En el frente de batalla -nada más salir de casa- nos encontramos al enemigo: socialistas, comunistas, supremacistas, terroristas, delincuentes y criminales, y todo lo peor; ya no se pudo atropar nada más malo. Están dispuestos a terminar su obra de liquidación de lo que queda de España, y así lo manifiestan, para mayor humillación y escarnio. Hasta hace poco campaban por sus respetos libremente, pero ya llegó VOX, para pararles los pies. Y se encontró con muchos más enemigos de los imaginados, hasta entre sus vecinos y allegados. Quieren hacer con esta formación lo mismo que con España.

Nos desayunamos hoy día 4, San Carlos Borromeo, con la extraña noticia: "Un diputado" amenaza a Ayuso: "Puede llevar el mismo camino que Álvarez de Toledo". Locos, en Génova se han vuelto completamente locos. El odio de Teodoro a Ayuso y la envidia de Casado amenazan con condenarnos a un sanchismo eterno."

Pablo Casado es un hombre mínimo, cobarde y perverso, dominado por el mal y las bajas pasiones. Lo que se dice un niñato mal enseñado y caprichoso. Se le vio bien el plumero el año pasado cuando la moción de censura al gobierno que nos sorprendió a todos; no quiso presentar ni solo ni acompañado con Abascal, la moción, y llegada ésta, empleó toda su energía en intentar destruir al que llamaba su hermano siamés: Santiago Abascal. 

Ahora cambió el objetivo de su enfermedad obsesiva: los celos. Ahora quiere ser Isabel Natividad García Ayuso, a la sazón su hija política, cuando él la fichó. Pero este drama tiene mucho que ver con las tragedias griegas que tanto se metían con las cosas de familia. Nadie con esa enfermedad de los celos es buena persona.

Un servidor siguió minuciosamente toda aquella moción de censura del 22 de octubre del pasado año, y no era capaz de creer lo que estaba viendo, ni cómo se le alegraba el cuerpo y frotaba las manos regocijándose, Pedro Sánchez, para el que Casado no tuvo ni una sola palabra. Cuando servidor pudo concebir y asimilar todo aquello, Pablo Casado murió definitivamente para él. Es un hombre nocivo para ejercer la política y no le llega a Santiago Abascal al que humilló, ni a la suela de los zapatos. Le humilló hasta decirle que pisaba la sangre de las víctimas. S. Abascal demostró su temple de santo, con su silencio, no le replicó nada al quedar anonadado y bloqueado como los demás. Después, tampoco. No era para menos conociendo la vida de persecución por ETA de Abascal, presidente del Partido de Ortega Lara, que es el mejor símbolo de la violencia etarra.

Nunca pensé que un palentino pudiera ser así. Su persona inunda de tristeza a todos los españoles de bien por el peligro a que pueda ser presidente. Seguiríamos casi como con Sánchez, así que para poca salud, mejor no tener nada. Su persona no concede ni un ápice de esperanza para nadie. Ignorarle no es ignorar el latrocinio sistemático de los "progresistas" y su reparto criminal de los presupuestos que hacen a uno santiguarse.  Su relación con todo esto es directa. Esperemos que no les den el dinero en Europa cuándo vean el reparto arbitrario entre ellos, socialistas y comunistas, separatistas y demás criminales y delincuentes. Con la marginación total de Madrid, por presidir esta comunidad, Díaz Ayuso, como si Casado no lo hiciera bastante... Sánchez la tiene enfilada.

Cuando toque las próximas elecciones generales las volverá a ganar el mismo psicópata que tenemos, o de lo contrario no habrá elecciones. Nunca las convocará para perderlas porque los socialistas que ya están en su salsa, son así, sólo respetan la ley si les conviene, si no pasan de ella y siguen a lo suyo, tal y como decía su maestro Francisco Largo Caballero. 

