La llaman la australiana de grandes curvas y son precisamente esas curvas las que la han llevado a las páginas de las revistas masculinas más importantes de su país.

 

Desde Zoo a Maxim, Jessy ha protagonizado posados memorables que la convierten en una de las modelos de glamour del momento. Presume de raíces europeas para explicar una belleza que resulta exótica en el país de los canguros y… en el resto del mundo.