Pensaba en disfrutar de un asueto en cuestiones de política para tratar temas más amables y personales, pero la fúnebre realidad me ha obligado a retomar esta temática en tan sólo siete días.
 
La zafiedad de los malgobernantes que rigen los destinos de ESPENA (término acuñado por ese lúcido compañero de medio César Bakken) me obliga a interrumpir ese "autoretiro político" para abordar cuestiones gravisimas. 
 
Las corrompidas, hasta el mismísimo tuétano, élites políticas e institucionales no mueven ni un músculo ante la dantesca situación de degradación del país. Callan como putas (con perdón de las profesionales) ante las felonias y traiciones de esta pandilla de saqueadores liberticidas del malgobierno. 
 
¡Que no esperen que los españoles se "partan el culo" para luego fagocitar sus sacrificios y seguir disfrutando de sus malganados privilegios! 
 
Los emasculados, física y mentalmente, dirigentes del PP siguen tocando la lira mientras Madrid arde. ¿En que hostias están pensando con tanto acatamiento y no salirse de la linde? Esto del Estado de Alarma es una imposición dictatorial en toda regla por parte de esos zombis desquiciados del malgobierno. Ese rastrero, mentiroso, fatuo, hipócrita, felon y traidor (y son calificativos) que se autoproclama Presidente del Gobierno de España es un fantoche que sin su cohorte pretoriana de lamelibranquios y el respaldo represivo de las fuerzas de seguridad de Estado (que estan dilapidando a pasos agigantados, con su silente sumisión, cualquier consideración por parte de los sufridos contribuyentes), no merece otra medicina que la que aplica con infame saña contra la castiza, y demasiado paciente, población madrileña. 
 
Pero vayamos por partes: primera parte, "El caballo de...Génova". No, estimados lectores, no me equivocado al escribir aunque el fin sea el mismo que el de Troya. El PP forma junto al PSOE ese contubernio del mal que ha destruido Espena en los últimos 40 años. Son como los matrimonios mal avenidos, que por la noche se van a retozar a la cama bien juntitos. Hacen como que riñen y se pelean continuamente, pero, a la hora de la verdad, si ha habido un cómplice de lujo a las políticas socialpodemitas y separatistas, ese ha sido el PP. Ahora están en modo electoral esperando heredar, cuando la realidad social y de los acontecimientos les han desbordado por su pusilánime actitud. Decía Groucho Marx aquello de "es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar definitivamente todas las dudas". Más le valdría a ese tiparraco lanzaolivas haber mantenido esa silente muestra de habilidad, porque los rebuznos que esboza a diario no dejan lugar a dudas de su naturaleza intelectual y política. Su amo "el presidente Casado" no le va a la zaga (todo lo malo se pega), y hasta Ayuso esa paladín madrileña, a la hora de la verdad, se ha "acojonado" (valgame cierta liberalidad literaria) ante el atropello dictatorial de la sanguijuela monclovita y sus secuaces. 
 
Decía un general estadounidense de otro general aliado durante la II Guerra Mundial "es un estúpido, quiere que la realidad se adapte a sus planes cuando lo que hay que hacer es adaptar los planes a la realidad", Ayuso no ha sabido responder al órdago "alarmista" del dictador, se ha acomplejado y sólo ha contemplado recursos judiciales, que ante el sodomizado poder judicial valen lo mismo que nada, chalaneo democrático y diálogo institucional. Si hubiese sido valiente hubiera comunicado la convocatoria inmediata de elecciones y que la orden dictatorial de confinamienlo la utilice el malpresidente de enema (seguro que así se le aclara algo su perturbada y desquiciada mente).
 
Segunda parte: los ex-presidentes. ¿Es que estos tíos no cobran del erario público? Pues que cierren esa bocaza. Les ponen un micro delante, como si fuesen alguien, y ya están viniendose arriba y hablar de lo divino y lo humano. Con el barro que tienen en las botas y no tienen el más mínimo concepto del decoro y la prudencia. Podría exponer las mil gansadas y majaderias de estos tiparracos pero me estoy alargando mucho y tengo que abreviar, porque como decía mi paisano Baltasar Gracian "lo bueno si breve dos veces bueno", así que me limitaré a comentar ese eructo bucal del ex-presidente Aznar sobre la moción de VOX, diciendo que el votaría que NO. ¡Notable empanada mental!, ¡hay que salvar a su criatura! ¡todo debe pasar por el PP!, ¡hay que votar al PP!, ¡no hay vida fuera del PP!. Lo penoso es que sus hijos putatitivos (el padre real es Satanás) vomitan las mismas sandeces. Por su falaz y simplista argumentario le diagnóstico a Aznar, y a sus acólitos, el mismo tratamiento quirúrgico que al malpresidente con su orden dictatorial. Y al PP que lo vote su puñetera madre (me refiero, por supuesto, a la "madre política" del PP -que no se quien hostias puede ser-, las Madres de sus melifluos y acomplejados líderes, así como las de sus abnegados y sumisos votantes merecen todo mi respeto y consideración)
 