¿Alguien pensó que este terco y tóxico ganado que no quiere la libertad ni la democracia, ni respeta a nada ni a nadie, cuando coge el poder es para no soltarlo? Nos cuentan un cuento como cortina de humo para que no veamos ni pensemos en la realidad y de paso drogarnos. Es lo propio de los narco gobiernos, en los cuales ya está el gobierno español pringado. O si no que se lo pregunten a José Luis Ábalos, el de "la oscura doble vida", que de drogas y puticlubs entiende un montón. ¿Será lo de Delcy Rodríguez y las cuarenta maletas de Nicolás Maduro? Y que haya tantos tontos que ya no caben en la casa y aún no se enteran de nada...

Cuando la guerra estalla en casa ya no hay vuelta de hoja, el enemigo aprovechará para devorarnos al encontrarnos heridos, indefensos y sin capacidad de respuesta. Tener al enemigo en frente cada vez más crecido y enredarse en chorradas intestinas y niñerías para no ir a por el, ya lo dice todo. ¡Vaya disculpa! Para seguir igual bajo el dominio enemigo. Siempre temiéndole y dándole la razón que no tiene. Si Pablo Casado no controla al enemigo, ni a su partido, cómo va a controlar España? Con el enemigo se ha unido, al partido lo está dinamitando, y lo demás no le importa. ¡Fuera como candidato! Votarle a él será continuar con la desgracia que nos dejó Rajoy. Además no quiere hacerse cargo de los problemas y cenizas que le deje Sánchez, y su herencia envenenada. Será "El suspiro del moro". Llorará como una mujer lo que no supo defender como un hombre, cual le pasó al rey Boabdil.

El dominio del mal ya viene desde la transición. Desde que el indigno ZetaP dinamitó la gran obra de los españoles que fue la transición tan importante como la creación de la clase media que ya se encontró y también voló por los aires. Nadie le paró los pies al mal que es la izquierda ni le dijo nada y hasta Rajoy con mayoría parlamentaria absoluta, se bajó cobardemente los pantalones ante ella y siguió las directrices impuestas por su predecesor. 

Hoy sólo tenemos a VOX y sólo nos queda VOX porque todos, imbuidos por la mentira del mal, quieren eliminar esta formación constitucional y patriota, y con ella a la poca prensa marginada que les dice la verdad, y a lo poco que queda de justicia. La ola de la izquierda parece imparable y dispuesta a envolvernos y devorarnos. Pronto utilizarán la violencia que es su ley, la cárcel y la muerte. Y siguiendo su proceso golpista y revolucionario, conseguirán el gobierno totalitario y absoluto de pensamiento único por el que luchan: el comunismo, con otros nombres.

Como hay muchos ciegos voluntarios por la corrupción o comprados por ella, y otros tocando el violón, atemorizados por el miedo que no quieren ver nada, pero que se dejan llevar y encima les votan, pues casi nadie entiende el alcance y grado de maldad de la izquierda. Esto no es una alucinación sino una realidad. El mal está en el poder y es el poder, y las consecuencias las vemos meridianamente.

Esta situación kafkiana en la derecha, sólo se puede resolver con la retirada de Pablo Casado y la toma del PP de Madrid por Isabel Díaz Ayuso, como le corresponde y no la dejan. Y después que sea la jefa del PP de Madrid, conseguir ser la jefa del PP de España, incluyendo a VOX, como Dios manda. Y Pablo Casado que vaya para su bonita Palencia y pasee hasta el cerro del Cristo del Otero, y le pida perdón por sus pecados políticos.

Cuando hay tanto que limpiar en España, adonde la mierda de la corrupción ya sale por las ventanas, lo mejor es empezar la limpieza por la propia casa.

No digo que en esta vida todo tiene arreglo menos la muerte porque el padre Chema me reprende diciendo que eso no es así porque tras la muerte nos espera con su misericordia Nuestro Señor Jesucristo con los brazos abiertos como el Cristo del Otero.

Cuando la guerra estalla en la propia casa sólo nos queda la última esperanza, llevar a Dios por delante como los requetés y hacer lo que se pueda desde el propio parapeto en la trinchera común de los nobles y valientes soldados de siempre que en el último instante lograron salvar la civilización.