Mira, apreciado Álvaro, antier, imagino que como tú, leí la mierda “juntaletrada” de los infames e infectos espías españoles. ELISA,  la huelebregras del narcoCNI. Las armas del narcoCNI contra el "cibercrimen" tienen nombre de mujer. Te despollas con esta gentuza.

Ojo, estimado editor de ECDE, lo dicen los mayores criminales. Ciber y no ciber. Ellos que dicen luchar contra " fantasmales" amenazas devienen las mayores amenazas para una humanidad razonablemente libre. Se hallen El Moñas y Cum Fraude en el poder, siempre – siempre - al sumiso y cruel servicio de sus amos. Gobierne quien gobierne. Régimen franquista o narcorrégimen pedófilo del 78, son ladradores (y mordedores) perrazos de sus amos.

Acabar con los servicios secretos

Imprimo alguna de las 39 páginas y recojo las cacotas de mi vetusta chuchita. Para algo decoroso ha de servir este papel higiénico de los "criptólogos" del narcoceneí. Y lo que en alguna ocasión he repetido en estas páginas, lo vuelvo a reiterar. El mejor destino de los servicios secretos, su definitiva disolución. Interés nacional, un concepto aciago, ambiguo y falsario. En el libro Cisne, yo fui espía de Franco, Luis M. González-Mata proponía, ya en 1974, la desaparición de todos los servicios secretos, altamente dañinos. Para tus propios compatriotas, sobre todo.

Y poseyendo, además, la luminosa certidumbre de que el estado español se halla íntegramente arratonado por las redes dirigidas por el narcoCNI ( antes narcoCesid), que desde hace medio siglo no es más que una ramplona "franquicia" de la CIA y el Mossad. El peligro, amenaza y/o agresión para una vida justa, buena y razonable son, siempre, tan cristalino el hecho, los servicios secretos.

Servicios secretos, solo horror

Repasemos, rápidamente, muy brevemente, algunos estremecedores jalones. Repito, estas sí, genuinas amenazas a una vida libre y decente. Me ciño a nuestra patria, ignoro intencionadamente, para no cansar al lector de ECDE, las cuchipandas –tan sobreabundantes- allende de nuestras fronteras.

Archivo Jano. 23-F. Banda asesina GAL. Crimen de la etarra Lucía Urigoitia. Asesinato de Josu Muguruza. Asesinato del juez Roberto García Calvo. Espionaje masivo a ecologistas, insumisos, militares críticos, inmigrantes, políticos “malotes”. O a ciudadanos que pasaban por allí, sin más. "Suicidándoles", si llega el caso.

Cintas de Perote. Chantajistas espionajes a las élites. Informe Veritas. Informe Purificación. Operación Mengele, secuestrando a mendigos y yonquis, experimentando con ellos con drogas letales. Espionaje industrial, también masivo. Redes sistémica y sistemáticas de control, Echelon y Sitel mediante. Ahora, más perfeccionadas. Recientemente, para no aburrir más al lector, sus nebulosos “arreglitos” con Villarejo. Informaciones vaginales, éxito asegurado, of course.

Y, cómo no, continúan sin aclararse, espeluznante oscuridad, baladíes “asuntillos”. La colza ochentera. El abismal espanto de Alcacer. Las turbiedades de las narco-financiaciones de todas las instituciones del Estado. Nuestro punto de no retorno, el 11-M. España no está preparada para saber la verdad glosó Gómez Bermúdez, el juez poco justo que dictó la sentencia del 11 M. Nos tratan como siervos. Por supuesto que estamos preparados para saber la verdad. Nuestro derecho. Nuestro deber.

Informe Royuela

Según los documentos del denominado Expediente Royuela, brotaría un narcoCNI paralelo, trama PSOE-Masonería, cometiendo asesinatos a tutiplén. Crímenes por encargos. Y extorsionando por doquier. Y con su nutrida red de confites, chivatos, soplones. Muchos pagados directamente. Otros en especie. Drogas. O putas.  Y más allá.

