El gallo Kiriko iba a la boda de su tío Perico: Si pico me embarro el pico, y si no me muero de hambre. Con que fue y picó. Y eso fue lo que hizo este pollo (así llamado) que puede aportar pruebas en la Audiencia Nacional los próximos días. Se ha comprometido a presentar documentación. El exjefe de los Servicios de Inteligencia venezolanos, Hugo Carvajal, señala al ex vicepresidente del Gobierno y ex líder de Podemos, Pablo Iglesias, y se ha comprometido a aportar pruebas y documentación sobre presuntas irregularidades cometidas por el partido podemita.

Carvajal prestó declaración durante hora y media ante el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón. La comparecencia se ha celebrado a petición del propio Pollo Carvajal para evitar su extradición a EEUU.

Fuentes jurídicas aseguran que la declaración de Carvajal ha sido "muy interesante" y podrían producirse novedades muy pronto. Mientras tanto, según dichas fuentes, el magistrado instructor habría declarado el "secreto" de las actuaciones tras la nueva información aportada. El ex jefe de Inteligencia de Hugo Chávez habría mostrado además su intención de ampliar la información sobre las presuntas irregularidades de Podemos.

Si el Pollo Carvajal cumple con su compromiso, el magistrado García Castellón podría entonces reabrir las diligencias archivadas en el año 2016 en su Juzgado sobre la presunta financiación ilegal de Podemos. Para ello, Carvajal deberá aportar datos concretos y documentos que permitan reabrir diligencias.

Hugo Carvajal ya amenazó con tirar de la manta, si finalmente era extraditado a Estados Unidos. "Si caigo, no caeré solo. Caerán varios países -dijo-. Con la gasolina que hay en España, si soy extraditado tiraré una cerilla desde mi avión para que arda". Estas afirmaciones textuales las trasladó Carvajal a su entorno.

Carvajal se habría dedicado estos dos años que ha estado "desaparecido" a recopilar numerosa información sensible, que afecta al Gobierno actual y a altísimos cargos de otros gobiernos socialistas del pasado. "Se ha cobrado antiguos favores para conseguir información", apuntaban. En este sentido, dejaba claro que no dudará en utilizar esa información que salpica a dirigentes socialistas y de Podemos si finalmente es entregado a las autoridades norteamericanas. 

En EEUU, le reclaman por lo que el gobierno español, debe enviárselo a Joe Biden, que Pedro Sánchez quiere conquistar ya que hasta ahora anduvo detrás de él como un perrito sin que le hiciera el menor caso. El gallo o pollo, se presentó solo ante la justicia española nada más que se olió que lo reclamaban allí, para evitarlo. Pero corre el peligro que si lo envían para allá aquí no vaya a cantar nada de lo que afecta aquí, con lo cual no conoceremos mejor la mafia criminal que ya tenemos. Todo apunta a que les va a delatar. Pero el trato que hace con el juez, nadie lo sabe, acerca de que si canta no lo echan para allá, cuando se juega tanto. Aquí no le pasará nada, dado como funciona esto, y si lo cogen allí, en América del Norte, todo le cambiará.

Y la pregunta de examen es saber por qué se vino para acá. Pues parece ser que rompió con Maduro cuando se negó a recibir ayuda humanitaria de EEUU, aquella vez que recordamos cortaron el paso a los camiones. Y bien sabemos que con los dictadores, o a favor, o en contra, en cuyo caso ya puedes preparar los bártulos, que fue lo que hizo.

La deportación a los Estado Unidos fue cortada por el juez al ver que en España había mucha materia punitiva que había que investigar. Y así está en prisión provisional en la cárcel madrileña de Extremera, en espera de aportar pruebas y bajo secreto del sumario.

En el año 2019, tras su primera detención, Hugo Carvajal mostró su disposición de desvelar información relevante sobre terrorismo internacional. Concretamente, la relación entre la narcoguerrilla colombiana de las FARC y la banda terrorista ETA. También sobre los vínculos del régimen de Nicolás Maduro y el grupo terrorista libanés Hezbolá. Estos hechos que muestran la conexión de ETA con las FARC, fueron investigados en una pieza separada y finalmente se archivaron provisionalmente porque Carvajal decidió no declarar. 

En este juego del ratón con el gato, aunque sea un pollo, hasta la fecha, ha recurrido el rechazo a su petición de asilo formulada ante el Ministerio del Interior de Fernando Grande-Marlaska. Además, Carvajal no podría ser extraditado a Estados Unidos hasta que se cierre la investigación abierta este lunes tras su declaración ante el magistrado García Castellón.

Por su parte, la Sección Quinta de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado la medida cautelarísima solicitada el pasado día 16 por Carvajal para que se suspendiese la ejecutividad del acuerdo del Consejo de Ministros, de 3 de marzo de 2020, por el que se acordó su entrega a las autoridades de Estados Unidos. El tribunal indica que "nada hay" en el escrito de petición que permita concluir la concurrencia de circunstancias de especial urgencia que requiere una petición de medida cautelarísima y tampoco se alegan nuevos argumentos respecto a los planteados en una petición de suspensión cautelar formulada en 2020 que ya fue rechazada por la Sala en mayo de ese año. 

Cuando la política se mezcla con la justicia o la primera somete a la segunda, ya sabemos cómo acaba todo, de lo que se dice que el que hace la ley hace la trampa. Esperemos que este caso sea una excepción. Pues la esperanza es lo último que se pierde.