La compañía Apple volverá a apostar por el formato pequeño para sus teléfonos móviles. Además de añadir un extra que será el precio “low cost”.

 

Con el iPhone 6 que tanto éxito ha tenido cambio su imagen habitual por un nuevo formato de pantalla grande y estéticamente más parecido a su competidor más directo hoy día Samsumg. La apuesta pareció salir bien a la “manzana” pues se vendieron 230 millones de unidades el año pasado.

 

Aunque Apple ha comprobado que de esos 230 millones vendidos, 30 millones aún eran de pequeña pantalla. Mucho de los amantes de Apple criticaron el cambio estético de la marca y le pidieron a gritos que volviese a su apariencia habitual ya que muchos usuarios se sienten más cómodos con el formato antiguo, más fácil de guardar de manejar. Por ello Apple ha creado el iPhone SE, una nueva versión de su teléfono que se asemeja mucho al diseño del actual del iPhone 5s.

 

Este nuevo modelos estará disponible en los cuatro colores populares del actual iPhone 6s y 6S Plus. Gris clarito, plateado oscuro, dorado/ gold y rosa. En cuanto a su interior se han actualizado muchos de los componentes de su predecesor haciéndolo mucho más completo y potente. Tendrá un procesador A9, coprocesador M9, sistema operativo IOS 9.3, cámara de 12 megapíxeles y mejor soporte para redes WiFi y LTE. Y también contará con sensores de huellas dactilares TouchID,

 

Otro detalle que no se puede obviar es que Apple por primera vez en mucho tiempo, ha dado importancia al precios. Será el más barato ha salido al mercado hasta el momento. Según ha informado la compañía saldrá por 399 dólares (unos 490 euros en España) para el modelo de 16 GB.

 

Se espera que llegue a nuestro país este verano, sobre el mes de junio.