El eje de mi último artículo era una sucinta descripción sobre destrucción de la civilización occidental y la imposición del sistema comunista chino a nivel mundial. Todo dirigido por los magnates público-privados del Foro Económico Mundial, liderados por China.

Finalizaba aquel artículo diciendo: “El Evento 2021 o Cyber Polygon 2021 se llevará acabo el 9 de julio de 2021 y forma parte de la Agenda 2030. Siguiendo lo sucedido con el Evento 201 y la plandemia desatada un mes después, no es aventurado prepararnos para lo que pueda pasar. Estimado lector, almacene comida y agua potable, por si acaso. A esta gentuza totalitaria hay que tomarla muy en serio”.

Descendiendo al caso de España. Nuestra Patria es una pieza más del Gran Tablero Mundial (Brzezinski) y quedará engullida por la vorágine del Gran Reseteo. Es decir, destruida y convertida en una de tantas corporaciones publico-privadas en que ya se está organizando el Nuevo Orden Mundial (NOM) dirigido por la masonería a las órdenes de la sinagoga de satanás, y que ya ha nacido en China.

Es decir, España ya está siendo destruida. Puede que conserve el nombre, pero nuestra nación como tal está dejando de existir. El golpe definitivo llegará con el Gran Reseteo. Entonces España será una corporación más de las tantas en que se distribuirá el Nuevo Orden Mundial.

Entre tanto tenemos a los independentistas en Cataluña -y los vascos esperando ver qué pasa- que preparan una nueva edición del 1O 2017. El acuerdo ERC, CxCAC y CUP junto con la "Iniciativa Popular pro Independencia" como base para una “Ley de Independencia” -tal como pretende la Asamblea Nacional Catalana (ANC)- es más grave que el 1O. Aunque las disensiones internas dentro del independentismo son múltiples, ahora han aprendido de los errores del 1O y todos saben que no pueden volver a repetir aquella situación sin ir, esta vez, hasta el final.

La Generalidad, sigue en rebeldía, y dispone de 17.000 hombres armados. Pero es que también, tal como recogieron en su momento diversidad de medios de comunicación, algunos mossos de la UCRO entrenaron (desde 2012) a grupos de civiles independentistas en lugares como una nave del polígono industrial del Besós, calle Caracas 11. Además, según la agenda incautada a Víctor Terradellas (presidente de Catmon), se pretendía reforzar este ejército catalán con mercenarios de EEUU, concretamente de la empresa militar Dyncorp. Y con la Operación Volhov de la Guardia Civil, parece ser que se habrían ofrecido mercenarios rusos.

A ello hay que añadir la compra de armas de guerra de la Generalidad desde, por lo menos, 2014. Algunas de estos intentos de compra fueron detectados por la guardia civil y los alijos fueron capturados (como las compras de noviembre y diciembre de 2016 y mayo de 2017).

Y ¿quién está detrás del llamado “Procès”? Según diversos medios de comunicación y otros estudiosos del tema, como Juan Antonio de Castro, el magnate G. Soros aportó financiación al “proceso” de diversas formas, como la Open Society y sus relaciones con el Independent Diplomat Inc. Al tiempo, el Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña apoyaba al independentismo desde la sede de la ONU en Ginebra (y con presencia de Carles Puigdemont, marzo 2018). Y resulta que Soros es una de las cabezas visibles de la imposición de la Agenda 2030 y que la Generalidad tiene formada la Alianza Catalunya 2030, para alcanzar los objetivos de la Agenda circunscribiendo el “procés” dentro de tal Agenda. En su discurso de investidura Pere Aragonés fue contundente: "Quiero ser el presidente de la Generalitat para hacer posible culminar la independencia de Cataluña".

Llegados a este punto viene aquí la obligada referencia a los encargados de defender nuestra Patria, defender a España y a los Españoles. ¿Qué harán ante esta situación? Mucho me temo que No harán Nada, pero nada de nada ¿Por qué soy de esta opinión?

Así es como yo lo veo: unos no moverán un dedo porque están de acuerdo con el NOM y colaboran con el Gran Reseteo y la Agenda 2030, empezando por la cabeza, el Rey[1]. Podemos ver en múltiples ocasiones al Rey llevar en su solapa la chapita 2030 y hacer discursos y anuncios en favor de dicha Agenda. ¿Alguien puede dudar dónde y con quién está Felipe VI? Y, en séquito, va toda la oficialidad alta, media y baja. Otros -para mí- son cobardes y/o tibios porque prefieren callar. Se mantienen escondidos y a salvo utilizando como escusa “la obediencia debida”, la “neutralidad política” y otras muchas frases hechas.

