"Declararé a la corrupción delito de Traición a la Patria", Menem 1989, en la asunción. Otro que quedó "pegado" y "dibujado". Y así fueron pasando los años, pero no hay ni corrupción ni traición a la Patria.

Los responsables que vuelan en aviones privados desde y a Venezuela, varias veces, ni son corruptos ni traidores, son solo "empleados" de... ¿de quién? [...]

Todo sistema democrático necesita el contrapeso de una oposición, que ponga límites y tenga alternativas. Pero si una oposición así no existe o, peor aún, hay una pésima y dividida, ¿de quién es la culpa? Para los que integran ese espectro no hay duda: también sería responsabilidad de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Antes hablaban de cotización, como sinónimo de compra de voluntades adversarias. Luego quitaron esa connotación dineraria, pero mantuvieron su crítica a supuestas maniobras envolventes del Estado, que metían miedo, intimidaban y dividían.

Haré sólo un breve repaso de lo ocurrido, para reafirmar la tesis ya expresada en muchos artículos previos de que los protagonistas de la polarización, gobierno y oposición actúan casi exactamente en la misma forma y motivados simplemente por sus más bajos intereses, dejando de lado los intereses de la nación. Los primeros quieren mantenerse como sea en el poder, sin importarles la destrucción causada a la economía española ni el inmenso sufrimiento que van a padecer muchos españoles de, ahora, clase media y media baja. Han gobernado muy poco tiempo, pero ya están con recursos prestados, y no son responsables de nada de lo que ocurre que es mucho; las culpas están siempre en otra parte: en sus adversarios, en el pasado franquista, en el Ejército de África, en el imperio, en el descubrimiento de América.

Los otros, sus adversarios de siempre tampoco son aficionados a la autocrítica, y no reconocen los gravísimos errores cometidos en estos más de 20 años, desde la época de Aznar, en los que se han sucedido gobiernos alternativos de izquierdas y del centro derecha corruptos y su clara influencia en la consolidación de la mafia delictiva gobernante. Pretenden ignorar, además, sus componendas, negocios y corruptelas con quienes supuestamente se enfrentan, así como, ahora y otros, sus prácticas antinacionales, sus acciones violentas, sus actividades al margen de la Constitución y las leyes y la corrupción desatada a su interior. Ambos despliegan una actividad política carente totalmente de ética, abiertamente inmoral y profundamente mentirosa, calumniadora y manipuladora. Los ejemplos sobran, tanto de personas como de ejecutorias y vamos a reflejar dos.

En primer lugar, nos hemos olvidado, pero según Libertad Digital en artículo de febrero de este año, respecto a la compra de voluntades de políticos españoles por parte de gobiernos extranjeros, Figuera, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela (SEBIN), contó, respecto al caso más claro de la influencia de Países ajenos en la corrupción de los partidos en el gobierno español, que conoce a la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodriguez: "Sé de la influencia que ella y su hermano, el ministro de Propaganda, tienen sobre Nicolás Maduro". Por eso cree que el dictador venezolano la eligió a ella para venir a España en una misión que ha calificado como "más propia de James Bond".

Cree el exdirector de la Inteligencia venezolana que el objetivo de Delcy Rodríguez viniendo a España era más que claro: "Comprar posiciones políticas con oro y dinero". Figuera ha explicado que esta técnica ya les ha servido "en países de América, Asia y África que aún apoyan a Maduro" y que ha servido para asegurarse "abstenciones o posiciones contrarias a la libertad" en la Organización de Estados Americanos (OEA) o en la Organización de Naciones Unidas.

"No puedo decir exactamente lo que llevaban esas maletas, pero todo indica a que iban dos insumos con los que ellos trafican: oro y dinero para las embajadas y sus operaciones en Europa. Seguramente llevaban dinero para comprar voluntades y pagar deudas a funcionarios. Pero, aunque el objetivo principal del viaje de Delcy Rodríguez a España fuera traer oro y divisas, Figuera ha relatado que hay más intereses ocultos tras él. Uno de ellos sería "concretar la negativa del gobierno de España para recibir al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y tratar así de generar un efecto dominó en otros países de la Unión Europea". El otro interés sería "adelantar algunas conversaciones con Pablo Iglesias y José Luis Rodriguez Zapatero".

Precisamente, sobre el expresidente socialista ha hablado largo y tendido el exdirector de la Inteligencia venezolana durante la entrevista. Figuera considera que es de todos conocida "la estrecha relación" entre Zapatero y Delcy Rodríguez y que la misión principal del expresidente en Venezuela es "lavarle la cara al régimen haciendo las veces de certificador de transparencia de un régimen totalitario que tiene al 80% de su población sometida al hambre, la miseria y la precariedad".

"Es evidente que actúa como operador político del régimen", ha dicho y ha estimado que, aunque no conoce la cantidad exacta que cobra Zapatero, "debe ser mucho dinero". "Lo triste", ha relatado, "es que todo ese dinero que recibe sin pudor alguno es dinero manchado de sangre que se usa para financiar su vida política en el mundo".

Figuera ha explicado también los privilegios de los que disfruta el expresidente cuando viaja a Venezuela. Entre ellos está el viajar en aviones de PDVSA, la compañía estatal Petróleos de Venezuela. Sobre Pablo Iglesias y sus vínculos con el régimen venezolano, Figuera ha insistido en que su relación con los representantes del régimen es "notoria".

Por otro lado, en segundo lugar, existe el marco de la operación "cepo" de todos los partidos socio-comunistas-separatistas en España a las Autonomías díscolas que, dícese de las gobernadas por la derecha, a la que se suma Castilla-La Mancha, es un arma infalible para conseguir los objetivos estratégicos de un movimiento dirigido a través de líderes comprados con dinero venezolano e iraní, de acabar con la democracia y la monarquía, siendo Madrid la llave del cambio definitivo con el empobrecimiento total de los ciudadanos españoles, ya que esta Comunidad es el motor económico de la Nación. Entre la pauta publicitaria oficial y la "tremenda" maquinaria mediática de la televisión pública, dirigida por Pablo Iglesias, y privada-comprada por el Gobierno, se hará el resto. 
No niego que algunos de esos factores, debidamente acotados y en el marco de la legalidad, de la ilegalidad o al borde de esta, juegan su papel el gobierno y los partidos que le apoyan, PSOE/PODEMOS/ERC/PNV/BILDU..., defendiendo sus posiciones y no regalando un centímetro de poder. Nunca lo prometieron a nadie, mucho menos las izquierdas separatistas. Eso no es ningún delito; es la política.      
Digamos pues, quién fue el artífice de semejante "prueba de magia" y "obra de arte": Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y un ser que parece el más tonto del pueblo, que sirve como enlace de financiación de los partidos gobernantes con dinero de Venezuela y que hace un papel muy importante en la actual indigna y corrupta política internacional de España.

Es que "Dios los cría y el viento los amontona". ¿Ha quedado claro?