No. No se rían. Anoche estuve en el Infierno. Pero, en el de verdad, no en el de Dante, en el de Torquemada y Roma, en el que, tarde o temprano, si el Pedro y el Pablo siguen en la Moncloa, acabaremos todos... y como yo ya estoy casi a las puertas (me faltan los metros que le quedan de vida a las pensiones franquistas) me quise adelantar, por curiosidad, y para informar (mi manía por las "exclusivas" que tengo desde mi paso por el "Pueblo" de Don Emilio) antes que nadie de lo que allí sucede de verdad...¡Dios, y me recibió el mismísimo Satanás, como si yo fuese el Rey Eteocles!... y acompañado de la Plana Mayor de su Gobierno, los Ministros podemitas, a los que fue presentándome con verdadero afecto (sincero o falso, que eso viniendo de Satanás Castejón nunca se sabe) y dejando que cada cuál señalase su campo de operaciones y su territorio de actuación.
                    El primero, y dejando que fuese él mismo el que hablase, fue Lucifer y así lo hizo.
                   --- Señor Merino, yo soy LUCIFER, el Emperador de toda la Atmósfera tenebrosa, mozo y guapetón...¡Un bastardo!
                     ---  Señor, yo soy BELCEBÚ, el amigo de la parranda y gran general de las Profundidades Hediondas.
                     ---  Y yo soy, Señor, ARTAROTH, el corrupto, el Gran Duque del Hoyo sin fín, tercero en saber y Gobierno. Yo robo mejor que nadie.
 
                     ---  Y yo soy SATANACHIA, el gran Cabrón, el Sordo, el de las patas de avestruz, el dueño de las mujeres y las zorras.
               
                      ---  Pues, Señor, yo soy LUCIFOGO, el traidor, el Gran Maestre del oro y la plata, el que todo lo compra y todo lo vende. El Artífice del engaño y Rey de las cloacas.
 
                      ---  Y yo soy MARBÁS, el Maestro de los Maestros,, el león furioso,  coordinador general de traiciones y puñaladas.
 
                     --- Y yo BUER, el adúltero, el abominable ministro de la impotencia y la gilipollez.
 
                      ---  Y yo SARGATANÁS...¡ayyy!!!!, Guapo, la Diabla, la primera batuta de la gran Charanga y Marica Oficial del Abismo.
 
                            --- Y  yo NEBIRÓS,  el Mariscal de Campo de todos los cornudos y de todas las Putas que en el mundo han sido.
 
                         ----  Já, já, já... y yo...yo soy EL ESPAÑOLETO, el fabricante de Guerras Civiles y campeón constitucional de los tontos, el casadito, el Rey de la gilipollez moderada, la cobardita de Génova.
 
                         Bien, pues amigo Merino, este es mi Gobierno y con estos señores  tengo que gobernar este Infierno  --terminó diciendo el Gran Jeje de los Demonios, el Caudillo Satanás, amo y señor de los infiarnos y GENERALÍSIMO  de los ejércitos diabólicos... Y ahora, si no está cansado, le voy a enseñar la SALA ESPECIAL dedicada a España, aunque en estos momentos estamos en obras, porque nuestro Embajador en Madrid, mi ahijado HUGUITO, ya nos ha anunciado que a partir del próximo 14 de abril ya habrá que dar cobijo a los que vengan de las otras Españas, que por lo que me dice, van a ser más que las Rusias que fueron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas...
 
                      Y en ese momento se le acercó el joven SATANACHIA y le dijo algo al oído, que le demudó hasta el color de su rabo.
                  --- Señor Merino, lo siento, me acaban de comunicar que el generalísimo Franco se ha escapado del Pardo y ya se dirige a la Plaza de Oriente...y no me quiero perder cómo aplauden las ratas de toda la vida.