde debe de estar metido por la manera de ser. Por sus complejos, intereses particulares, ceguedad y falta de altura de miras, o por sus celos que de todo debe haber, está dejando caer a España en manos de sus enemigos. Su pecado por irreversible, es imperdonable. España está por encima de todo, no por debajo de sus intereses partidistas, o bajo lo que ya no se sabe qué. A Pablo Cansado le importa un pito todo eso. Con él los socialistas/comunistas se van a perpetuar en el poder, al hacer de colaborador necesario. La oportunidad de destrozar España y traer al comunismo ya está en marcha, con la Ley de Seguridad Nacional que convertirá a Pedro Sánchez en el primer tirano. Pablo Pesado debe ser sustituido a la mayor urgencia. Cuando acuerden, esto ya no tendrá remedio. Es el perrito faldero bien aseado que mea un poco en una esquina y se conforma con ladrar, para que se note que está allí. Y vengan días, caigan ollas y viva el vino, como Rajoy. Es la prueba de que aquí solo mandan los malos gracias a los débiles, tibios e indecisos como es él.

Tres presidentes para acabar con España: ZetaP, Rajoy y el presente Dr. cum fraude, cada cual más malo. A cuya nómina espera apuntarse Casado, creído de que el poder le caerá solo, del maná. ¡Craso error! Ese tipo de gobernantes debe ser condenado al ostracismo total, desterrado de la escena política, porque el gobernante aparte de dar ejemplo en su probidad y conducta, debe ser un prócer intachable, capaz de distinguir el bien del mal, la verdad de la mentira, amar a España y defenderla de sus enemigos hasta sus últimas consecuencias. El comunismo cuando pilla el poder ya no lo suelta nunca. Los tres presidentes -pésimos gobernantes hasta la náusea- acabaron con la paz, el trabajo y el orden, con la democracia y el Estado de Derecho. Dieron paso al comunismo que ya está aquí. Fácilmente a partir del actual psicópata, no haya más votaciones.

Pablo Casado divide la derecha en vez de unirla y le da el caldo de cultivo necesario al enemigo para que siga descuartizando España como a una res en el matadero. Le sirve la ternera en bandeja a toda esta patulea que está en el poder destruyendo la nación. Se niega a la moción de censura que es la única herramienta. Ni aun sabiendo que la ganaría con VOX. Sin Vox no puede hacer nada. ¿Pablo Cansado, líder de la derecha? ¿De qué derecha? El único líder de la derecha es Santiago Abascal que admite gustoso a Casado, pero éste no quiere ver a Abascal ni en pintura, aunque España salga dinamitada por los aires, con la gran Cruz de Cuelgamuros, que nada le importa. ¿Habrase visto mayor necio haciendo daño? Pablo Cesado es el destructor de la derecha, nada más. Y con ello consigue que sigamos así. Pablo Cansado debe de ir a descansar a su ciudad natal que es Palencia, y subir hasta el Cristo del Otero a reflexionar sobre sus errores y a reconsiderar si el Cristo le perdona sus pecados. Allí se dará cuenta que no supo ser consecuente con los buenos españoles, en cuyo capítulo difícilmente tenga cabida. A pensar lo que es España, su idiosincrasia y su historia; así podrá interiorizar que no supo hacer nada por ella. Que sólo al retirarse le rindió el mejor servicio dejando a otro líder con más agallas y arranque que él, que no tuvo ninguno, salvo para los suyos.

Después de la moción de censura en octubre presentada por VOX contra el gobierno, no quedaron dudas de Pablo Cansado, porque hasta la saciedad atacó al único partido que defiende España. Tuvo un ataque repentino y personal contra el que hasta entonces consideraba su hermano siamés -Abascal- y si hubiera podido lo degüella allí mismo. A Falconetti no le dijo, ni esta boca es mía; nada. Por si acaso quedaron dudas, del odio africano que sentía por Abascal, se demostró que es tan largo que llegó hasta África. Fue ahora en la ciudad de Ceuta, adonde consintió que los enemigos de España liderados por un partido musulmán que no se qué pinta en España, declararan a Santiago Abascal, "persona non grata". Y Pablo se quedó tan pancho; relajado. No me extraña que lo califiquen de vil y malo. Eso de ponerse con la izquierda para humillar a VOX, lo pagará caro su partido, pero sobre todo lo pagará España la que no le importa nada.

VOX fue el partido vencedor en las últimas elecciones en Ceuta, noviembre de 2019, consiguiendo un escaño en el Congreso de los Diputados. Pero en Ceuta está metida la Quinta Columna marroquí actuando a lo Moro para quitar la ciudad a España y anexionarla a Marruecos. Y esa es la cuestión de fondo de la musulmana Fátima Ahmed, que lidera ese pequeño partido pro marroquí y propuso la declaración, que Juan Vivas el presidente del PP allí, aceptó. La marroquí puso de paso a Abascal de lo peor. Ya había intentado antes su ilegalización. Lo menos que le llamó a Santiago Abascal, fue fascista y todo cuanto le es propio a una integrista peligrosa como es ella, y con el beneplácito de socialistas y PP, representado allí por el tal Juan Vivas que parece se deja gobernar por la musulmana de velo encopetado. Hubo una buena movida, y con el voto promotor musulmán apoyado como siempre por los socialistas enemigos de España que están, como no, con los enemigos exteriores, y la abstención del PP, o bajada de pantalones, el asunto de la declaración de "persona non grata", de la susodicha Fátima, salió adelante. Pablo cansado o cansino, no dijo ni pío y siguió soplando gaitas, digo las velitas de su tercer año de jefe del PP, para contribuir a liquidar España. ¿Es que ha hecho algo por ella? Rajoy nos dejó caer encima esta pesada losa sepulcral, y Pablo Casado la cuida con esmero. De acomplejados y cobardes nunca se escribió nada. Sobre todo nada bueno.

Esto es Pablo Casado, Capado, Cesado, Cegado, Cagado, Cansado, Pringado, pringada, pringade y otras hierbas que ni los perros las comen.