Tercera parte: la jefatura del estado. En esta cuestión hay dos aspectos: el primero es que tal vez el discurso del 1-O fue un acto de valor ante la mediocridad reinante, pero los retos que se le están planteando a Felipe VI no le permiten tregua alguna, ni condescendencia respecto de las cosas positivas que haya podido realizar. Su pasividad actual jamás saciara los instintos socialpodemitas y separatistas de derrocarle y para los que aún podamos valorar su figura institucional la hunde en la miseria, porque si él no levanta la voz, los demás no tenemos que hacer más que él para que siga disfrutando de su posición. Además si sus valedores son esas sabandijas viscosas de los ex-presidentes González y Rajoy puede darse literalmente por "jodido". Por cierto ¡que no espere al discurso de Navidad, porque los plazos y las urgencias son otras! 
 
Cuarta parte: Vox. A Vox le pasa un poco como al PP, los acontecimientos le han roto sus planes y no sabe, de momento, adaptarse a la realidad. Estaban esperando la moción y resulta que está orden dictatorial los ha desencajado. Ya les auguro que repetir la manifestación motorizada, festivalera, respetuosa y colorista de hace unos meses, por mucho que la otra fuera un éxito, no deja de ser como ponerle el termómetro a alguien que se está desangrando, a lo bestia, por la arteria femoral. Si no readaptan (y a toda hostia) sus estrategias a esa realidad social que dicen conocer y defender, y a las calculadas, espurias y malintencionadas decisiones del malgobierno van a perder su principal activo su conexión con los contribuyentes. 
 
Aquí sólo cabe hacer las cosas a mala cara y peor sangre. Las respuestas deben ser, como mínimo, proporcionales a las agresiones sectarias y liberticidas de estos sacamantecas,  y todo lo demás es palabrería y postureo. 
 
En la piel de toro a los bordes supremacistas y socialpodemitas todo les vale. Pero para controlar, dictatorialmente, a los sufridos madrileños asignan a 7.000 policías por orden del maricon de Marlaska, mientras que en Cataluña ponen a dos policías y medio para que consientan pasiva y vergonzosamente (por las órdenes de sus traidores superiores) todas las algaradas de las hordas alineadas de malnacidos separatistas. Y que decir de los privilegios policiales que gozan todas las "manifas" socialpodemitas y sus infames coacciones, y agresiones, ante cualquier disidencia o disidente. En Derecho, uno de sus principios fundamentales es la "igualdad de armas" entre las partes. Que tomen buena cuenta en VOX, el único partido de derechas, y derechos, del panorama parlamentario español (para cuando tenga capacidad real de tomar decisiones), y no ofrezcan la más mínima consideración hacia el resto de formaciones políticas que sólo se han dedicado a saquear, instaurar (por activa o pasiva) una vomitiva agenda globalista y de ingeniería social, y socavar todas las leyes y las instituciones que se les han puesto en las narices. 
 
Espena es un cadáver insepulto agusanado hasta en lo más íntimo. No caben ya cálculos posibilistas ni medias tintas. Enfrentar a un malgobierno criminal (sanitaria, económica y socialmente) que tan sólo ha traído muerte, ruina y desolación e incumplir unas normas corrompidas, y prostituidas, hasta la saciedad por toda esta patulea de socialpodemitas, populares y separatistas se ha convertido en un deber contribuyente. Yo si fuera el Rey mandaba a la Princesa de Asturias con su abuela a Grecia y me atrincheraba en el palacio de la Zarzuela con la Guardia Real ¡a ver si tenían hígados estos cobardes manirrotos del malgobierno! 
 
Y, si no es el rey quien manifiesta ese coraje en momento tan crítico, y comprometido, para el país, hará falta un 'tyranos autokrator' biennacido que active las zaheridas fuerzas vivas del solar patrio (mientras todavía hay ocasión) 
 
Y, el resto del personal de bien ¡A las barricadas! 
 
P.D.: Que no se alteren por el título de mi Carta los amables lectores de este gran medio de comunicación, ni tampoco los enemigos, porque tanto su titulo como su contenido es un cuento infantil para niños de pecho comparado con lo que estarían escribiendo estos sátrapas de alcantarilla que nos malgobiernan y sus sicarios mediáticos si estas medidas dictatoriales las hubiera estado tomando VOX.
 
Ya les anticipo que habrá unas barricadas que no se consentirán (salvo fuerza mayor), aquellas que pudieran interponerse entre las guaridas de estas alimañas socialpodemitas y separatistas y el aeropuerto de Barajas o de Torrejon de Ardoz.