El pasado 7 de agosto, el periodista Carlos Cuesta publicaba en Libre Mercado, Libertad Digital un artículo advirtiendo de una tropelía más del presidente Sánchez, la ocurrencia, aprovechando el decretazo de la luz, de pedirle a los barcos españoles, pesqueros, metaneros, petroleros, que se defiendan como puedan si les atacan los piratas. Si, si como lo están leyendo.

Este presidente por accidente que padecemos es un ignorante de tomo y lomo y no debe saber lo que es la Operación Atalanta, operación de la Unión Europea de lucha contra la piratería en el Océano Indico.

Tampoco debe saber que, en 2008, cuando entró en vigor esta operación,  eran aprox 20.000 los barcos que anualmente cruzaban el Mar Rojo y el golfo de Aden, pasos obligados de las rutas comerciales entre Asia y Europa y por tanto amenazados por la piratería somalí. Solo en 2008 hubo 134 ataques y 40 secuestros de navíos entre ellos el pesquero español Playa d Bakio

En noviembre de 2008 el Consejo de Seguridad de la ONU, habida cuenta del incremento de la piratería en el océano Indico, aprobó la creación de una fuerza aeronaval. Era la primera operación marítima de la Unión que se realizaba en el marco de la Política Europea de Seguridad y Defensa. Poco después se ponía en marcha la Operación Atalanta.

Atalanta se pone en marcha a instancias de España y Francia y el Consejo de la UE le da luz verde el 8 diciembre 2008. Con la misión de proteger, del ataque de los piratas, el tráfico marítimo en el océano Indico Occidental, especialmente a los buques del Programa Mundial de Alimentos de la ONU y por supuesto proteger también a los pesqueros que puedan faenar en aquellas aguas, controlar los puertos y las bases desde donde actúan los piratas y neutralizar los barcos que éstos utilizan para llegar a alta mar.

La Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR) patrulla en una zona amplia entre el Golfo de Adén y las Islas Seychelles. Por norma general dispone de entre cuatro y siete buques y entre dos y cuatro aviones de patrulla marítima.

España contribuye a la operación Atalanta con el destacamento “Orión” en Yibuti, con 50 militares y desde marzo de 2019 el Cuartel General de la UE en Rota asumió el mando de Eunavfor- Operación Atalanta. Este Cuartel General se compone de un centenar de militares de 19 nacionalidades, 40% españoles.

España es el mayor contribuyente de la operación Atalanta que estará en vigor hasta el 31 diciembre 2022. Esperemos se prolongue porque es imprescindible.

¿De verdad creen ustedes que este “mindundi” de presidente tiene la potestad para decirle a nuestros barcos que se busquen la vida? 

¿O es que acaso va a poner “palos en la rueda” a estas operaciones militares que bajo el auspicio de la UE defienden el tránsito de barcos de todo tipo y nacionalidad?

Con este tipo, cualquier cosa.

 

Mazaly Aguilar

Miembro Subcomisión Seguridad y Defensa

Parlamento Europeo