Señores casaditos, señoritos compra-votos de Murcia,  como habrán podido ver hoy en la Prensa (o lo que sea) los más sesudos columnistas coinciden en señalar el gran problema que se le ha planteado al PP, tras el éxito aplastante de la señora Ayuso el pasado 4-M (mucho más importante, por ser Madrid, que la Mayoría Absoluta del moderadito Feijóo en Galicia): la cohabitación de dos líderes, el dilema Don Pablo-Doña Isabel... que ya está creando, voz populi ya, algunos serios quebraderos de cabeza en Génova 13.
            O sea, y dicho en plata, que la señora Ayuso se está comiendo o se ha comido ya (y más con el Discurso de ayer al ser proclamada "Jefa" de la capital de España) al cobardica-moderadito-centrista señor Casado...
            Y ello por una razón de peso.
            Porque el Casado se ha creído, y sigue en ello, que toda España es Galicia, sin tener en cuenta lo de Cataluña y VOX,.. y Doña Isabel vio y sigue viendo (ojo, y su cerebro venido del MAR) que los españoles están despertando, han despertado ya, de lo que pretende el Frente Popular con sus compinches independentistas y bilduetarras y no están dispuestos a dejarse llevar, otra vez a lo de la otra vez (y no digo nada porque todo está muy clarito).
                Que ayer los españolitos se acostaron como "ciudadanos-centristas-riveristas-casaditas-viva las caenas" seguidores sumisos a  las mentiras del Frente Popular del Sánchez y hoy se han levantado bien despiertos como ESPAÑOLES y con la maquinita de la verdad en las manos y dispuestos a formar el Frente español...que lo que quieren es la Unidad de España, libertad, democracia, esta monarquía, paz y trabajo.
            Por tanto ¡se acabó el Centrismo ideado, curiosamente, por el comunismo moscovita!. Ahora lo que toca es hacer frente a los que quieren, o quieran, deshacer la vieja España.
            Y ese es el problema de Casado, que sigue sin ver que los españolitos han despertado, y ese es el éxito de Doña Isabel, que lo vio y lo sigue viendo, como lo está recalcando estos días (ya sólo le falta decir lo de Churchill: donde yo esté no habrá comunismo).
               Así que ahora mismo hay dos PP y dos líderes.
               Y eso tiene una sencilla  solución: celebrar unas PRIMARIAS URGENTES y que sean las bases las que decidan...¿No llegó así al poder el propio Casado teniendo en frente a la entonces poderosa Soraya Vicepresidenta?.
              Yo, que estuve al lado de Fraga en la fundación del PP  (ap), intuyo que esas primarias las ganaría de calle ahora mismo la Ayuso (con cariño) y por eso no las querrá ni ver ni oir Don Casado... eso sí, también "veo" que la presencia de Casado en las urnas, cuando sea, sería el "sorpaso" de VOX. Los españolitos ya no se fían del barbitas y allí donde aparezca los votos se irán para el Abascal . PRIMARIAS, YA.