Una entrevista de Lionel Baland, publicada en Breizh-Info, con Andriy Voloshyn, escritor y politólogo ucraniano.

¿En qué ciudad se encuentra y cuál es la situación allí?

Soy de Kyiv. Durante la guerra visité muchas ciudades y pueblos. Ahora todo el país vive en estado de ley marcial, con toque de queda y limitaciones. La situación en Kyiv es normal, los rusos no lograron capturar la ciudad ni crear un asedio en torno a ella. Sin embargo, no muy lejos de Kyiv continúan los combates. Lo peor es que estamos bajo la amenaza constante de los bombardeos, algunos edificios fueron destruidos y murieron civiles. Pero, como saben, otras ciudades fueron golpeadas con más fuerza, y las cercanas Hostomel e Irpin fueron destruidas casi por completo.

¿Qué está ocurriendo en otras ciudades del país?

En las ciudades alejadas de la línea del frente también se puede sentir la ley marcial, viendo los puntos de control de la defensa territorial y la policía. En casi todas partes hay problemas de alojamiento, falta de gasolina para los coches y algunos productos. Muchos negocios ya no funcionan, pero ahora hay una idea popular de que si puedes trabajar, hazlo, ya que necesitamos mantener la economía, así que algunos negocios están volviendo a abrir. Algunos cafés y librerías están abiertos, e incluso en algunas ciudades se permitió la venta de cerveza y en algunos parques ha empezado a abrirse el entretenimiento para niños.

En las ciudades de la línea del frente como Kharkiv y Sumy, la situación es mala. Los rusos están llevando a cabo un genocidio, atacan edificios residenciales y matan civiles. La peor situación se da en algunas ciudades bajo ocupación. Los rusos roban tiendas y casas, humillan a la gente, violan y matan a los niños. Sólo se puede imaginar lo que siente la gente bajo ocupación: miedo y desesperación. Hay comunicaciones de audio de los ocupantes publicados en Internet que confirman estos casos. La estrategia rusa es sembrar el terror y el pánico entre la población civil, ya que no tienen grandes avances militares. Además, los bombardeos se han producido en la mayoría de las grandes ciudades, incluso en la parte occidental de Ucrania, alejada de la línea del frente.

¿Cuáles parecen ser los objetivos de guerra de Rusia? ¿Quiere anexionarse una parte de Ucrania o todo el país, o simplemente cambiar el poder existente en Ucrania? ¿Pueden los rusos mantener su presencia en Ucrania a largo plazo?

Parece que el objetivo de guerra de Rusia es destruir Ucrania. Pero también están tratando de “comercializar” esta idea a su pueblo y a sus partidarios en el extranjero, por eso le dan forma con el nombre de “desmilitarización y desnazificación”. Tratan de decir que sólo quieren cambiar el poder, y tal vez el objetivo original era llevar a cabo una Blitzkrieg, colocar un gobierno prorruso y hacer que Ucrania se rinda políticamente. Pero después del ataque, incluso la mayoría de los políticos prorrusos se callaron o se unieron a la lucha contra los invasores.

Ante la invasión rusa, ¿la población ucraniana de lengua rusa y la de lengua ucraniana han reaccionado de forma diferente?

Reaccionaron igual, con una fuerte oposición y de lucha contra los invasores rusos. Ese es uno de los viejos intentos de la propaganda rusa de tratar de dividir a Ucrania por la lengua y de intentar fabricar el mito de que la lengua rusa está oprimida. La gran mayoría de la gente que todavía simpatizaba con Rusia, empezó a odiarla. Incluso la fracción prorrusa del Parlamento firmó en contra de la invasión rusa, y sólo un diputado loco dio la bienvenida a los invasores sentado en su villa en la UE. Fue expulsado de su partido y más tarde todos votaron por la cancelación de su mandato. Ahora Ucrania está más unida que nunca. También hay más gente que cambia el ruso por el ucraniano en su comunicación diaria.

Muchas personas han abandonado Ucrania para refugiarse en la Unión Europea ¿De qué partes de Ucrania proceden estos refugiados? ¿Quiénes son?

