**Cien años de España invertebrada probablemente la colección de necedades sobre España más notable (e influyente) del siglo XX. Y ya es difícil, porque la competencia es dura. Ortega empeoraba la leyenda negra: España era una enfermedad. Por lo visto iban a curarla unos cuantos charlatanes con espíritu de burócratas.
**He aquí una enfermedad derivada: en España manda un portero de discoteca con título inventado de doctor, junto con una banda de tiarros y tiorrillas, dedicados a mantenerse en el poder disolviendo progresivamente la unidad nacional en favor de sus socios separatistas, entregando la soberanía nacional a Bruselas y la OTAN, atacando las libertades más elementales con leyes totalitarias y creando un espíritu guerracivilista. Y  su auxiliar el PP y la Triple M, pendientes de cada  maquiavelismo aldeano de semejante gobierno o cuadrilla.
**En varias regiones, los políticos llevan  40 años amparando y financiando el ataque sistemático a la idea de España en los medios, en la enseñanza y a todos los niveles. Con apoyo e imitación tanto del PP como del PSOE. Esto sí es una enfermedad.
**Dice un tal Albares, ministro de algo, que Marruecos es un gran amigo. Amigo suyo y del portero Doctor, naturalmente, mientras amenaza invadir Ceuta y Melilla, y ya ha hecho un amago. ¡Qué habrán negociado, tales amigachos!
**El 25 de julio Abascal pronunció un breve discurso con calidad de estadista. Los simpatizantes de VOX deberían emprendido con él, espontáneamente, una gran campaña para hacerlo llegar a millones de personas. ¿Lo han hecho? Me parece que no. ¿Por qué?
**Cabe suponer que muchos afganos se estarán preguntando: “¿Para qué hemos colaborado con esta gente?”