Quejas y más quejas ante el avance del Islam por Europa por medio de la inmigración que nos llega. Un avance que no encuentra apenas resistencia teniendo como tenemos Estados aconfesionales formados encima por personas en su mayor parte descristianizadas y encima con un continente dividido a nivel religioso cuando creo que todos los Estados de donde viene esa inmigración son de confesión musulmana. En fin.

Ceuta y Melilla (la Canarias), bueno, están perdidas a medio-largo plazo señores, rodeadas de territorio marroquí y con la mayoría de su población musulmana. Si en su día se hace una especie de votación para si quieren seguir siendo españoles, ¿qué creen ustedes que votarían?, pasándose de  por el forro si son o no marroquíes las mismas (caso del Sáhara Occidental). ¿Y en una guerra de España contra Marruecos con quién irían?. Yo creo que la respuesta está clara.

La antigua política imperial española nunca debió dejar tan de lado el norte de África pues este continente, pegado a España, tenía que haber sido sometido como lo fué América pues de ahí vino y viene aún el peligro musulmán. El problema africano nunca ha sido resuelto del todo cuando tuvimos oportunidad de someterlo, por lo menos una parte, a la fe verdadera no lo hicimos, luego llegamos tarde en la etapa colonialista y ahora nos echamos las manos a la cabeza. Porque la reconquista no terminó en 1492, la península sí pero la monarquía visigoda no sólo dominaba en la península sino también fuera de ella, en el norte de África, en la antigua ''mauritania tingitana romana''.

¿Pero cuantos en España defenderían y defienden la fe católica frente a la herejía o el Islam?. Debemos defendernos del Islam y de cualquier mentira herética, si, ¿pero donde coño están los cruzados del siglo XXI?. ¿Dónde está esa iglesia católica combativa de otros tiempos que apoyaría a esos cruzados?, en ningún sitio pues esa misma iglesia se asusta ya hasta de términos como los de la ''guerra justa'' para defender la fe católica si hace falta hasta con la espada. La descristianización, el verdadero sentido de patria española, no el chorra de los falsos patriotas, han sido por ahora hábilmente neutralizados en España. ¿De verdad le preocupa a la mayoría del pueblo español que peligre o desaparezca el cristianismo?. ¿Y pretendemos defendernos de unos pueblos que aman fervientemente su religión?. ¿Defendernos encima con políticos que se pasan por el forro la religión católica que es la única que puede defendernos con éxito del Islam?. Brama algún partido por ahí (Vox) que se tachan de patriotas (para mi de salón) contra Marruecos, contra la inmigración musulmana ilegal en Ceuta y Melilla (nada dice sobre el Sáhara Occidental) pero lo más gracioso es que son liberales y no entienden o no quieren entender una mierda de lo dicho más arriba, luego, ¿cómo leches solucionar el problemón si ellos estuvieran en el poder?. Ministros marroquíes dicen desde hace años que Ceuta y Melilla son objetivos y nada se dice desde aquí, no se les ha llamado al órden nunca. También es verdad que sin un país regenerado de arriba a abajo, cristianizando a la población y haciendo de España de nuevo un Estado católico, para dar una respuesta contundente y exitosa no vamos tampoco a ningún lado.

Y la protección del pueblo contra el Islam es muy sencilla, para empezar enseñar la religión verdadera al pueblo desde casa y en las escuelas colaborando con los padres. Precisamente por no dejar enseñarla como es debido alejando a la gente de la sana doctrina cristiana va como va la sociedad, de culo, cuesta abajo y sin frenos. La asignatura de religión por ello debería ser obligatoria en cualquier centro de enseñanza y los símbolos de la misma religión devueltos a sus aulas y no desaparecidos como si fuera algo vergonzoso tenerlos y el cristiano vuelva a ser en este país una persona respetada y valorada y no arrinconado como una especie de apestado. Porque no se puede separar a la sociedad de unos principios morales necesarios para llegar a la virtud, por eso precisamente tiene que haber una unión firme entre iglesia y Estado. Pero esto no lo contempla el liberalismo con su laicismo y su separación de la iglesia del pueblo. El laicismo pone al mismo nivel a todas las religiones cuando ni son iguales ni pueden ser iguales pues para empezar sólo hay una única religión verdadera, la católica, la única ofrecida por el mismo Dios al hombre.

También siempre me ha parecido curioso del liberalismo es que da libertad religiosa pero la religión católica es siempre la más atacada y perseguida nunca las otras religiones aunque no me sorprende si tenemos en cuenta la raíz masónica de la ideología liberal y la masonería luciferina siempre ha tenido muy claro que su enemigo es el cristianismo y toda institución y persona que defienda esa doctrina y con ello a Dios se convierte automáticamente en su enemigo al adorar ellos al príncipe de la mentira, Lucifer.

Resumiendo. El pueblo musulmán es un pueblo reunido entorno a su religión y dispuesto a defender su fe hasta la muerte mientras que enfrente sólo tiene unos países descreídos y apóstatas muy distintos de lo que fueron antaño. Ahora esos países no son rival para el Islam y por ello avanzará su fe inexorablemente. No olvidemos tampoco que las civilizaciones nacen y se hacen fuertes y vigorosas gracias a la religión y se corrompen y debilitan esas civilizaciones para luego diseminarse de nuevo si la religión desaparece de la vida de las mismas.