Virus, vacunas, volcanes… La «v» parece haberse convertido en la letra mediática de los últimos tiempos.

Quizá algunos canales de comunicación deberían cambiar el discurso pesimista por otro más optimista y comenzar a hablar de victoria, con «v», o aceptar que existan distintas visiones de la vida, ambas palabras comienzan por «v», y dejar de hablar de víctimas, vaticinios, en especial negativos, y vulnerabilidades, por ejemplo.

Y mientras estos canales y las distintas redes sociales se dedican a bombardearnos con todo tipo de noticias machaconas (espero que dentro de un mes, o un año, sigan recordando con tanto ahínco como ahora, a los habitantes de La Palma y no les abandonen), abogo por la obligatoriedad de que nos informen de, al menos, una buena noticia al día. Buena con «b». Por cambiar de letra…

Cambiemos también de tercio, pues lo que parece que no tiene pinta de hacerlo, un hecho ya habitual, es el desolador panorama político español; lo que, en sí mismo, resulta profundamente deprimente y alarmante.

El aburrimiento y el hartazgo hacen mella en la ciudadanía y la impotencia comienza a instalarse en el ánimo de muchos. Demasiados ya. Pero, ¿a quién le sorprende? Ese es el problema: a pocos.

Apenas afectan noticias como: El Gobierno destinará 10,5 millones para viviendas y ayudas a los afectados por el volcán de La Palma. (https://elpais.com/espana/2021-09-28/el-gobierno-destinara-105-millones-para-viviendas-y-ayudas-a-los-afectados-por-el-volcan-de-la-palma.html). Aunque sea de momento y tengan previsto destinar más, que no lo sabemos con certeza, ¿les suena ridícula esa cantidad? En especial si recordamos la justificación para la concesión de 53 millones a la aerolínea Plus Ultra… https://www.elmundo.es/economia/2021/03/17/6051cf09fc6c83fb2c8b45be.html.
Todos sabemos que esto no es más que un pequeñísimo ejemplo de cómo se las «gastan» algunos… un verbo bien empleado y nunca mejor dicho.
Demos alguna buena noticia, o al menos esperanzadora: Yolanda Díaz ha afirmado acerca de sus planes: «Estoy rodeada de egos; si existe ruido, es probable que me vaya»... Ánimo Sra. Díaz, no se corte y váyase del gobierno de nuestra patria, antes de que la convierta en matria.
La que sí se ha ido, ha sido Noelia Vera, que ocupaba el cargo de Secretaria de Estado de Igualdad. Pero, hete aquí, que la sustituirá otra mujer. De ahí la igualdad… Se trata de Ángela Rodríguez quien, según informa alguna que otra fuente, hace seis años fue denunciada por FAMMA (Federación de Asociaciones de personas con Discapacidad Física y Orgánica de Madrid), por presuntamente llamar «puta coja» a una compañera con discapacidad. https://www.farodevigo.es/galicia/2016/08/25/diputada-podemita-alianza-llama-puta-16530767.html
¡Qué maja! Es la amiga que a todes les gustaría tener.
Por otro lado, parece que es conocida por formar parte de la corte de asesoras en Igualdad que acudieron a los platós para reforzar el testimonio de Rocío Carrasco. Y digo «parece», porque me confieso NO seguidora de tal programa, pues mis gustos y prioridades van en otras direcciones. https://www.libertaddigital.com/espana/politica/2021-10-01/la-sustituta-de-noelia-vera-angela-rodriguez-sera-la-diputada-que-llamo-puta-coja-a-una-companera-discapacitada-6823769/.
Ha dicho en Twitter: «Asumiré esta tarea de Secretaria de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género con el mayor de los compromisos, toda la fuerza e ilusión. Gracias por la confianza. La lucha es por la vida, por los derechos de todas, todos y todes». Menos mal que se ha acordado de «todes»… ¡Me ponía nerviosa la idea de que lo olvidara! Es muy importante acordarse de «todes». Que nadie sabe lo que significa, salvo unos cuantos, o cuantas o cuantes.
Mientras tanto, Yolanda Díaz gana peso y Nadia Calviño pierde credibilidad. ¡Claro que si ese dato viene del CIS…!
¿No deberían apoyarse entre ellas y más siendo mujeres y feministas?
¡Que Dios, el Universo, o ambos nos ayuden!