Escasa semana deambulando por estos sórdidos y liberticidas predios, dominio mediante: he ahí los primeros sablazos. Primero, siete días ha, chapado el artículo donde realizaba sencilla glosa (además de ofrecer el enlace) del extraordinario documental COVIDLAND, desmontando brutal y certeramente la farsa covidicia. Y ayer, lunes 15 de noviembre, tras pasar varias horas censurado por la liberticida chusma de Google/Blogger, sucinta explicación.

 

Gentuza, sin más

Lo primero que me indican (en mi Blogger, no en mi correo electrónico, también de Google: Gmail, claro): 

Nota: Este blog ha sido bloqueado

Se ha bloqueado tu blog porque infringía los Términos del Servicio. Si quieres solicitar una revisión del blog, haz clic en Solicitar revisión más abajo.

Tras esto, hacia a ese enlace. Pincho y aparece lo siguiente:

Hemos recibido una solicitud para que revisemos 15 nov 2021. Blogger volverá a evaluar el blog para comprobar que no infringe las normas de la comunidad.

Y tercer paso, enlace con las "normas de la comunidad", juas, suena todo muy sectario, joer.

https://www.blogger.com/content-policy?hl=es

Amor hacia los gatos

...Algunos lectores ya me van conociendo. De ECDE. O de otros medios digitales: ya puede Google ir soplándome la gaita. O cualquier censor o inquisidor de medio pelo. Y solo una pregunta dirigida a todos ellos. "¿Cómo prefieres comérmela: de un golpe o por tiempos?"...

 

...Pues eso, felación, imperecedero amor hacia los felinos. Juas. En fin.