Fue un partido loco. Y no solo por el resultado, que ya de por sí es una locura. Pero la realidad está muy lejos de lo que muestra el 10-2 conseguido por el Real Madrid frente a un Rayo que, a pesar de lo que dice el marcador, tuvo motivos para salir con la cabeza bien alta del Santiago Bernabéu. Porque, aunque no lo parezca, los vallecanos dominaron el encuentro durante 20’, hasta que el colegiado Iglesias Villanueva decidió llevar el reglamento hasta el extremo para expulsar a dos jugadores visitantes: Tito en el 13’ y Baena en el 28’. Hasta ese momento, los seguidores blancos no hicieron más que silbar a sus jugadores. Conforme iba llegando la sangría de goles locales, se mostró frío con el resultado. El Bernabéu no quiere que su equipo gane así.

 

Bale hizo cuatro goles (en el 25’, el 42’, el 61’ y el 70’), Benzema volvió a demostrar al feudo blanco su valía con un triplete (en el 48’, el 79’ y el 90’), Cristiano marcó dos tantos (en el 29’ de penalti y en el 54’) y Danilo consiguió el primero de la tarde en el 3’. Amaya consiguió el gol inaugural para el Rayo en el 10’ aprovechando la mala posición de Keylor en la portería y Jozabed hizo el segundo en el 12’, poniendo a su equipo por encima en el marcador. Pero Iglesias Villanueva desbarató el partido y a partir de aquí los goles de los chicos de Rafa Benítez comenzaron a llegar a pares. Pero el Bernabéu no estaba orgulloso de cómo estaba ganando el Real Madrid. Tampoco los jugadores, que estuvieron comedidos en sus celebraciones.

 

Actuaciones arbitrales aparte, el Real Madrid ha conseguido así su tercera máxima goleada de Liga en su historia. De hecho, desde 1960 no conseguía marcar diez goles en esta competición. Pero es verdad que tampoco debería presumir de ella. Porque la actuación de Iglesias Villanueva tampoco favoreció a los blancos, dejando entrever en los primeros minutos del partido que al equipo le queda mucho para contentar a los suyos con buen juego y actuaciones magistrales. Ésta no lo fue. A pesar de que ya ha recortado distancias con los dos de más arriba, el Atlético y el Barça, de los que está a dos puntos. Teniendo en cuenta que el líder tiene un partido menos.