Tras medio año en España de la epidemia del denominado Coronavirus del indudablemente mayor desastre a escala universal y la mayor reclusión mayor incondicional del Mundo, en medio de un verano calurosísimo y también lluvioso, creemos que es buen momento para completar los expuesto, hacer un análisis-resumen de lo que ha supuesto y aventurar lo que nos puede deparar.

Insistimos en utilizar el término epidemia porque el lenguaje es una de las herramientas fundamentales de la guerra psicológica, de manera que, a través de él, se inducen ideas intencionadamente equivocadas, o simplemente falsas, que adoctrinan a la población objeto del ataque. Palabras “taladro” tales como pandemia, rebrote, muertos, mascarilla, coronavirus, confinamiento, nueva normalidad y otras muchas, nos asaltan de continuo martilleándonos el cerebro, intoxicándonos junto con informaciones excesivas, contradictorias o falsas, produciendo disminución y disfunción cognitiva. Hasta mayo de 2009, con ocasión de la epidemia de gripe “porcina” H1N1 ó Gripe A, la palabra pandemia tenía el significado de enfermedad de alta letalidad, además de muy contagiosa; fue entonces cuando la Organización Mundial de la Salud la utilizó para nombrar (huye astutamente de “definir”) a la enfermedad infecciosa que afecte a varias naciones. Pero en el inconsciente colectivo la pandemia sigue teniendo un significado de grave peligro, tan útil a la ceremonia de terrorismo (de aterrorizar) global a que estamos sometidos.

   2_miedo1

3conspiranoico-1

4Este_crimen_lo_paramos_unidos-1            

Ese terror inducido desde prácticamente todos los medios de comunicación social importantes, y la mayoría de los organismos internacionales, ambos de la mano de los novedosísimos y potentes medios tecnológicos actuales, responde, sin duda, a un objetivo. Estamos, seguramente, ante una maniobra que busca no solo el fin del sistema monetario actual, el denominado reseteo de la economía global, y, seguramente, el cambio geopolítico a favor de China en el liderazgo mundial con el beneplácito incluso de un Vaticano que apoya la iglesia nacional comunista, sino frente a unos cambios radicales de mentalidad y estructuras, es decir, el NOM anticristiano secularmente ambicionado por los grandes plutócratas impulsores de todas las revoluciones, al menos, desde las americana y francesa. Y no es descartable que todo ello cristalice en la Tercera Guerra Mundial.

 

Nuevos hechos reseñables desde el fin del arresto domiciliario

                                 

Muertos y funerales

 5Separacion_Iglesia_-_Monarquia-Estado_masonico1

Ceremonia reconocida por La Gran Logia de España.

Recientemente El País ha publicado en portada la cifra de 44.868 muertos producidos por con ocasión de la epidemia, 16.436 más de las que recoge el Ministerio de Sanidad en su estadística oficial, confirmando las cifras que hemos venido diciendo y que el Gobierno esconde pertinazmente. Estamos, oficiosamente, pues ese diario es una especie de Boletín Oficial del sistema, en el primer puesto mundial de fallecidos en proporción al número de habitantes. Demostrado queda que no éramos nada conspiranóicos.

En esa cifra global, seguramente menor que la real, se incluyen tanto los fallecidos como consecuencia directa de la infección del SARS-CoV-2, cifra que nunca se podrá saber porque generalmente no se hicieron test (ver más adelante) ni autopsias, y los muertos por diferentes patologías que no fueron adecuadamente tratadas a causa del “confinamiento” y el triaje que hizo morir en residencias o sus casas a muchos enfermos que se hubieran salvado de tener atención médica. La valiente y lúcida doctora María José Martínez Albarracín habla directamente también de la “eutanasia de personas mayores debida a las medidas adoptadas en residencias de ancianos, tales como prohibición de acudir a hospitales y negación de tratamiento, sedándolos con morfina, droga que deprime el centro respiratorio facilitando una muerte indigna y en soledad”. Otros casos a considerar son los suicidios por el confinamiento y los abortos inducidos por el virus.

Junto con el recuento cada vez más ajustado, mención especial merecen los funerales, si es que ese nombre se puede dar a los oficiales. Para empezar, el que hayan sido por separado, y sin asistir al religioso en la Catedral de Madrid prácticamente ninguna autoridad del Gobierno, es un hecho único en nuestra historia. Como lo es el que pocos días después y a pocos metros, en la Plaza de la Armería del Palacio Real, se haya celebrado una ceremonia a todas luces masónica, quizá única en el mundo y con asistencia de altos representantes de la ONU y la OMS. Curiosamente el rey parece que juega a ofrecer una vela a Dios (funeral en La Almudena, Ofrenda a Santiago) y otra al Diablo, como si ello fuera a salvar a la monarquía del “periodo constituyente” en el que está embarcado el golpista gobierno social-comunista.

