“Es pasajera la felicidad de todos esos que ves caminar con arrogancia” Séneca

“La arrogancia es la manifestación de la debilidad, el miedo secreto hacia los rivales” Fulton John Sheen, arzobispo estadounidense de la Iglesia Católica Romana

Estos son algunos de los sinónimos de arrogante: presuntuoso, soberbio, altanero, altivo, impertinente, desdeñoso, insolente, envarado, despreciativo, despectivo, duro, engreído, vanidoso, orgulloso, chulo, chuleta, fachendoso, gallito, tieso, inmodesto, creído, petulante, encopetado. ¿Encaja alguno de ellos en la personalidad de Sánchez?

Este son los antónimos de arrogante: humilde, sencillo. ¿Se puede aplicar la humildad y la sencillez a Sánchez?

¡Vaya mes de julio que llevas!, Pedro: Calviño defenestrada de Europa, las elecciones en Euskadi y Galicia, la encuesta de la EPA y la reacción de Europa a tu inútil actuación para hacer frente a los rebrotes y a tus formas chulescas (aplausos y pasillo) tras recibir la limosna de los fondos europeos que, haciendo gala de una chulería de manual, la has mostrado como si toda Europa hubiera caído rendida a tus pies. Para más INRI, tu jefe de Alertas Sanitarias, el impresentable Simón, en un alarde más de cinismo y estupidez, despreciando tanto a los turistas ingleses como a los empresarios turísticos españoles, se deja caer con una parida más en consonancia con todas las paridas de tu gobierno social comunista para arruinar más lo que ya está arruinado.

Y es que no se puede ir por la vida mostrándose como un salvavidas que, con andares cadenciosos, mira por encima del hombro a los demás en gestos que dicen de toda tu soberbia, de todo tu narcisismo, de toda tu arrogancia basados en un cúmulo de mentiras y falsedades diseñadas por tu Rasputín de la Moncloa, el mercenario Ivan Redondo. En Europa lo han captado, han captado tu vacuidad, han rascado en tu piel por si debajo había algo y han comprobado que tan solo hay fachada de chapa y pintura sin médula, sin contenido, sin substancia. Eso es así porque en Europa tú no tienes el soporte de los medios de comunicación afines a ti y pagados por ti, que aquí en España se encargan de atontar, anestesiar, adormilar a una ciudadanía en la que una parte muere mientras otra parte bosteza. Y entre tu gobierno de la señorita Pepis y una ciudadanía que no se sabe que es lo que tiene que suceder para que reaccione, esta España de charanga y pandereta camina hacia la pobreza, hacia el abismo de un futuro desconocido por lo oscuro, por la negrura del horizonte que – no se abre, se cierra - ante nuestros ojos.

Pedirte a ti, Pedro, que camines con humildad y sencillez es pedir lo imposible, porque la arrogancia, la soberbia, el narcisismo es tu naturaleza y no entiendes nada que no sea alcanzar el poder y mantenerte en él todo el tiempo posible al precio que sea, aunque eso nos lleve al borde del precipicio.