Informe Royuela, eliminas a los "molestos" y, de paso, te lucras. Y el hontanar de donde sacar la rica pasta. Tramas magníficamente delineadas. Suculentas cuentas bancarias en Suiza, Andorra, Venezuela y tantísimos paraísos fiscales. Tráfico de drogas y redes de prostitución infantil, asuntos nucleares. Pactos secretos. Todos - todos, sobre todo los guardianes de los más oscuros secretos, la Mafia PP$OE- encubriendo las vergüenzas del "otro". Grabaciones de los hechos más inicuos, con niños por ejemplo, cometidos en grupo. Todos, burdos testaferros de poderes muy reales y muy invisibles, tapándose entre sí. Y todo excelentemente "lavado" a través  de un corrompidísimo sistema bancario. El narcoCNI, inmejorable guardés de los más tenebrosos arcanos.

Hostigando, amenazando

Los espías, todo lo tapan. La última, Gang Stalking, en español acoso organizado. El Gang Stalking, una sombría práctica ejecutada por servicios de inteligencia a "ciudadanos objetivo" (target), normalmente individuos denunciantes de crímenes gubernamentales, corporativos o militares. Tocapelotas, vamos.

Para estas operaciones los servicios secretos alistan a ingentes cantidades de civiles "colaboradores" por medio del soborno, el chantaje y el engaño. El individuo "apuntado" en esta lista negra padece las de Caín. Las clásicas putaditas, vamos. Allanamientos constantes de morada y coche. Campañas de rumores y bulos difamatorios contra su persona, dificultando o impidiendo su vida laboral. En román paladino, echar mierda. Montajes parapoliciales de "teatrillo callejero". Sabotajes continuos en su trabajo y hogar. Provocaciones disimuladas, o no tanto, que confirman todo lo anterior, con el fin de inducir una reacción violenta o inesperada de la persona brutalmente acosada.

Hostigando, amenazando, electrónicamente

Y tras el acoso organizado, el acoso electrónico. Las víctimas que denuncian este tipo de tecnologías al que están siendo sometidas son motejadas como locos y diagnosticadas con trastornos mentales o psicosis. Psiquiatrizar, vuestro triunfo. Memento Coro Cillán, la única juez noble tras la masacre del 11-M. Reitero, nuestro punto de no retorno.

Y, por supuesto, las funestas armas psicotrónicas. A través del uso de campos electromagnéticos, microondas, radiofrecuencia, energía dirigida, ultrasonidos o infrasonidos se puede alterar la normal marcha de nuestro cuerpo y mente. Robert Duncan, en su imprescindible libro La matrix descifrada, 2012, ya revelaba el desarrollo espectacular de las armas psicotrónicas, cuyo arranque dio comienzo en 1974. Pérfida tecnología militar, obvio. Y, obviamente, el narcoCNI no puede rechazar tan apetitosa arma contra los “enemigos”. Antiglobalistas, por ejemplo. Juas.

Odio cartaginés

Sabe el Dios en el que ni creo ni creo que crea, que ni odio ni odiaré. Pero siempre comprendí perfectamente a Aníbal Barca. Tras ser asesinado Asdrúbal, su amado padre, el retoño- año 221 a.C, 25 años - toma Sagunto. Desde ese momento, comienza la Segunda Guerra Púnica. Aníbal decide avanzar sobre Italia vadeando los Alpes con 60.000 hombres y 38 elefantes. Obtuvo victorias en Tesino y Trebia. Al siguiente año, poseía el control de la Italia Central. El odio, combustible de sus victorias. Finalmente, tras múltiples laureles, la falta de refuerzos y el aislamiento al que se vieron sometidos durante años, facilitó el contraataque romano.

En el año 202 a.C Aníbal perdió la batalla de Zama y tuvo que resignarse a firmar la paz con Roma. Aníbal llegó a Siria bajo el poder de Antíoco III. Más tarde, ante el avance romano, Aníbal se guareció en Bitinia. Pero el rey Prusias amenazó con entregarlo a los romanos. Y Aníbal en pleno invierno del 183 a.C decidió, lúcida y acertadamente, suicidarse, tomando un veneno. Concluir con esta perra vida, tan ingrata. En fin.