En plena crisis sanitaria y económica, el consistorio de Miraflores de la Sierra ha decidido elevar sus retribuciones entre el 29% y el 55% el próximo año. Vox considera que es inadmisible por inmoral, cuando España sufre la peor situación económica y de salud de los últimos 80 años. Mientras muchos vecinos sobrellevan situaciones dramáticas, por despido o porque han tenido que cerrar sus empresas, es escandaloso que sus representantes se suban el sueldo una media del 39%, como se refleja en la siguiente tabla.

tabla

El gasto en las retribuciones aumenta desde 139.000€ hasta 193.546€, más de un 39%.

Las excusas esgrimidas por el regidor para justificarlo no son más que una copia manida de las que se han estado utilizando en otras instancias: hay más dedicación de la que esperaban, las retribuciones son más bajas que en algunas poblaciones del entorno -olvidan decir que más alta que en otros- e incluso por debajo de algunos trabajadores del  ayuntamiento, “a pesar de la gran responsabilidad que asumen alcalde y concejales”.

Vox Miraflores de la Sierra entiende que el servicio público debe ser vocacional, y si el alcalde y los concejales no pueden asumir ese sacrificio por el bien de los vecinos, deberían dimitir de sus cargos e invertir su valioso tiempo y capacidades en el mercado de trabajo para ser sustituidos por otras personas con auténtica vocación de servicio.