Dicen que es la Paddock Girl más sexy del momento, pero lo que está claro es que Constance se vuelve loca si le hablas de motor.

“Muchas modelos aman el yoga y el sol, pero yo soy más de carreras y de rock”, asegura esta estadounidense de raíces portuguesas, que se considera una modelo atípica.