El masónico (Orden de la Jarretera, a título de caballero (¿?) concedida por la satánica Isabel II: ains, esa inicua Orden del Baño) e hijo del Rey Elefante se marca en Santiago, el pasado domingo 25, tediosa tabarra discursiva aparentemente patriótica. Con presencia episcopal y militar, Patrulla Águila mediante - qué poco cambian las cosas, Venancia- y el resto de fuerzas vivas, Perro Sandez incluido. Cum Fraude ignora la misa: coherencia al menos.

La sombra del horror maoísta de Sendero Luminoso, muy alargada

Dos días después, el pasado martes 27, arriba a Lima el biznieto del Rey a La Fuga. Acompañado del nuevo secretario de Estado para Iberoamérica, el Caribe y el Español en el Mundo, Juan Fernández Trigo y, también, el nuevo ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares Bueno. Ese mismo martes se reúne con el ilegítimo - tras flagrante pucherazo perpetrado contra Keiko, a la sazón simpar retoño del siniestro Alberto - presidente peruano. Primera decisión de Pedro Cantinflas, memento: designar como primer ministro al congresista de Perú Libre, Guido Bellido, uno de los más vehementes apologetas de uno de los grandes paradigmas de la crueldad terrorista acaecido durante el siglo XX: Sendero Luminoso.

De acuerdo con los dígitos de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, Sendero Luminoso provocó durante el que denominó «conflicto armado interno» (1980-2000) la muerte de entre 31.331 y 37.840 personas. Un estudio de 2019 cuestionó seriamente las cifras de víctimas de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), estimando en cambio "un total de 48.000 asesinatos, sustancialmente superior a la estimación de la CVR" y concluyendo que "el Estado peruano tiene una participación significativamente mayor que Sendero Luminoso en el número de asesinatos cometidos durante este conflicto". El brutal Gran Leviatán y la barbarie maoísta: tal para cual.

Felipe, el Chapas

Charleta, pues. Felipe VI, corbata azul masónico ¿Y qué lleva en el pecho? Acertaron: el inevitable pin de la satánica Agenda 2030, es decir, la síntesis en forma de chapa del liberticida Nuevo Orden Mundial, definitiva aniquilación de las soberanías nacionales…Y ya el miércoles, un día después, toma de posesión. Ininteligibles roznidos del Sombrerero Loco, estulta mezcla de honda ignorancia, abisal rencor y hadal mala fe. Un ejemplo de tantos: el incanato vindicado como modelo. ¿Modelo de qué? De lo que fue: ferocidad y tiranía en estado puro. ¿La presencia española? Hechos, desnudos y gélidos hechos, jamás leyendas: ni rosas ni negras.

Te insultan, a ti y a tu patria…y te callas

Rebuznando el ignaro acerca de los "felipillos" (funestos los seis, lo cortés no quita lo valiente, los cuatro habsburgo y los dos borbones - o bobones, no recuerdo bien la dinastía - sin a la vista tiburones). El sexto allí presente, silente. ¿Se podía esperar otra cosa? Obviamente, no.

¿Es esta la aciaga y antipatriótica monarquía que tanto mola a peperos y voxeros? Madre mía, joder, cómo está del bolo la derecha española. La “cobarde” y la “valiente”. Juas. La plandemia ha vuelto más zumbada a la peña de lo que ya estaba. El hijo del Rey Sin Mérito, defensor de la unidad nacional, dizque. Rejuas. La descojonación, vamos. En fin.