El 9 de marzo de 2021, Javier Marzal solicitó al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), copia del expediente donde se tramitó la denuncia de María Teresa Compte Massachs, Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), por la investigación que se estaba haciendo en este TSJC de 1.128 asesinatos.

La solicitud fue tramitada por José Ignacio Atienza López, de la Unidad de Atención Ciudadana. Este funcionario incumplió la legalidad ocultando que es el Jefe de dicha Unidad.

15 días después, Atienza respondió que: “Debido a la pluralidad y la diversidad de hechos que relata, no nos es posible darle una respuesta concreta”. Es evidente que se demoró dos semanas porque, dada la gravedad del asunto, consultó con la cúpula del CGPJ para que le dijeran lo que tenía que hacer. Cabe decir que no existe esa diversidad y que el escrito es claro,conciso y directo.

Tras varios escritos, Atienza siguió sin atender la solicitud, con alegaciones cada vez más peregrinas.

Antes de las respuestas de Atienza, se remitió la solicitud al Presidente del CGPJ para que hiciera que el expediente fuera entregado, previendo la respuesta corrupta.

Por otro lado, como se ha publicado, el 18 de marzo de 2021, la alianza DENUNCIANTES DEL AUTORITARISMO JUDICIAL, remitíó una denuncia a la Fiscal General del Estado contra los participantes del expediente donde fue tramitada la denuncia de la Fiscal Jefe del TSJC, incluyendo a todos los Vocales del CGPJ de 2009, destacando Margarita Robles, Ministra de Defensa, por encubrir 1.128 asesinatos que se estaban investigando en el TSJC.

La denuncia fue contestada por Álvaro García Ortiz, Fiscal jefe de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado y antiguo Fiscal del Tribunal Supremo, de una forma irregular, propia de un régimen totalitario.

Por ello, en la tarde del martes 13 de abril, Javier Marzal solicitó la intervención del Defensor del Pueblo en estas dos actuaciones de este grave asunto. Sobre la respuesta del Fiscal jefe se dice que contiene las siguientes irregularidades:

  1. Nuestra denuncia iba dirigida a Dolores Delgado, Fiscal General del Estado y no a la Fiscalía General del Estado ni a su Secretaría Técnica.
  2. Envía su escrito por correo ordinario, a un domicilio privado que ha investigado para intimidarme, a pesar de que en la denuncia se incluía un email para las notificaciones.
  3. Se dice que “Acuso recibo de su escrito”, ocultando que es una denuncia.
  4. Afirma que “no se deduce la existencia de indicios suficientes que justifique una investigación por parte del Ministerio fiscal”, sin siquiera solicitar al CGPJ el procedimiento referido.

Resulta significativo que tanto el CGPJ como la Fiscalía General del Estado, encubran de esta forma tan burda a sus predecesores.

En breve se denunciará al Presidente del CGPJ y al mencionado  Atienza ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, que ya ha condenado a numerosos funcionarios corruptos.

Lógicamente, la denuncia tiene mucho más recorrido.

Javier Marzal

Presidente de la International Association to Change the World