Virus sin aislar (siguiendo los funestas y discutibilísimas premisas de los protocolos de Koch), purificar y, posteriormente, sin secuenciar. Múltiples instituciones, de todo tipo y condición, incluido nuestro aciago gobierno español, más de lo mismo: NO han podido en ningún momento DEMOSTRAR CIENTÍFICAMENTE la existencia de este nuevo coronavirus que dicen que causa la fantasmática covid-19.

Repetimos, como las natillas, el virus no existe

Lo tantas veces dicho. La OMS, servil lacaya de Gates y FARMAFIA, admite que tampoco ellos tienen la secuenciación del virus Sars-Cov-2 y admite muy claramente que han aceptado en su lugar una secuencia virtual realizada por ordenador. En un documento del ¡¡¡ 8 de enero de 2021!!!, lo consabido, claves puntos 3.5 y 3.6: la secuenciación que se estaba utilizando se había hecho a través de un programa informático que, lógicamente, ofrece un resultado virtual, y NO REAL.

Todo el liberticidio del último año y medio, pretexto sanitario, tantas veces comentado. Basado en una simulación realizada por ordenador. Cervantinamente, fuese y no hubo nada. Pero nada de nada.

Explicaciones exotérica y esotérica

Entonces, doble y epistemológica y abisal exploración: uno, exotérica. Covid-19: Certificat Of Vaccination Identification by Artificial Intelligence (Certificado de identificación de "vacunación" mediante Inteligencia Artificial). Y dos, esotérica, la que mejor explica siempre todo: brujería y hechicería masónica. COVID invertido da DIVOC ―transcrito como דיבו en hebreo―: DIVOC, DIBOC, DIBBOUK.

Esta palabra significa posesión por un espíritu maligno ―la palabra se transcribe en inglés como dybbuk, siendo b y v representadas por el mismo carácter hebreo, Bet-ב―. Una humanidad casi completamente poseída, sin más. NI virus ni pollas en cebollas.

Ellos se ríen de ti, tú desobedece y descojónate de ellos

Cualquier falsa emergencia (vírica, climática, energética, digital...) les vale para practicar su magia negra, su satánica alquimia: transformar, despoblación mediante, a la presente y "sucia" humanidad" en otra diferente: áurea, pues. Dorada al masónico modo. Maquiavélica y sádica gentuza, sin más. En nuestro caso, solo dos nobles opciones: desobedecer y descojonarnos de sus putos rituales psicópatas. Y una tercera, tampoco estaría nada mal: leer, o releer, con detenimiento y provecho y ganancia el magistral libro de Timothy W. Hogan, Las claves del ritual masónico. En fin.

https://www.who.int/es/publications/i/item/WHO-2019-nCoV-genomic_sequencing-2021.1