Los verdaderos salvadores del rescate a España, y de que no fuera “fustigado” Pedro Sánchez,  son Angela Merkel, Christine Lagarde y Von der Leyen

Habrá que recordar al presidente que la prensa europea de ayer y hoy habla del "rescate a España”, de "operación de rescate" y de "equipo de rescate". Sí, el conocido “to rescue” al que aludía Sánchez en otro momento. Nos vuelve a mentir y no cuenta su comentario de mal gusto  --dada su inadaptación a esta cumbre-- con la primera ministra finlandesa, Sanna Marin. Poco faltó para que todo se viniera abajo y, siempre según FINANCIAL TIMES, a punto estuvo de fracasar la cumbre europea. Cuando te acuestas con un niño puedes levantarte "mojado" y si te acercas a un inepto corres el riesgo de que se te pegue algo. Espero que haya aprendido.

Tanto Merckel como Macron pusieron paz y pidieron muy cortésmente a nuestro siniestro presidente que se apartara del grupo (se le ve en la foto cabizbajo y preocupado mientras Marin le mira de muy mala manera por su insolencia). Mientras Pedro Sánchez dormía plácidamente, Merckel y Macron siguieron trabajando casi toda la noche con los "frugales" y Sanna Marin para intentar cerrar un acuerdo que pudo “hacer agua” por la innecesaria y ridícula suficiencia de Pedro Sánchez.

Hoy en los medios europeos, y gracias a las fuentes de FINANCIAL TIMES, se confirman todas las torpezas que nuestro presidente ha cometido. También lo explica perfectamente un diario español al que, desde Unidas Podemos, están crucificando por destapar los hedores de sus cloacas. Precisamente veo que también tiene esa información mí admirado, John Müller, quien en su “Ajuste de cuentas” relata la torpeza del presidente y la innecesaria chulería de los aplausos de sus “culiparlantes” ministras y ministros.

FINANCIAL TIMES hace tiempo que tiene a Sánchez en el punto de mira y esta vez le ha pillado con el “carrito de los helados". En fin, Pedro 'Plagio' o doctor “cum fraude”, como gusten, ha vuelto a salir escaldado por su chulesca intervención en la cena dominical. El citado diario lo cuenta al detalle: "Hay líderes en torno a esta mesa que pasaron de cero a 350.000 millones. ¿Tú, Pedro, qué hiciste? Nosotros nos hemos movido. Ahora es tu turno", dijo Sanna Marin, socialdemócrata finlandesa, a nuestro ineficaz presidente. Al parecer no llevaba un plan de trabajo ni un plan de gasto, inversión y reconstrucción. No sé lo que pensarán ustedes, pero yo estoy convencido de que, el video difundido por Presidencia del Gobierno a todas las televisiones,  tiene mucho que ver con esa vuelta de Sánchez “con el rabo entre las piernas”.

Cuando se miente, como lo hace Pedro Sánchez, ni siquiera los europeos de tu misma formación te quieren cerca. A nuestro presidente le ha faltado prudencia y elegancia, justamente esa que sí demostraron otros, desde Felipe González hasta Rajoy; es más, hasta el gafe -- Rodríguez Zapatero-- nunca regresó a España dando a entender que había ganado la Copa de Europa o triunfado por goleada. Éste, sí.

El alocado video con los aplausos de la vergüenza le va a costar caro a Pedro Sánchez. Aquí no se acaban las relaciones internacionales ni desaparecerán de la noche a la mañana todos esos líderes a los que han humillado con el video. ¿Qué habrán dicho Rutte y Marin? ¿Se habrán llevado las manos a la cabeza otra vez?  Tan solo Angela MerKel está en retirada, pero ahí seguirán Emmanuel Macron, Charles Michel, Kurz, Sanna Marin y Mark Rutte. ¡Qué mal lo estaría pasando la casta de ministros y vicepresidentes para ver en ese desesperado rescate la canoa de la salvación!

No olvidemos que sus propios compañeros socialdemócratas europeos son quienes le han dado capones a Sánchez desde el primer momento, incluso hartó con sus impertinencias a la primera ministra, Marin. Esta vez, Pedro ha tenido que ser rescatado porque estaba perdido en el océano económico y sus asesores cargados de pañales de larga duración y con varias capas antihumedad.  Como ciudadano y como contribuyente exijo que Sánchez lea la letra pequeña y cuente lo que pone en ella. No me sirve que me vuelva a mentir.

Los menos informados pensarán que algo muy grave ha tenido que pasar para que Pablo iglesias se deshaga en alabanzas hacia Angela Merkel, líder del Partido Popular Europeo, cuando hace poco más de dos meses decía de ella que era “enemiga de la democracia” porque defendía la austeridad de los gobiernos. En fin, Sánchez ya cree en el dios de la economía y en el neoliberalismo moderno y parece que está en camino la reconversión de Pablo Iglesias antes de que llegue William Barr, fiscal general de USA,  ordenando su búsqueda y captura.

Por cierto, sépase que los verdaderos salvadores del rescate a España, y de que no fuera “fustigado” Pedro Sánchez,  son Angela Merkel, Christine Lagarde y Von der Leyen. No por casualidad las tres pertenecen al Partido Popular Europeo. ¿Alguien piensa que no ha intervenido Pablo Casado para sacar el carro socialcomunista del atolladero? Incluso apoyó el nombramiento de Nadia Calviño, algo que no pudo ser por la composición socialcomunista de nuestro Gobierno. ¿Harán otro video aplaudiendo a Casado todo el arco parlamentario?

Ahí tienen a Pedro Sánchez. Todo un doctor “cum fraude” en Diplomacia Económica europea. Sus capacidades son tan limitadas que siempre cree tener razón, remedo del pensamiento de Goethe.