Entrevistamos a Manuel Andrino, Jefe Nacional de La Falange, que nos habla de la presencia falangista en las próximas elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid y de sus propuestas políticas como alternativas a un sistema corrupto.

¿Por qué han decidido en Falange presentarse a las próximas elecciones del 4 de mayo?

Nos presentamos a las Elecciones del 4 de Mayo en Madrid para, aprovechando el altavoz que supone el periodo electoral, decirles a unos y a otros, a la izquierda y a la derecha, a la extrema izquierda y a la extrema derecha, que LA FALANGE, a pesar de todos ellos, sigue viva y con ganas de romper el cerco de silencio a la que se la somete por parte de los medios de desinformación del sistema

No solo buscamos votos, sino votantes-militantes que se crean de verdad que otro sistema político es posible frente a la corrupción generalizada de este régimen nacido al amparo de la constitución del 78, verdadero cáncer que corroe las entrañas de España.

Que no creemos que la solución sea la “alternancia” de unos o de otros. Que son el mismo perro con distinto collar, y lo llevan demostrando desde aquel nefasto día en que se aprobó la llamada “ley de leyes”, o sea, la constitución.

Esa constitución que ha dividido, enfrentado, empobrecido y arruinado a los españoles, para convertirlos en una masa aborregada al dictado del corrupto poder del político de turno.

Es significativo que La Falange y Falange Española de las JONS, hayan decidido nuevamente unirse en una candidatura única.

Efectivamente, no es la primera vez que acudimos a una cita electoral bajo las siglas históricas de FALANGE ESPAÑOLA DE LAS JONS, y lo que no tendría ningún sentido es que los falangistas, que tenemos como una de nuestras premisas fundamentales la UNIDAD NACIONAL, nos presentáramos en Madrid desunidos y divididos.

Así de paso le quitamos argumentos a todos aquellos que en no pocas ocasiones han utilizado esa “excusa” para no votarnos, y para los que llevan ya demasiado tiempo vendiendo la estupidez del “voto útil” que nos ha llevado adonde nos encontramos. Porque si estamos en esta situación, entre otras cosas, ha sido por la cobardía, la traición y el complejo estúpido de no pocos que se decían falangistas, y que en realidad tenían poco o nada que ver con la doctrina y la manera revolucionaria que tenemos de ver el mundo los que nos sentimos nacional sindicalistas.

¿Qué supone para usted encabezar la lista?

El encabezar la lista por Madrid supone un acto más de servicio. Es para mí un gran honor estar el primero de una candidatura donde participan decenas de falangistas de probada militancia y trayectoria.

Y quiero agradecer de forma especial la generosidad de la jefatura nacional de FE-JONS, que de alguna manera propició y alentó el que yo encabezara la candidatura.

¿Con qué objetivos e ilusiones se presentan?

La ilusión que tenemos los falangistas al presentarnos a estas elecciones autonómicas es la de poder llevar nuestro mensaje a esos millones de madrileños que habitualmente son desinformados y manipulados por quienes quieren esconder a toda costa el que hay otra forma de hacer política, muy alejada de los populismos de derechas o de izquierdas, que al final terminan volviendo al “redil” de donde han salido y del que forman parte.

Y precisamente esa otra forma de hacer política y de representar a los madrileños, sin la manipulación de los partidos corrompidos de esta presunta democracia, es lo que nos lleva a lanzar una premisa y una consigna, que no por repetida por nosotros durante los últimos cuarenta años, deja de tener más vigencia que nunca.

¿Cuáles son los puntos principales del programa electoral?

HAY QUE ACABAR CON ESTE RÉGIMEN DE LAS AUTONOMIAS, EMPEZANDO POR LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.

Porque han convertido las autonomías en reinos de taifas donde cada uno hace la guerra por su cuenta, enfrentándose con la de al lado, a veces por cuestiones tan esenciales y prioritarias como la sanidad o el reparto del agua.

Queremos llegar al parlamento autonómico de Vallecas para decirles: “Señores, esto hay que cerrarlo YA MISMO. Se acabó esta alcantarilla donde chapotea lo peor de la “casta” política que busca única y exclusivamente su lucro personal y el del partido que allí le ha colocado, cosa que generalmente hacen de forma ilegal, corrompiendo todo lo que tocan.

No se puede permitir ni un segundo más el enfrentamiento entre distintas administraciones, que lejos de solucionar los verdaderos problemas, en este caso de los madrileños, buscan el perpetuarse en la poltrona a cualquier precio, utilizando la educación, la sanidad, la lengua, la seguridad, la vivienda, etc. para confrontar y no para aunar esfuerzos que supongan la mejora en las condiciones de vida de los ciudadanos y que eleven la dignidad de los españoles, tan humillada, insultada y vejada últimamente.

¿Se podría decir con rotundidad que Falange es el único partido que ofrece una
alternativa diferente a los partidos del Sistema?

Efectivamente nuestra alternativa no tiene nada, absolutamente nada que ver con esos partidos que prometen una cosa para inmediatamente hacer la contraria, como por ejemplo decir que van a cerrar televisiones autonómicas y en cuanto llegan, ahí las mantienen. Que dicen creer en la cultura de la vida, y se dedican a apoyar gobiernos autonómicos que financian el aborto de cientos de miles de no nacidos en el vientre de su madre. Que dicen no creer en ese otro nido de corrupción e inutilidad llamado Parlamento Europeo y en cuanto obtienen el acta de diputado europeo, se vuelven más “europeístas” que nadie, suponemos que en base a esos sueldos insultantes que cobran.

Uno de los grandes alicientes es la presencia como número 4 en las
listas de Elisa García Grandes, hija de la famosa escritora Almudena Grandes y
del también escritor de prestigio y actualmente director del Instituto Cervantes,
Luis García Montero.

La camarada Elisa es una militante más de La Falange, y dentro del concepto que tiene de la familia, mantiene un tremendo amor y cariño por sus padres, se llamen como se llamen, porque son los que le han dado la posibilidad de ser como es, además de darle lo más importante, la vida.

¿Espera que prospere el recurso de amparo para no entrar en prisión
por el caso Blanquerna (algo que sería una gran injusticia)?

Se está peleando hasta el “último minuto” la situación judicial de todos los condenados en el llamado caso “Blanquerna”, y en ese sentido, solo puedo agradecer el tremendo esfuerzo hecho por todos nuestros abogados y procuradores, para evitar que el sistema reprima a todos aquellos que como nosotros los falangistas, estamos dispuestos a entregarlo todo, en defensa de la sagrada unidad de España, mas en peligro que nunca ante el desafío separatista y ante la inacción de los poderes del estado, que en algunos casos son apoyados por golpistas y por terroristas, en el colmo de la traición.

¿Quiere añadir algo?

Si los que lean estas líneas creen estar hartos de las mentiras y falsas promesas de la vieja clase política y de la “recién llegada” -que ha tardado poco en demostrar que son lo mismo y que vienen a lo mismo-, y piensan que ser de verdad un “antisistema” significa romper con todo aquello que nació de aquel periodo oscuro y siniestro llamado transición, empezando por el sistema autonómico, que nos escuchen, que los falangistas jamás hemos dado un paso atrás, y que cuando ha hecho falta entregarlo todo, lo hemos hecho en Brunete, en el Alto de los Leones, en el Cuartel de la Montaña o Krasny-Borr.