Rebrotes artificiales, mascarillas y confinamientos.

Además de los poquísimo publicitados producidos por una inmigración que no cesa (y Aquí, Aquí, Aquí, Aquí), de la mano del Plan Kalergi (impulsado incluso por el Papa en nueva agresión a España), el perverso hacer de nuestros políticos fomentando el efecto llamada y los buenos oficios de Marruecos (y Argelia: 800 en un día, 70 embarcaciones), junto los de temporeros de la agricultura y otros viajeros extranjeros a los que no se les exigió ningún certificado o prueba antes de emprender el viaje, en seguida han aparecido rebrotes, es decir, casos de resultados positivos en los test PCR.

A este respecto, hay que decir con las  doctoras Martínez Albarracín y Prego que «los test RT-PCR que se están utilizando para el diagnóstico vírico son muy poco fiables … según algunas estimaciones la RT-PCR para detectar la carga viral del SARS-CoV-2 tiene una probabilidad de error entre el 47 y el 80% (lo que hemos podido comprobar también con las muestras de papaya y “otros productos” enviados a analizar por el presidente de Tanzania John Magufuli -químico y matemático de profesión-, que dieron positivo en los test)». “El 95% de los rebrotes son asintomáticos, no enfermos”, es decir, son personas que no tienen síntomas, están sanas y los test encuentran algún material biológico que puede ser, entre otros orígenes, de cualquier virus. La doctora Natalia Prego ha recordado en reiteradas ocasiones que la OMS difundió el 9 de Julio de 2.020 en un comunicado oficial que los PCRs no identifican virus infecciosos, por lo que recurrir exclusivamente a ellos como instrumento diagnóstico es un error absoluto.

 Y lo mismo puede decirse respecto a las mascarillas: el 5 de junio de 2.020 la OMS publicó oficialmente que el uso generalizado de las mascarillas era perjudicial para la población, fijando solo un metro como distancia interpersonal, afirmando que no hay trasmisión aérea por conversación (solo tos/estornudo) ni por objetos/agua,  recomendando el 29 de marzo su obligatoriedad sólo para médicos, sanitarios, cuidadores y enfermos, así como en zonas de alta contagiosidad (UCIs, zonas de hospitales donde se realicen procedimientos médicos abiertos y espacios similares). La misma OMS, a pesar de sus erráticos, difusos y sin duda en ocasiones mal intencionados informes, siempre se guarda muy mucho de publicar la realidad médica para cubrirse las espaldas. Más adelante recogeremos explicaciones médicas detalladas.

Es decir, que los confinamientos ordenados por ciertas autoridades autonómicas incluso en contra de disposiciones judiciales, así como otras restricciones de libertades fundamentales, sobre ser absolutamente inconstitucionales (deben estar regulados por los estados de alarma/excepción/sitio) y antijurídicos, por muy permitidos que sean por el Gobierno Central cómplice, no tienen base científico-médica. En este sentido merece la pena recordar al clínico sueco Johan Giesecke, especialista en enfermedades infecciosas y asesor de la Organización Mundial de la Salud, quien escribió en  The Lancet (5 de mayo 2020): «ha quedado claro que un “confinamiento duro” no protege a las personas mayores y frágiles que viven en hogares de ancianos, una población para la que (supuestamente) el bloqueo debía proteger; tampoco disminuye la mortalidad por COVID-19, lo cual es evidente cuando se compara la experiencia del Reino Unido con la de otros países europeos».

Y con este panorama el ínclito Fernando Simón, Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad desde 2012 (con el PP), ante los gravísimos ataques contra nuestra economía (turismo) de la Unión Europea y la Inglaterra de Gibraltar y nuestra traidora Ministro de Exteriores, ha declarado que “nos favorece(n) porque desincentiva(n) que venga gente de allí”. E Isabel Díaz Ayuso (PP), Presidente de la Comunidad de Madrid, anuncia una “cartilla covid-19” (“pasaporte inmunológico”) sin respaldo científico, técnico, ético ni legal (totalmente inconstitucional). Y Pablo Casado, el Presidente del PP, “pide una reforma legal exprés para confinar sin estado de alarma”.

¿Tendrá esto algo que ver con la asistencia de Casado y Arrimadas, líderes de los partidos Popular y Ciudadanos, casi de la mano a la reunión del Club Bilderberg en Ginebra en 2019? Allí recibieron la orden de no pactar con VOX.

