**La histeria iconoclasta se ejerce ahora sobre la historia, que debe ser negada y arrasada, al menos mentalmente, en función de que no se adapta a los criterios morales de los iconoclastas: Napoleón en Francia, los Reyes Católicos en España, George Washington en Usa, la literatura y el arte en general… Pero esos criterios  infantiles tratan precisamente de abolir la moral para hacer que impere lo que suponen el bien impuesto desde el poder, aplastando la libertad. 
**Algo propio de esta “democracia” esperpéntica: los cómplices de la ETA, que la rescataron de la ruina y la han convertido en una potencia política, suelen afirmar: “los demócratas hemos derrotado a la ETA”.
**La enorme importancia que ha adquirido el Moñitos (y su coleta) en la política y los medios españoles revela la esperpéntica inanidad de esa política y esos medios. Desde hace mucho tiempo.
**Parece haberse olvidado el acceso del Coletas al CNI, esa fábrica de informes ilegales sobre políticos… VOX ha ganado, pero ¡lo que habrá aprendido el mangante! No obstante lo que preocupa es la coleta.
**El Doctor y el Mequetrefe están de acuerdo en lo fundamental: hay que volver a los chanchullos bipartidistas. Y  el enemigo común es VOX.
**El ministro socialista de incultura, un tal Rodríguez Uribes,  dice que Trapiello “no es un revisionista en absoluto”. Es decir, acusa al escritor de dogmático. Otro portavoz del PSOE,  un tal Pepu, dice que sí es revisionista, es decir, que  no es dogmático ni sigue la “memoria histórica”. Y Trapiello dice que él es “de centro, que es lo difícil siendo lo natural”. Este Trapiello es un lince, sabe dónde estar.
**Parte de la estrategia disgregadora de España consiste en denigrar a Madrid con todo tipo de bulos. Estrategia compartida por el gobierno y los separatistas.
**A los separatistas catalanes solía llamárseles “catalufos”. También queda adecuado “caganers”. A ver si tuvieran un detalle y repitieran las elecciones.