Sublime garganta profunda, un político canadiense del Partido Liberal, a mitad de octubre, en correo electrónico filtrado a la magnífica web de Reddit había anticipado los planes de la genocida élite globalista para los próximos meses. Hoja de ruta planificada. Planificadísima. Desde octubre de 2020 hasta el mismo mes del próximo año, paso por paso. En noviembre, otra filtración. Ésta francesa. Las élites ya habían distribuido a los ejecutivos de todo el mundo la agenda a seguir. Y, estos, perritos falderos, a obedecer.

Experimento poblacional, viento en popa

Además de los campos de concentración ("isolement") para disidentes, una de las claves era la nueva "cepa" o "mutación” (B.1.17: indaguen) proyectada de covid-19 y / o “coinfección” con virus secundario denominada covid-21 (¿cuyo presunto origen será el Sars-Cov-3 del que ya les hablé en alguna ocasión?). Todo ello conduciendo a una “tercera ola” (tan falsa como las dos primeras)  con una “tasa de mortalidad mucho más alta y una tasa de infección más alta”. Sic. En febrero, el experimento perfeccionado.

Y no desdeñen del todo el factor Brexit...

Y Un postrero castigo a los británicos por largarse del basuriento cenáculo masónico de nombre Ué. Editorial de hoy lunes 21 de diciembre de ABC, tan covidiota como los covidiotas progres españoles. Más si cabe. Tras la "cepa", los ceporros monárquicos escriben lo siguiente. "En estas dramáticas circunstancias hasta el “brexitero” más radical debería ser capaz de apreciar que cuando uno tiene problemas graves es mejor vivir rodeado de amigos que quedarse aislado".

¿Va quedando claro? Y disfruten de la nueva subnormalidad. Y de su deseada autoesclavitud. En fin.