6Arrimadas_Casado_Bildelber_2019

 Arrimadas (C,s) y Casado (PP) en Bilderberg

A nosotros estas actuaciones de “la derecha pepera” nos recuerdan las que tuvo tras el 11-M: entonces un oscurísimo atentado propició un golpe de estado que desalojó al PP del poder, no obstante lo cual el mismo en seguida permitió la destrucción de trenes y una incomprensible actuación policial y judicial, colaborando finalmente a imponer la falsísima “versión oficial”. Ahora está haciendo lo mismo tras el golpe de estado de la moción de censura, los pucherazos electorales y la aterradora gestión de la epidemia.

Y, aparte de la anunciada tardía moción de censura, ¿qué ha hecho VOX frente al arrasamiento de la Constitución y la economía?

Con esos políticos, y la política de encontrar positivos debajo de las piedras y confinar a todo quisque, no es de extrañar que un centenar de naciones hayan prohibido a sus ciudadanos viajara España.

¿Queda alguien en su sano juicio que no vea que mayoritariamente nos gobiernan locos peligrosos totalmente obedientes a las órdenes del aterrador y galopante “mundialismo” de corte masónico radicalmente antiespañol?

7medicos-por-la-verdad-youtube-768x426

 Síntesis básica de Médicos por la Verdad

La Rebelión y la Explicación

El único rescoldo de esperanza ha sido la presentación, el sábado 26 de julio en el Palacio de la Prensa de Madrid, con la asistencia de más de 400 personas, de la Plataforma Médicos por la Verdad – España. El colectivo, liderado por los médicos Natalia Prego Cancelo Angel Luis Valdepeñas, ambos despedidos de sus trabajos por la “inquisición del covid” y a punto de ser expedientados profesionalmente, encabeza de momento a 150 médicos y sanitarios, y está enlazado con otras organizaciones similares de ámbito mundial y nacional (hay grupos de Abogados por la Verdad, de Psicólogos, Sanitarios, Ciudadanos, etc).  Durante el acto se realizó una conexión en directo con la Comisión Extraparlamentaria de Médicos de Alemania, el grupo Epidemiólogos de Argentina (Dra. Chinda Brandolino), y médicos de Estados Unidos (Dr. Gastón Connu-Labat); también recibieron el apoyo de colegas mejicanos, colombianos y bolivianos.

Basadas en documentos oficiales de la OMS, y demás de las anteriormente citadas, he aquí parte de las palabras textuales que dijeron los intervinientes en directo, es decir, los doctores Schöning, Prego Cancelo, Ruiz-Valdepeñas, Gazo Lahoz y Martínez Albarracín:

-«La epidemiología ha sido eliminada, para ser reemplazada por políticos y periodistas que lo deciden todo en un canal de televisión … Cuando se dice: “nuevo brote, hay 300 casos”, por favor, medios de comunicación, NO aceptéis dar esa información a secas. Podéis decir: “ha habido 300 casos de tests positivos”, pero a continuación hay que decir: “el 98% son personas sanas, asintomáticas, y solamente hay dos, o uno, con enfermedades leves, y a lo mejor uno está en la UCI". Eso es una información completa y veraz. Lo demás es TERRORISMO INFORMATIVO y desde aquí lo denuncio … Desde aquí os pedimos, señores de la prensa, un ejercicio de responsabilidad que, sinceramente, NO hemos visto hasta ahora … (solo) el bombardeo continuo de información, de datos de la pandemia, sin ponderar adecuadamente ni la cantidad ni la calidad de dicha información».
- “Una prueba de PCR que sólo detecta un cachito de ARN, NO significa que la persona está enferma, NO significa que sea contagiosa, NO tienen por qué confinarse...”.
- “EL VERDADERO VIRUS ES EL MIEDO, EL TERROR”.
- “Tratamientos preventivos extraordinarios son los tratamientos oxidativos, que destruyen cualquier virus, y estos son el ozono, el dióxido de cloro, y el peróxido de hidrógeno. Comprobado”.

- “Las víctimas del coronavirus no superan a los muertos por gripe estacional del año pasado … Se exageraron las cifras mediante una alteración de los protocolos médicos”.

- “El confinamiento de los sanos y el uso forzoso de mascarillas no tienen fundamento científico”.

