Nos enteramos de que se están realizando todo tipo de sanciones al Régimen que domina en Rusia. Pero nos llama la atención como son y de qué manera se implementan esas sanciones. Altamente llamativo, nos vamos dando cuenta, de que depende según y como.

Y el problema viene de largo, porque las sanciones, muy llamativas, no lo son tanto, mejor dicho no lo son cuando no interesa. Ya vimos durante la Pandemia, que si por algún motivo China nos cortaba el suministro de algún tipo especial de producto, que allí se fabricaba, bien por auténticas necesidades, bien por motivos especulativos, o por el jo... por jo.... típico de estos regímenes, el sistema de producción europeo se paraba, se venía abajo y empezaba la secuencia continua de falta de existencias, lo que redunda en todo el sistema productivo occidental.

Pues bien, en este caso, tres cuartos de lo mismo. Nos anuncian tremendas medidas contra Putin o contra sus adláteres, pero a la hora de la verdad: hay más fanfarrias que realidades. Un ejemplo es el tema de las cuentas bancarias y su interrelación entre países. La propaganda es que ...//... sacamos a los bancos rusos del sistema de transacciones internacionales...//...; La realidad es que como el centro y este europeos dependen del gas y del petróleo ruso, pues no se ha sacado de ese sistema a los bancos a través de los que se paga ese flujo de petroleo y gas.

Es más, como se ha creado una insuficiencia energética europea por el tema de la guerra y las sanciones, el precio de ese gas se ha multiplicado por cuatro y el del barril de petróleo se ha doblado. Creo que las finanzas rusas tras estas multiplicaciones, no han estado más boyantes hace años. Pues nadie nos cuenta que el 40% de las exportaciones rusas son precisamente de esos productos, con lo cual el valor de las transacciones hace que en lugar de el 40% al subirse los precios se haya convertido en quizás el 80%.

Genial, le estamos pagando los europeos de a pie la guerra a los rusos. Y algo más importante, teniendo en cuenta que los impuestos y plusvalías oficiales de un litro de gasolina son mayores que el propio precio del producto antes de impuestos, ya tenemos el chollo de los gobiernos. La recaudación de impuestos es mayor y así Pedro e Irene ya tienen más dinero fresco para sus chiringuitos.

Mejor dicho, no queda ahí la cosa, pues automáticamente subirán los precios de productos relacionados con el precio de los combustibles, con lo que el IVA u otros impuestos irán directamente a generar más corrupción y chiringuitos. La guerra siempre ha sido un gran negocio, pero nunca lo había sido tanto para los que están en contra de ella.

Estamos en lo de la Pandemia, si la Pandemia. Los años en los que se ha situado la Pandemia en nuestras vidas han sido los de mayor captación de impuestos por parte del gobierno de España y, bueno, de otros gobiernos occidentales. Las medidas tomadas para combatirla han llevado aparejado un espectacular aumento de los impuestos tipo IVA. Recuerden ustedes el tema de las mascarillas, Algo que se impone a los ciudadanos, pero que lleva un 21% de IVA, que cuando se pide que se baje ese IVA, la señora ministra de Hacienda dice que no puede porque se lo imponen desde Europa y hasta que no es desmentida, pues mantiene ese brutal impuesto y la correspondiente recaudación del mismo. Es solo en el último momento cuando baja de nivel, pero ¡ojo! No desaparece, solo disminuye.

Pues eso mismo con el tema de las sanciones, recordemos la famosa frase: EL NEGOCIO, ES EL NEGOCIO, y no se apean de su capacidad recaudatoria hacia el pobre ciudadano, que en definitiva es quien va a pagar la famosa guerra de Ucrania.

De todas formas hay quien va a pagar esta guerra de otras formas. Por Ejemplo: los muertos y heridos por ambos bandos, con armas fabricadas por Occidente, en su mayoría por Estados Unidos que vamos a pagar todos a través de la OTAN. Otros muertos y heridos lo harán con la renovación del parque de vehículos, aviones, etc de Rusia y para beneficio de sus industrias y de los señores que según Occidente serán sancionados. No me creo nada, ¿a quien van a sancionar? ¿A los políticos alemanes que están en GAZPROM? La petrolera rusa está cuajada de políticos jubilados de la UE y de la OTAN, por ejemplo. Podemos llenar hojas y hojas con nombres de las llamadas puertas giratorias de los políticos y de quien pasa por ellas. Ya verán como a esas empresas, NADA DE NADA. En fin, mañana más. Y queridos lectores. Ahí lo dejo...