Por el momento, 3 millones de personas o más han abandonado el país. Los refugiados son de todas partes, pero creo que el porcentaje es mayor en las ciudades que están más cerca de la línea del frente. Como he mencionado antes, incluso regiones lejanas de Ucrania fueron bombardeadas. Así que la gente, que es especialmente precavida en cuanto a la seguridad, no puede sentirse segura en ninguna parte. Los refugiados son en su mayoría mujeres y niños, ya que los hombres de 18 a 60 años no pueden salir del país según la ley marcial. La mayoría de los refugiados, una vez en el extranjero, siguen haciendo algo útil por Ucrania y planean volver tras la victoria ucraniana.

Entre los combatientes ucranianos, ¿hay muchas mujeres?

Sí, alrededor del 15% en el ejército. Algunas mujeres muestran un gran heroísmo y, sobre todo, hay muchas mujeres que son voluntarias muy eficaces y dignas de confianza.

Además del ejército ucraniano, hay voluntarios extranjeros que luchan en el bando ucraniano. ¿Quiénes son?

Son de todo el mundo. Algunos vienen de Francia y de la Legión Extranjera. Muchos de estos voluntarios entienden que no sólo luchan por la libertad de Ucrania, sino también por la civilización contra las hordas del mal (u orcos, otra definición muy popular de los invasores rusos).

¿Es la situación en Mariúpol desesperada?

La situación en Mariúpol es muy dura. La ciudad fue destruida, muchos civiles quedaron atrapados allí y no pudieron salir. Lo que los rusos están haciendo allí es un genocidio. El mundo se escandalizó cuando bombardearon específicamente el teatro donde la gente se refugiaba y que estaba señalizado con el mensaje “niños”. Los rusos atacaron a civiles a propósito y el mundo no olvidará este y otros crímenes similares. Azov está luchando heroicamente por defender Mariúpol. Siempre hay una esperanza. No puedo comentar la situación desde el punto de vista militar, pero le aconsejo a usted y a sus lectores que sigan las fuentes oficiales y confirmadas, ya que los rusos siempre mienten en sus medios de comunicación.

¿Cómo va la ocupación de parte del país por los rusos? ¿Cómo reacciona la población local?

Sólo una pequeña parte del país está ocupada. Y si se ve en el mapa, los rusos controlan sobre todo las carreteras. Es difícil para ellos controlar las ciudades. No han logrado uno de sus principales objetivos, ocupar Kyiv. La ocupación es sólo temporal, pero donde ha ocurrido es muy mala. Matan a la población civil sin razón alguna. Lo que hacen son verdaderos crímenes contra la humanidad.

La población local reaccionó con protestas, con una fuerte oposición, visible en múltiples vídeos, cuando personas desarmadas acudieron a resistir a los tanques, y con movimientos de guerrilla. A veces los rusos intentan fingir una cálida bienvenida, pero también están perdiendo la guerra informativa. Nadie se cree sus noticias falsas, bueno, quizás aparte de algunos rusos que todavía ven la televisión en casa. Existe la versión de que Putin no fue informado correctamente, que pensó que sería como en Crimea en 2014, pero en ninguna parte los rusos se encontraron con una cálida bienvenida y la cantidad de traidores es mínima.

¿Cómo prevé la continuación del conflicto?

Esto no es un conflicto, es una guerra. Como decía Carl von Clausewitz, la guerra es la continuación de la política por otros medios. Se están llevando a cabo negociaciones políticas y diplomáticas, y parece que los rusos disminuyen sus exigencias. Los rusos todavía pueden detener la guerra y volver, y cuanto antes lo hagan mejor, ya que salvará vidas. Pero pueden pasar semanas o incluso más tiempo. Obviamente, después de tanto sufrimiento, después de tanto heroísmo del ejército y del pueblo ucraniano, Ucrania no puede aceptar ningún acuerdo desfavorable (que es la propuesta original de Rusia). El efecto a largo plazo de esta guerra podría ser la destrucción de la economía rusa y la desintegración de Rusia como país. Y Ucrania se hará aún más fuerte e independiente.