Me parece perfecto eso de “la obediencia debida” y la “neutralidad política” en ciertos estamentos. Pero la defensa de la Patria y de la Constitución de 1978 -que da la actual forma política a España- es necesaria y obligada para ciertos estamentos, ya por escrito o hablado o por cualquier otro medio si la situación lo requiriese. Y esto no es “interés partidista o “romper con la obediencia debida” sino cumplir con la obligación y el deber y, además, conforme a dicha Constitución.

Pero claro, cualquier miembro en activo, de tales estamentos, que levantase la cabeza y la voz con dignidad y dijese aquello de que “el rey está desnudo”, para advertir de los peligros que acechan a nuestra Patria; se vería inmediatamente sometido a un proceso militar, degradado, relevado de su puesto, expulsado de tales estamentos. Y perdería su nómina, su pensión y posiblemente pudiese acabar con sus huesos en la cárcel. Y claro, ninguno de esos altos oficiales quiere acabar en esa situación. Sin embargo, se llenan la boca del “Todo por la Patria”. Pero viendo a la patria en peligro nadie de ellos quiere arriesgar nada. Por eso lo mejor es callar y esperar a la jubilación para entonces decir: “españoles, la patria está en peligro”.

Porque una vez ya jubilados, esos mismos grandes oficiales con todas sus medallas en las solapas de sus guerreras, sí que escriben cartas lloriqueando porque “la Patria está en peligro”. Si ya lo veían cuando en activo estaban ¿por qué no decían nada? A todos ellos se les puede aplicar aquella frase que Aisha Muhammad dijo a su hijo Boabdil: “llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”.

Hubo un tiempo en que los miembros de tales referidos estamentos tenían en su ser el alma de caballero español y católico. Porque decir español era decir católico. Y todo caballero español estaba dispuesto a lo que fuere por defender la Fe, la Patria y sus símbolos. Y aunque algunos llevasen vidas sórdidas tenían claro que esa era La Misión de su existir, y más les valía morir en la ignominia que vivir siendo infiel a La Misión. Tenían conciencia de ser caballeros católicos que debían defender y llevar a cualquier lugar y a cualquier precio los ideales de la Fe y de la Patria. Eran auténticos hombres de honor dispuestos a dar un paso al frente para hablar alto y claro o “salir en andanza”, aunque el precio a pagar fuese la propia vida. Y no lloriqueaban sino que animaban a precipitarse sobre los “sin Dios y sin Patria”, pero sin odiar.

Ahí tenemos a Antonio Rivera, el ángel del Alcázar. En aquella improvisada enfermería, al serle amputado el brazo repetía “disparad, disparad, pero no odiéis”; y animaba a rezar el Santo Rosario por todos los de ambos bandos.

Estos eran auténticos Hombres de Honor, realmente dispuestos a jugárselo todo -incluso la vida- por defender nuestra la Patria y la Religión. Desde luego, dudo mucho que ellos se hubiesen quedado callados ante la actual situación, ante la destrucción a la que nos están llevando los sátrapas del NOM y sus criados. ¿Recuerdan la “Ley Azaña”? Muchos no esperaron la jubilación para presentar protesta y fueron también muchos los que prefirieron abandonar el ejército y perderlo todo o pasar a reserva antes que caer en la ignominia. Otros, hablaron a boca y por escrito.

Me eduqué en esta Santa Tradición que se transmitió familiarmente a lo largo de generaciones de Hombres de Honor. Tal como decía mi bisabuelo Antonio Izquierdo, coronel de la Guardia Civil: defender la Patria, hacer Justicia y proclamar a Cristo es una y misma sola cosa, obligación de caballero español, y oraba:

“ten Señor siempre mi pecho

lleno de tu fe,

de tal suerte que no me asuste la muerte.

Venga cuando tu dispongas,

y siempre al morir me pongas

donde pueda amarte y verte”.

Por eso todo mi ser se estremece al ver como nuestra Patria es quebrada y sus símbolos vilipendiados y ultrajados. Y que esa Ley del 78 -que aunque no me gusta es la vigente- es letra impresa en papel mojado. Y que nos están llevando al desastre, y aún a la liquidación que preparada nos tiene la Sinagoga de Satanás por mano de sus criados. Y que nos conducen al abismo por medio de la Agenda 2030.

Vladimir y Estragón saben que sólo Godot tiene la solución, y saben también que la Ley del 78 proporciona herramientas suficientes para poner remedio a la demolición ya en marcha. ¿Alguien alzará la voz?

 

[1] Las actuales leyes dicen que Felipe VI es rey y por ello no puedo más que concederlo así, pero para mí, como Tradicionalista, mi único y verdadero rey es Don Sixto.