Leía el pasado martes una noticia sobre Leopoldo López en Libertad Digital (adjunto el enlace por si alguien la quiere leer de primera mano) 
 
 
Leopoldo López es un disidente venezolano represaliado por la dictadura de Maduro, que consiguió huir hace unos días de la embajada de España en Caracas donde se había refugiado desde hacía un año y pico. La cuestión es que ese martes, día 27, se había entrevistado, ni más ni menos, que con el carnuzo de Pedro "el MENTIROSO". Con mal pie ha entrado en España (menuda entrevista para "abrir boca") y, a tenor de sus declaraciones se ha puesto de manifiesto que todavía está padeciendo algunos efectos del síndrome de Estocolmo (sólo que cambiando de dictador), amén de estar pesisamente asesorado, e informado, de la realidad española y de quien es quien. ¡Con los socialpodemitas no se puede ir ni a heredar!
 
Antes de profundizar en las declaraciones del bisoño López es conveniente contextualizar la realidad basada en hechos, y no en las mentiras interesadas de los alacranes socialpodemitas. Ese mismo día, Lola "la fiscala" había emitido un informe solicitando que el Supremo dejase sobreseído el "Delcygate" (¿y quien manda en la Fiscalia? le repetía el fatuo Sánchez al periodista). Si ese, más que turbio, asunto en el cual Abalos llevo en brazos por toda la T-4 de Barajas a la sicaria de Maduro para que no pisara suelo comunitario, y en el que se debía tratar de dilucidar la incógnita sobre el devenir, y el contenido, de una gran cantidad de maletas, no progresa judicialmente que me cuenten en que está la PSOE sino en blanquear a esa dictadura criminal venezolana (a diario, los medios y las instituciones, lo hacen con la actualmente existente en España). 
 
Las felonias de Zapatero para blanquear a Maduro han sido nauseabundas y dilatadas en el tiempo, agravadas porque esa sabandija traidora de Rajoy lo mantuvo en el puesto de meretriz privilegiada (dicen que le han regalado una mina de oro en Venezuela como pago por sus "ser-vicios") con la dictadura venezolana, durante los siete añazos que se pegó sin hacer nada bueno. Ahora, el nuevo mamporrero socialista para estos menesteres, es un tal Yusep Burrel que ocupa el cargo de ministro de exteriores de la Unión Europea, organización a la que está dejando a la altura del betún por sus corruptelas y traiciones a la misma respecto de sus tejemanejes venezolanos ¿es que no tenían a nadie más indigno?, ¿y es Europa quien nos va a sacar del atolladero por la crisis del virus chino después de haber aceptado para un puesto tan relevante a este inútil sacamantecas? Tengo muy serias dudas. 
 
Pues bien, igual que un faquir se traga esos enormes sables, el inocente , rayando casi en la estupidez, de Leopoldo López, que de la política de su país sabrá la leche (no lo dudo), se ha tragado todas las descomunales mentiras que le ha dicho la garrapata monclovita, y que básicamente son tres :
 
1. Que considera a Maduro un dictador 
2. Que no reconocerán los resultados de las elecciones fraudulentas que prepara Maduro para diciembre. 
3. Que el gobierno de España siempre apoyará la celebración de unas elecciones libres en Venezuela (curioso compromiso cuando es incapaz de garantizarlas en su propio país, recuerden todo lo acontecido en las últimas gallegas y vascas). 
 
Seguro que ya están brindando con champán en Caracas, y partiéndose de risa (aunque oficialmente se hagan los ofendidos). Tienen comiendo de la mano a Sánchez "el MENTIROSO", como para parar cuenta de unas mentirijillas de nada. 
 
Intuyo que este hombre lo ha debido pasar mal, y su Familia también por la incertidumbre de su situación y el estar separados. También creo que le habrá costado llegar y habrá sufrido mucho por su cautiverio criminal, pero si quiere liderar la oposición venezolana en el exterior se tiene que espabilar a la velocidad de la luz y rodearse, y contactar, con personas honestas que si defiendan su causa. En caso contrario, le recomendaría irse con su Familia a un lugar tranquilo, que seguramente se lo merecen después de tantas penurias, y dejar las labores de resistencia contra el dictador Maduro a alguien infinitamente menos ingenuo. 
 
¡ABAJO LAS DICTADURAS SOCIALPODEMITAS! 
(la española y la venezolana)