Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, redactó una carta para resolver una cuestión planteada por una parlamentaria, que preguntó por la incidencia jurídica del conflicto que hay en España por el independentismo catalán. La respuesta fue clara y contundente.

La carta hizo una especial mención al ordenamiento jurídico de la Unión Europea, que incluye las normas constitucionales de cada Estado miembro, de manera que la vulneración de la Constitución Española implica una violación de las normas de la organización internacional europea. Además, Antonio Tajani hizo una indicación precisa al decir que la escisión de un territorio que pertenece a un país de la Unión Europea conlleva una salida de la organización para el segmento territorial que se separa.

La afirmación de Antonio Tajani, en lo que respecta al valor de las normas constitucionales en el ordenamiento jurídico de la Unión Europea, es absolutamente acertada. Se puede acudir a la normativa, en la que se recogen numerosas menciones, para comprobar la realidad jurídica.

El articulo 4 del Tratado de la Unión Europea establece que la misma respetará la igualdad de los Estados miembros ante los Tratados, así como su identidad nacional, inherente a las estructuras fundamentales políticas y constitucionales de éstos, también en lo referente a la autonomía local y regional. Además, ese mismo precepto indica que la Unión Europea respetará las funciones esenciales del Estado, especialmente las que tienen por objeto garantizar su integridad territorial, mantener el orden público y salvaguardar la seguridad nacional.

La justificación de la inclusión de las normas constitucionales de cada Estado miembro en el Derecho de la Unión Europea se encuentra en los cimientos de la propia organización, que existe por esas mismas normas, que permiten la atribución de competencias a otras entidades. Sin ellas, no podría existir con una personalidad jurídica válida.

Ya se ha expuesto que el Derecho de la Unión Europea no ampara la independencia de Cataluña. Sin embargo, eso no parece importar a los que están interesados en lograr el objetivo secesionista catalán.