Aparecen estos días unos datos terroríficos que sitúan a España cerca del 17% de desempleo, aunque algunos expertos hablan del desempleo oculto, que podría estar en torno al medio millón de parados más ( de los cuales más del 60% son mujeres). Los datos totales sitúan a España cerca de los 5 millones de parados. Con un impacto dramático en mayores de 45 años como principales afectados del paro, seguido de los jóvenes entre 20- 24 años. Lo que indica un claro estancamiento poblacional en el desempleo y una falta total de políticas activas de empleo y nuevos yacimientos de empleo.

 

¿Dónde están las organizaciones de autónomos? ¿Están compradas como los sindicatos?

Nos dicen que además estos datos son los peores en muchos años y que podrían ser los peores desde hace más de 80 años. Estos datos han conseguido lo que hace unos meses parecía imposible, y es que se superara el 100% del PIB en deuda pública y en este momento se esté en el 117% del PIB nacional, lo que equivale aproximadamente a unos 70.000€ por familia.

Las medidas que adopta el gobierno con una oposición inútil, descafeinada y como ya he dicho mil veces embriagada de trajes caros y gomina al estilo aznariense, son no menos catastróficas: mantener el silencio de los sindicatos con 14 millones más, reclamar a las familias la fiscalización de ayudas y subir a más de 400€ la cuota de autónomos. Y esto último desde luego si va a conseguir reacciones inmediatas. La evasión fiscal aún mayor a la desesperada por no cerrar, y a la larga, el consecuente cierre definitivo de más empresas. Pero… ¿Dónde están las organizaciones de autónomos? ¿Están compradas como los sindicatos? ¿Pero es que no se ve que el estado está quebrado y que una vez que el turismo ha caído para generar liquidez, a lo primero que recurre para recaudar, es a la mayor presión fiscal de las PYMES y micro pymes?

 

Sólo con saber que el 50% de los parados (unos 2,5 millones de parados), proceden del sector servicios y este principalmente del turismo, sería como mínimo, prudente no vomitar palabras

Desde Más Madrid y sus culturetas políticos se propone la “renovación e impulso del tejido industrial para crecer económicamente por otras vías”, y lo que no dicen es como. Las izquierdas y algunas alas extremas de la derecha, hablan del fin del turismo en España como motor económico, aunque ya hablé hace casi un mes de la falta de políticas turísticas de estado. Sólo con saber que el 50% de los parados (unos 2,5 millones de parados) , proceden del sector servicios y este principalmente del turismo, sería como mínimo prudente, no vomitar palabras sin saber lo que se dice. Porque es cuanto menos significativo, que allí donde más se rechaza al turismo (por ejemplo por la izquierda separatista en Cataluña) es donde en este momento haya más parados.

Desde políticas económicas identitarias, solo se puede hablar de renovación total del sistema y de nuestro modelo productivo

Pero desde luego hay una cosa capital en todo esto y muy importante, que es la falta absoluta de modelo productivo. Desde políticas económicas identitarias, solo se puede hablar de renovación total del sistema y de nuestro modelo productivo. Solo se puede hablar urgentemente de bajar la presión fiscal, acabando progresivamente con las CCAA, inmediatamente para aliviar a las empresas, en una acción urgente por reactivar la economía y el empleo. Y reactivar la economía y el empleo supone en grandes líneas generales, crear un nuevo modelo productivo sostenible y no especulativo, enfocado, por ejemplo, en la España vaciada y el aprovechamiento de sus recursos; en la renovación y a la vez expansión del turismo hacia el interior con un enfoque patrimonial y sostenible y en facilitar a la industria un proyecto de expansión territorial por el territorio nacional; redistribuir la industria y la demografía, en ese reto demográfico tan mencionado y que tanta falta le hace a nuestra generaciones futuras.