La carrera por la Casa Blanca ha arrancado de forma oficial con ventaja de Biden sobre Trump, sin embargo casi todos los presidentes que buscaron la reelección lograron ganar y solo diez fueron derrotados. Desde 1900 cuatro presidentes republicanos fueron reelegidos para un nuevo mandato. ¿Qué nos dice la historia? Pues que la mayoría repite, que los presidentes siempre son los favoritos y que si Biden vence a Trump sería a sus 77 años el presidente con más edad en llegar a la presidencia. También el registro histórico del mercado de valores señala que cuando las acciones suben en los tres meses anteriores a una elección presidencial, el partido en el poder casi siempre gana. Ni un solo índice bursátil está en negativo en agosto.

“Estamos teniendo récord en crecimiento laboral y un auge en el mercado de valores”, ha escrito Trump esta última semana en su cuenta de Twitter. Sin embargo, la pandemia del coronavirus, con una crisis sanitaria y económica histórica, y las manifestaciones contra el racismo han puesto a Trump contra las cuerdas y convierte la cita con las urnas en una controvertida y apretada contienda. Si Trump (republicano) es considerado ya por sus coetáneos como el peor presidente de la historia de Estados Unidos, Roosevelt (demócrata) es valorado como el mejor, ocupó el cargo durante 12 años (1932-1944). Su gestión estuvo vinculada a la recuperación económica tras la Gran Depresión y a la participación del país en la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos decidirá en las urnas el 3 de noviembre quién será su presidente. Pero ¿qué presidentes perdieron un segundo mandato? Desde Thomas Jefferson hasta Franklin Roosevelt encontramos a: John Adams (1801), John Quincy Adams (1829), Martin Van Buren (1841), Grover Cleveland (1889), Benjamin Harrison (1893), William Howard Taft (1913) y Herbert Hoover (1933). Después solo tres presidentes fracasaron a la hora de buscar la reelección: el republicano Gerald Ford en 1976, el demócrata Jimmy Carter en 1980 y el republicano George H.W. Bush, que fue el último presidente en no ser reelegido, al ser derrotado por el demócrata Bill Clinton en las elecciones de 1992.

¿Permanecerá Donald Trump cuatro años más? El último en aportar su veredicto ha sido Allan Lichtman, profesor e historiador con récord de aciertos al seleccionar a los candidatos que después han sido los futuros presidentes de Estados Unidos. Afirmó recientemente que el demócrata Joe Biden sería el nuevo mandatario del país, derrotando en las próximas elecciones de noviembre a Donald Trump. Este reconocido historiador lleva desde 1984 vaticinando el resultado de todos los comicios presidenciales y ha acertado siempre. No hay constancia de que se haya equivocado alguna vez, incluso pronosticó que el ganador en 2016 sería Donald Trump.

También el informe de Oxford Economics es contundente en este sentido, prevé que Donald Trump sufrirá una derrota histórica por culpa de la crisis del coronavirus. Este modelo matemático ha sido muy efectivo con todos los resultados de los comicios presidenciales de EE.UU. desde 1948, excepto en dos ocasiones. Además, señala que Trump perderá por mayoría absoluta y siete estados cambiarían el color de su voto, con un resultado de 328 a 210 a favor de los demócratas. Pero, tal como afirma Greg Valliere, estratega jefe de política estadounidense de AGF Investments, los modelos tradicionales funcionan en tiempos normales y estas son las elecciones de la pandemia.

Si Biden ha logrado un golpe de efecto con el fichaje de Kamala Harris para ser la vicepresidenta, la primera vez en la historia que una mujer afroamericana aspira a este cargo, Trump pretende que una vacuna contra el coronavirus sea su sorpresa de octubre y le ayude en su campaña de reelección a la presidencia. El presidente estadounidense quiere tener disponible la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que se encuentra todavía en fase de pruebas y podría empezar a distribuirse a partir del 3 de noviembre. España, junto con otros Estados miembros de la Unión Europea, se ha sumado a la compra de esta vacuna.

La popularidad de Trump no está en sus mejores momentos. Las criticas llegan ahora de su propia familia, unos audios de su hermana en los que le llamaba "cruel y mentiroso" han ensombrecido el inicio de la convención republicana. También se han publicado unas polémicas memorias de su sobrina donde destapa secretos familiares. Y hasta en las propias filas republicanas tienen previsto votar a Biden para que el presidente no siga en la Casa Blanca. Desde Mitt Romney, candidato presidencial en 2012, que perdió ante Barack Obama y actual senador por Utah, hasta el expresidente George W. Bush.

Por último, también ha opinado sobre las elecciones presidenciales el controvertido magnate George Soros, en campaña constante contra Donald Trump. Ha anunciado en una entrevista que el mandatario pronto desaparecerá de la escena política, “el fenómeno Trump acabará en 2020, ya que por cada uno de sus seguidores hay más de un opositor dispuesto a lo que sea con tal de borrarlo del mapa”. Pero todavía no lo da por hecho, debido a que considera que Trump es muy peligroso y que hará cualquier cosa para mantenerse en el poder. Quizá porque cree que es el tipo de hombre, tal como dijo Sun Tzu en El arte de la guerra”, que primero gana la partida y luego la juega.