- «La enfermedad conocida como Covid-19 no tiene un solo patrón infeccioso, sino una combinación de ellos … “Hay patrones tóxicos cruzados … Por un lado, la contaminación electromagnética del 5G, y por el otro la influencia de la vacunación antigripal. Hay una interacción y una potenciación, que debe investigarse” (dijo Ángel Ruiz-Valdepeñas, quien subrayó)Hay que decirles a nuestros gobiernos que NI SE LES OCURRA obligar a vacunarnos, ni siquiera recomendarlo, por un mínimo sentido de prudencia».  

- “Esto es una dictadura mundial con una excusa sanitaria”, se subrayó al término del encuentro.

8_OMS.n2.1

 Texto oficial de la OMS

 

Pero, para nosotros, lo mejor fue la revelación de conocimientos que hizo la doctora María José Martínez Albarracín, Catedrática de la Universidad de Murcia en Procesos Diagnósticos Clínicos, y profesora de Bioquímica, Inmunología y de Técnicas Analíticas Instrumentales en el Ciclo Superior de Formación Profesional de “Laboratorio Diagnóstico Clínico”. Merece, y mucho, trascribir sus importantísimas palabras, pues pocas veces se encuentra la explicación de la epidemia en información abierta, en español y magistralmente explicada en la web y facebook de la Editorial Cauac:

 

«Los virus no saltan de especie fácilmente y, en caso de que lo hagan, son menos contagiosos que los específicos … había algo turbio en la declaración de la epidemia en Italia pues, a pesar de que “se tuvo cuidado” de esperar a que pasara el Año Nuevo Chino, donde se producen millones de desplazamientos de ciudadanos chinos por todo el mundo, no se pudo encontrar la trazabilidad del primer contagio italiano … (el “Evento 201”  anunció que) “la próxima pandemia grave no sólo causará grandes enfermedades y pérdida de vidas, sino que también podría desencadenar importantes consecuencias económicas y sociales en cascada que podrían contribuir en gran medida al impacto y sufrimiento global” … Entre las conclusiones de dicho evento destaco especialmente que la clave está en la cooperación del sector público con la industria privada …

 … el Dr. Máximo Sandín dice cosas como: “cultivar virus humanos en embriones de otros animales en los que se expresan multitud de virus endógenos, conduce a que se produzcan hibridaciones con sus virus correspondientes con lo que se producen virus infectivos de características diferentes a las originales”.

… El 27 de enero de 2020, Prashant Pradhan y otros integrantes del instituto indio de tecnología publicaron un artículo en Science que fue retirado rápidamente por presiones políticas, y que demuestra que una proteína de la envoltura de virus tipo VIH conocida como Gp41 se integró en las secuencias de ARN del SARS-CoV-2. Luc Montagnier (Premio Nobel descubridor del virus del Sida), hizo un descubrimiento similar al encontrar Gp41 en el virus SARS-CoV-2, que es el dominio transmembrana de virus conocidos como VIH.

 9Montagnier-hiv-1-800x450

9_Rafapal_Mikovits_Vacuana-1

 El virus CoV-2 completo, según las bibliotecas genómicas, tiene 29.903 nucleótidos, y las pruebas PCR que se hacen apenas detectan unos 200 nucleótidos, lo que es un fragmento pequeñísimo"

Judy Mikovits es una bioquímica estadounidense que trabajó para NIH (National Institutes of Health norteamericano) en experimentos de ganancia de función del virus de Ébola. Los experimentos de ganancia de función consisten en investigar cómo hacer virus conocidos mucho más letales y contagiosos. Ella opina que “lo que pudo ocurrir es que partes del virus se adquirieran a medida que desarrollaban el SARS-CoV-2 en las células de Vero-E6, las células de riñón de mono donde se desarrolla el VIH (suministradas por Fort Detrick, establecimiento militar de guerra biológica yanqui)”. La adición de esta envoltura proteica del VIH le dá al SARS-CoV-2 la capacidad de dañar el sistema inmunológico. También contribuye a su patogenicidad, “en especial, al atacar a los linfocitos T porque son las células que las proteínas del VIH 120 y la Gp41 infectan a través del CCR5 en el receptor CD4 … Entonces, se afecta la respuesta inmunológica adaptativa, y de esta manera se fomenta la inflamación. Y la potente inflamación llamada “tormenta de citoquinas”, es lo que daña gravemente los tejidos y órganos”. Aunque para esta investigadora la causa de la COVID-19 podría ser en realidad XMRV, que significa “gamma retrovirus humano xenotrópico, relacionado con el virus de la leucemia murina” que se ha inoculado con las vacunas y que es activado por el coronavirus … Las vacunas contra la gripe han propagado una serie de virus peligrosos en todo el mundo, que luego pueden interactuar con el SARS COV-2. El SARS-CoV-2 es más peligroso y virulento que los coronavirus típicos porque incluye secuencias de VIH, SARS y otro virus, ya que no solo infecta el epitelio respiratorio. También puede infectar células sanguíneas y órganos hematopoyéticos como el bazo.

