Otra vez él. Otra vez en el 93. Se está convirtiendo en una costumbre en la que parece que ni el Bernabéu se sobresalta cuando el Madrid va empatado a 3 minutos del final. El Bernabéu ya sabe que llegará Ramos y sacará las castañas del fuego.

Este vez se iba perdiendo en el 84 con lo que la gesta era más complicada.Mariano salió y empató, pero la gloria quedó reservada para el de siempre.

Zidane, que sacó un once experimental que casi le sale rana y hubiera tenido consecuencias ya que su ataque de entrenador, le pudo dejar muy tocado al Madrid para su viaje a Yokohama y otra vez en el descuento, Sergio Ramos sigue escribiendo la historia del Real Madrid. La historia del "Espíritu Juanito".