Ya informamos que la marejada en VOX se está extendiendo como el coronavirus a casi todas las delegaciones provinciales. Barcelona, Baleares, Sevilla, Almería, Valencia y un largo etc, que muchos nos tememos no parará aquí.

Se menosprecia y destituyen los equipos y coordinadores que agruparon y movilizaron a las bases militantes, quienes entre todos edificaron el partido y lograron los 52 escaños, mientras se imponen desde Madrid a nuevos dirigentes locales que desconocen las peculiaridades de cada delegación, y para ello no dudan en saltarse desde Madrid los estatutos del partido, ningunear al Comité de Garantías e incluso al Comité Ejecutivo Nacional, todo ello promovido por el nuevo equipo de organización liderado por Ortega Smith.

Así saltó la noticia ayer de la expulsión del concejal de VOX Badajoz Alejandro Velez y de sus dos asesores Juan Antonio Morales y Antonio Pozo. ¿ Nadie se acuerda o nadie le recuerda al nuevo equipo de organización como fueron las negociaciones para que se formara gobierno en Badajoz? ¿Nadie se acuerda del paso que dieron Juan Antonio Morales y Antonio Pozo cuando VOX no era nada ni en Extremadura ni en España?. Si nadie se acuerda habrá que recordárselo a quien corresponda y lo que está claro son dos cosas, la primera que los que no han cambiado son Juan Antonio Morales, Antonio Pozo y Alejandro Velez; y segunda que en base a los estatutos del partido estas tres personas siguen siendo miembros de VOX hasta que así lo dictaminen los órganos que el propio partido ha creado para ello. 

Así lo creen ellos, que han creado un hastag que dice #SomosDeVoxYNoNosVamos, como rebeldía ante la injusticia y la arbitrariedad del partido.