El incremento de la potencia de destrucción de las armas sobre todo desde poco antes de la primera guerra mundial a sido terrible. Las lanzas o los arcos y las flechas quedaron muy atrás.
 
Hoy día, se puede destruir una ciudad en minutos. Cualquier arma vista tal vez en alguna película o imaginada ya la tenemos. Sólo debemos fijarnos detenidamente en el armamento utilizado en la guerra de Siria.
 
Los Estados Unidos o Rusia, por ejemplo, podrían destruir con su armamento, varias veces la Tierra. Un dato que me puso los pelos de punta cuando lo leí en su día.
 
O países como Corea del Norte, intentando impresionar con su armamento.
 
¿Hasta dónde queremos llegar?, ¿que se pretende con ellas?, ¿queremos que se nos vaya de las manos y un día apriete alguien un botón volando el planeta entero por los aires?.
 
Pediría una reducción armamentística pero ya, volviendo a patrones, hasta cierto punto, ''razonables'' para que la destrucción sea por lo menos ''mínima''. Además, con la reducción armamentística podríamos invertir ese dinero en otro tipo de cosas, como educación, sanidad, etc...
 
Porque desengañémonos, nunca se podrá acabar con las guerras, pero por lo menos podemos reducir los efectos de los conflictos bélicos. Reducirlos, no aumentarlos por favor.
 
Aunque, claro, ¿que líder tiene lo que hay que tener para reducir el armamento de su nación sin hacerlo las demás antes?. 
 
Debe ser alguien el primero en dar ese paso, para poder convertirse en ejemplo para otros y el mundo entero se lo agradecería.