Veo con estupor la actual campaña de las televisiones, radios y demás medios de comunicación pagadas por el gobierno social-comunista y, que está orientada a seguir los designios de los gerifaltes globalistas.

Me llaman y me comentan que ponga la "SECTA", pues en el programa del viernes tarde están otra vez a vueltas con el tema de las vacunas. Me pongo a ello y veo primero al "vacunologo" de guardia, ese tipo que para medrar en su trabajo, desde simple médico adjunto, es capaz de entrar en este juego, pienso que aspira a más altos cargos, y por supuesto a las soldadas que aquello conlleva. Está como siempre, opinando de todo, menos de lo que ejerce, médico de urgencias, que por si no lo saben no es una especialidad catalogada como tal, sino un puesto de trabajo en el organigrama de un hospital, que suele ser ocupado por los menos de entre los menos, es decir, que no verán en la puerta de urgencias de ningún hospital al número uno de la correspondiente promoción académica.

El "urgenciologo", que se ha labrado un porvenir en la SECTA, en TELECUATREROS , o en TELECIRCO, nos echa ya directamente la bronca, y nos dice que debemos hacer en su innata sapiencia, que entiendo no es tanta, porque si lo fuese sería Jefe de algo en una "Clínica Famosa" y no adjunto en la trinchera de un campo de batalla. Este individuo, que incluso se permitió aparecer en un programa televisivo, con el rótulo de vulcanólogo, y hablando de ese tema sobre el volcán de La Palma, entra a saco contra Ayuso y compañía por no seguir las directrices sanchistas. Lo cual no es demérito de Ayuso, que tiene varios, sino que simplemente sigue las directrices europeas, que aprobadas por votación mayoritaria, dejan la responsabilidad de vacunarse al ciudadano que ejerce así su derecho y libertad.

Como no es suficiente, tienen que "acojonar" al personal, con la interpretación de lo que pasa en Austria, país que aunque sea centro europeo, es el lugar de nacimiento de Adolfo Hitler y eso imprime carácter. Parece ser, según nos cuentan, la y él, presentadores, que en Austria van a confinar en sus domicilios a los que no estén vacunados con el producto experimental que altera nuestro ARN y nuestro ADN, por malos y por peligrosos. Yo personalmente estoy al cabo de esa noticia, pero en origen, y al igual que con otras que nos transmite la "SECTA", creo que el tipo que traduce las noticias conoce el idioma alemán de aquella manera.

Lo cierto es que noticias de intenciones de determinados tipos, como Sánchez; estos las convierten en palabra de DIOS, y nada más lejos de la realidad. Lo que pasa es que los 700 millones de Euros de la farmacéutica Pfizer, el año pasado, a los colegios de médicos de Europa, mas los de Janssen, mas los Astra Zeneca, más....; suelen surtir efecto. Y rápidamente hay gente que se pone en marcha, más que nada porque los dueños de esas farmacéuticas, son los mismos de forma entrecruzada, y de paso, de la mayoría de los accionariados de las grandes multinacionales de la información. A mi me gustaría saber que hablan de Joseph Goebbels esta gente, porque me da la impresión que le dejaron en mantillas hace muchísimo tiempo.

El Consejo de Europa y el Parlamento Europeo hablaron claramente de que vacunarse es voluntario, pues estamos en un estado de derecho. Pero Sánchez sus 23+1 ministros (un tal Casado creo), votaron y decidieron comprar 92 millones de dosis de vacunas en mayo (según el BOE), supongo que para ponérnoslas, una cantidad vergonzosa de dinero y otra cantidad vergonzosa de dinero bajo cuerda, para que nos vacunemos de tercera y cuarta vez en España. Y claro, hay que ponerlas. Si la gente no quiere, pues se les acojona con encerrarlos y punto.

Hay un problema. Que estos indocumentados no quieren darse cuenta de que toda la gente no es tonta y, a pesar de su propaganda, sabemos que tres de cada cuatro ingresados en los hospitales están vacunados, o sea que la vacuna no sirve, entre otras cosas porque no es una vacuna. Según la RAE esto es lo que hay: Preparado de antígenos que, aplicado a un organismo, provoca en él una respuesta de defensa. Pero lo que pretenden ponernos es un medicamento transgénico, que incumple la normativa vigente sobre vacunas. Lo cual a ellos les da igual, ellos no cumplen las normas y encima presumen de ello.

Decía cierto locutor independiente, pero de verdad, esta mañana en una emisora de radio nacional: ¡que si esta gente no se da cuenta de que algún día dejara de chupar del bote y mandar y volverán a la vida diaria! Porque está claro que no van a poder volver a pisar la calle. Hay personas que han perdido a miembros de su familia. Personas que han perdido su trabajo o su negocio. Personas que están arruinadas. En fin, que nos han hecho polvo nuestras vidas a mí mismo y a muchos.

¿Que se piensan?, que todo va a ser como el otro día cuando la ministra de Hacienda va y en plan chulo dice que ella arregla el lunes lo de los impuestos de transmisión de vivienda y la aplauden. No, a ella la aplaudieron miembros del partido que chupan del bote. Pero los que pagamos impuestos. A los que nos sangran, no se nos va a olvidar lo que ha hecho esa señora. Como tampoco se les va a olvidar a los que tienen algo pendiente a cuenta de lo que están abusando de su cargo y destruyendo vidas.

Y perdonen el cabreo, ¡pero ya está bien!