… (Para la Dra. Martínez Albarracín la enfermedad) COVID-19 es “más un trastorno sanguíneo o trastorno de coagulación” y no una infección pulmonar. … Desde el punto de vista clínico e histopatológico, la COVID-19 es diferente de la gripe común. Se comporta más bien como una enfermedad hematológica que produce hipoxia y daño endotelial originando microtrombos y posteriormente neoformación vascular. En muchos aspectos es parecida a la malaria, de ahí que, en estadíos iniciales la artemisa o la hidroxicloroquina complementada con zinc sea un buen tratamiento. En las etapas finales es más parecida a un shock séptico con CID y fallo multiorgánico, por lo que es muy probable que haya complicaciones bacterianas, y el tratamiento es preciso que sea de soporte vital (antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes). Mejor aún es el protocolo del Dr. Marik para sepsis por vía intravenosa (el protocolo exacto que se ha utilizado con éxito consta de 200 mg de tiamina (vit. B1) cada 12 horas, 1 500 mg de ácido ascórbico (vit. C)  cada 6 horas, y 50 mg de hidrocortisona cada 6 horas. Es vital señalar que el tratamiento no tiene efectos secundarios y es de bajo costo, además puede conseguirse y administrarse con facilidad). Por otra parte, los respiradores mecánicos con presión positiva no son un buen método de tratamiento, aunque sí el aporte de oxígeno y otras terapias oxidativas. … Podemos preguntarnos también que, si la malaria es una enfermedad producida por inoculación sanguínea (picadura del mosquito) ¿puede tener un origen similar la COVID-19? ¿tendrían algo que ver las vacunas de la gripe como dice la Dra. Mikovits?

… En mi opinión, los test RT-PCR que se están utilizando para el diagnóstico vírico son muy poco fiables. Ya de por sí el test PCR es delicado y se debe hacer un protocolo cuidadoso, trabajando bajo campana de flujo laminar para evitar contaminaciones. Más aún, en el caso de la RT-PCR, que necesita obtener un ADN que ha sido retrotranscrito del ARN vírico. Por eso creo que utilizarlo como test clínico y basar en ello todo el discurso del tipo y evolución de una posible nueva epidemia es disparatado. En primer lugar, se debe hacer un aislamiento minucioso del virus para afirmar que es un virus nuevo y, según ha demostrado Jesús García Blanca, este aislamiento no se ha hecho correctamente. A continuación, hay que elaborar los test también minuciosamente (lo que lleva más tiempo del que se ha empleado en este caso, ¿estaban ya preparados?) basándose en dicho aislamiento, pues se necesita utilizar los cebadores más convenientes para asegurarse de que la PCR no da productos inadecuados. Por último, se informa que el SARS-CoV-2 comparte al menos el 80% del genoma con el SARS-CoV-1, luego ¿qué fragmentos de ARN del virus se van a amplificar? Ya que hay muchas probabilidades de que, si no seleccionamos bien dichos fragmentos y utilizamos los cebadores adecuados para ello, tendremos un falso positivo. Es imprescindible, al menos, hacer dos RT-PCR, una de screening (“cribado”, o detección de riesgo) y otra de confirmación, amplificando dos fragmentos diferentes del virus y procurando que no coincidan entre si y que no coincidan con el SARS-CoV-1. Y esto, en mi opinión, no se ha hecho.

Según algunas estimaciones la RT-PCR para detectar la carga viral del SARS-CoV-2 tiene una probabilidad de error entre el 47 y el 80% … Si añadimos a esto la confirmación de científicos españoles de que el virus secuenciado en laboratorios españoles no es el mismo de China podemos preguntarnos ¿en qué se está basando la epidemia?».

 

Por cierto, parece ser que Rusia, quien aún mantiene su brigada sanitaria/NBQ en Italia, donde realizó las primeras autopsias, ha desentrañado gran parte del genoma del CoV-2 e identificado varias cepas, y, en base a ello, ha fabricado productos de protección para sus ciudadanos, “vacunando” especialmente a gran parte de sus soldados.

Dejémoslo aquí, recomendándoles que lean entera la entrevista a la doctora Albarracín. Lo agradecerán.

Y, luego, fájense para la peor lucha que hayan podido imaginar, lucha que no permitirá neutrales y que tendrán que afrontar con egoísmo y cobardía o con patriotismo y valentía.