La marca España en el mundo entero ha ido perdiendo esa –valía- que siempre ostentó, que hacía que fuera respetada y admirada en cualquier lugar del mundo donde su nombre era citado, el nombre de España actualmente no suscita ningún interés, debido especialmente a la ruina a la que la están llevando unos gobernantes –impropios e inadecuados- que miran más por sus intereses que por los propios de los que habitamos en esta gran nación, ya que aunque estos –energúmenos- quieran –quebrar- los valores que siempre ha sido una de sus virtudes no lo van a conseguir, los españoles no nos dejamos –domeñar- por este atajo de incultos e ignorantes que pretenden hacer de España un –predio- donde reine la incultura, la injusticia, la inmoralidad, la incuria, y los valores intrínsecos que son propios de nuestra forma de ser, que provienen de nuestros primeros pobladores, que supieron imprimirle ese sello, o impronta que caracteriza nuestra forma de comportarnos en todo momento.

Así lo dieron a conocer en todos los lugares donde nuestros descubridores hicieron acto de presencia, América, Asía, África, etcétera, donde el –hispanismo-, era como un símbolo propio de aquellos que arriesgaron sus vidas por llevar sus conocimientos y su forma de vida a estos lugares donde imperaba el desconocimiento, la decadencia, la ignorancia, y la relación amistosa entre los pueblos autóctonos del lugar, que rompían la armonía y el entendimiento propio para que hubiera un buena convivencia, entre todos estos grupos pertenecientes a una misma etnia.

En España esa rotura se ha hecho –viral-, donde las apetencias desordenadas de un catalán –frustrado- como es Artur Más, volvió con la –retahíla del independentismo que no se citaba desde hacía muchos años-. Estos catalanes exaltados encontraron un caldo de cultivo propicio en la flojedad de los gobiernos centrales, que no supieron remediar la –insurgencia- con la contundencia debida tan pronto como la misma hizo su aparición, encarcelando a todos estos –exaltados- que vieron la posibilidad de conseguirla, algo que no pudieron obtener Companys, Macía y otros.

Esta es indiscutiblemente una parte que obviamente ha traído la decadencia de España, y posiblemente la más dañina ya que lo que buscan es romper la unidad nacional, si a esto le sumamos la corrupción, las injusticias, el desgobierno que actualmente intenta regir los designios de nuestra patria, aliados con los asesinos de ETA, republicanos, Bildu, Podemos, la izquierda más radicalizada, independentistas y otras –mafias- existentes en España el –copyright- que siempre acreditó a nuestro país ha dejado de existir, hasta la –hospitalidad- española ya no existe, a no ser que el personaje que no visite sea bien visto por la cúpula, y de el visto bueno para que se le permita la entrada como esta sucediendo últimamente.

El caso de Juan Guaido presidente delegado de Venezuela, que ha sido recibido en algunos casos con honores de Jefe de Estado en Francia, Inglaterra y Alemania, en España el –plagiador- Sánchez se niega así hacerlo influenciado sin lugar a dudas por Iglesias el –coletas- que no ve con buenos ojos que un opositor de Maduro que le da dinero para que siga manteniendo ese estatus –indecente- que le inoculo el –chavismo-, que ha llevado a Venezuela a la ruina más execrable, cumpliéndose así el pronostico que hicimos muchos, quien gobierna en España es Iglesias y no Sánchez.

Es muy posible que Iglesias –amenazara- a Sánchez con romper el gobierno si se reunía con Guaido, algo que este presidente incompetente no quiere que suceda, aunque España se hunda en la miseria más ignominiosa, algo que se ha propuesto hacer dada su forma inconsecuente e incompetente de gobernar, a espaldas de cuantos habitamos en esta España rota y vulgarizada, y además algo que le hace inmensamente feliz -como es seguir engordando su cuenta corriente-.

En Sánchez –prima más su flaqueza y la cobardía- que el valor y el orgullo de ser un español -honesto y honrado-, algo que lamentablemente no es, de sus intereses creados el amor España es inexistente, por se ha aliado a toda esta gentuza que odia todo lo español, como son los de ERC, Bildu, Podemos….. que lo que quieren es –desmembrar- y convertirla en una Federación o que es lo mismo en un estado federal, socialistas, comunista y republicano donde vuelva a resurgir el -tiro en la nuca-, como ya sucediera.

Mientras él gozaba de los Goya en Málaga, su ministro de Fomento Abalos se reunía en el aeropuerto de Madrid, con la vicepresidenta del gobierno venezolano la número dos de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, que tiene prohibida la entrada en muchos países de la Comunidad Económica Europea por vulnerar los Derechos Humanos, ya que es cómplice de los muchos asesinatos, raptos y torturas llevados a cabo por Maduro. Abalos tendrá que comparecer ante el Parlamento y explicar detalladamente el porque de esta reunión con una violadora de los DD.HH internacionales, y detallar en que consistió, y de que se habló en esa reunión clandestina, ya que es sabido la –vicenarco- vino a España a impedir que se siguiera investigando la financiación –chavista- de Podemos, amenazando con tomar medidas graves si seguía haciendo.

Abalos que en un principio rechazó de plano que hubiese existido esa reunión, algo típico en estos socialistas mitómanos compulsivos, rectificó posteriormente manifestando que si había ido a esa reunión que duro unos quince minutos, el personal de aeropuerto que presenció su subida y bajada de la aeronave –por estar trabajando en las inmediaciones de la misma-, alegan que el ministro estuvo casi dos horas a bordo.

El rechazó de las cancillerías europeas no se han hecho esperar, todos critican el comportamiento de este –sujeto-, el mismo encargado de las Relaciones Exteriores de Europa, Josep Borrell, se queja de la improcedente actuación del ministro español, conocedor del veto existente en Europa contra tan patético personaje.

La propia Secretaría de Estado USA, quiere que se decreté una orden internacional de privación de libertad contra Ábalos, al que consideran un persona -non grata-, por esta actuación a la que tildan de delictiva. Las redes sociales completamente desbordadas todas hacen el mismo comentario –DIMISIÓN YA-.

Juan Dávila