Voy a comenzar esta crítica con afán superlativo a la Empresa común, en especial a la élite política dominante, pero esta vez me voy a centrar en los consistorios y diputaciones de carácter histórico.

El alcalde de Alicante, ciudad del Levante Español que me ha visto, dar mis primeros pasos y donde nos arrebataron al mejor hombre de España, José Antonio Primo de Rivera.

Ciudad en la que nací y la que amo porque forma parte del vaso comunicador con la Nación española, entrando en el tema actual que nos enjundia actualmente, me voy a centrar y ampliar el visor en dos figuras de la política regional: española y alicantina.

El Señor, Luis Barcala, alcalde de Alicante y el Señor, Carlos Mazón, presidente de la diputación del partido popular, mostraron su indignación por dos personajes nefastos, pero coherentes en sus formas ya que los orcos de Oriol Junqueras i Vies, el bizco como lo denomina el vulgo, alegre y faldicorto, en la piel de toro y el pigmeo de Pere Aragonés, son dos burros y no precisamente sabaneros de mercadillo de navidad, festividad que se celebra, el natalicio del Niño Dios.

Dejándonos de comparativas, en las que siempre se acaba, perdiendo lo que decía muy sabiamente, el Führer. Analizando, el problema de fondo y como dice la letra de la canción de Mecano "No es nuevo, este cementerio"

Francamente, no sé el motivo que puede suscitar sorpresa alguna, si el delirio de los separatistas, siempre ha sido una política neocolonialista en el Levante, de ahí la visita del intruso de Junqueras y la apropiación indebida de las hogueras por parte de Aragonés.

Ahora el partido popular, se rasga las vestiduras, cuando desde los gobiernos de UCD, CDS Y PP, le llevan lustrando las botas al separatismo catalán, desde que se orquestó la nefasta constitución del régimen del 78 que padecemos actualmente y más  letal que el Covid 19 y nadie pone remedio, al contrario, las fuerzas emergentes como Vox y Podemos, navegan por estas aguas como el pescador que fajina en Alta Mar, para llevar, el pan a casa, es más quien abrió la puerta al separatismo fue la clase política y la prensa Nacional de tirada trufada y carcomida de derecha liberal, conservadora.

Adolfo Suárez, un traidor como el emérito a las leyes del movimiento, recibió a Josep Tarradellas, legalizando consigo todas las fuerzas separatistas y terroristas como: Herri Batasuna, Euskadiko Ezkerra, partido comunista y los socialistas que hicieron nula oposición, recogiendo los frutos de pan ácimo que otros habían sembrado, beneficiándose de la situación.

Junqueras, de visita como hace un vulgar tronista de Gran Hermano, en las discotecas regentadas cual burdel de poligoneros y rameras de extrarradio sin dignidad alguna, salvo la de cambiarse de bragas para no quedarse en Estado, acto seguido tomarse la píldora del día después y abortar.

El bizco y Pagés de Junqueras, fue por los humildes barrios de Juan XXIII, hasta arribar al mercado central y de ahí a ampliar su deplorable Estado descomunal, explicando a los que carece de Pan y de Justicia, su proyecto de ruptura, en aras de una socialdemocracia, chovinista, cacique y aldeana que nada tiene que envidiar a Beiras (BNG) o a Núñez Feijóo que parecen extraídos del bienio negro de la II república, en un paralelismo histórico, haciendo un paréntesis entre Gil Robles y Josep Dencás. Cada uno, en su rol respectivo de la CEDA y el Estat Catalá.

En un amago de la derecha de reivindicar la empresa común: Vemos declaraciones como las del Señor Mazón, emulando a Vox, profiriendo lo siguiente: Junqueras, saque sus sucias manos de Alicante y por parte del Señor Barcala: que Ximo Puig y sus socios de gobierno, se lo consienten todo, pero que nosotros no.

Como que no se lo han consentido todo, la memoria de la "derecha" sociológica es muy frágil, no se acuerdan del pacto del majestic que originó el Pade, siendo la antesala de que Alejo Vidal Quadras, acabase como Saulo de Tarso, decapitado.

El partido socialista, también tuvo que pactar con ellos cuando salieron a flote sus escándalos de corrupción, los "100 años de honradez" y 50 de vacaciones que dijo, el autor material de Paracuellos.

Santiago Carrillo, cuando acabó la ordinariez de la Guerra civil, una guerra cruenta entre hermanos, dado que la izquierda fue quien encendió la mecha, asesinatos en masa de novicias, checas y quema de iglesias, violando a monjas y robando arte que se encontraba dentro de los templos sagrados.

Bien pues el autor material de Paracuellos del Jarama fue quien huyó desde el puerto de Alicante, como una miserable rata de alcantarilla que es lo que era en vida. Ah y cómo no "rescatado" por el pirata británico: Archibald Dickson y el barco Stanbrook que se llevó consigo a toda la inmundicia a Orán, en la Argelia Francesa. Muchos otros como Iglesias Portal, el juez que condenó a José Antonio, se exilió a Méjico y en el caso de Carrillo a Francia y de la zorra como animal de compañía a la Rusia soviética de Stalin.

Los respectivos gobiernos de derecha, izquierda y de centro han cedido competencias de educación y del territorio a Cataluña. De aquellos polvos, estos lodos. La coherencia es por parte del separatismo destructor que ha actuado con total impunidad con el beneplácito de la corrosiva constitución, obteniendo bula Papal.

Ahora Vox que también es hijo de la constitución, poniendo en jaque a las CCAA, que forman parte de la constitución y no cabe ninguna interpretación ya que en sí misma, es contradictoria y cosifica la palabra, España. El partido popular con el separatismo ha sido un laisser faire, laisser passer y no han sido conscientes del problema, pero si presos de la ignorancia. Cuando en la democracia liberal, la apariencia es preciosa, pero una vez dentro de ella, es un bombón rancio en descomposición.

Ahora viene  la ofuscación tardía, cuando las coordenadas del separatismo a trazar son la colonización del Levante, las Islas Baleares, el Rosellón francés y Córcega. Con sus "aliados" socialistas y de Compromís, que la propia ERC, en sus pugnas internas, lástima que no acabasen en purgas como el Poum de Nin, perpetradas por el sádico Orlov contra los troskos.

Dicho esto, en aras de desiderátum, por el contrario no se puede poner tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias que diría el verbo de la tradición (Juan Vázquez de Mella)

Los pueblos que se divorcian de su historia, ese mismo día se enlazan con la muerte, palabras que también se le atribuyen al verbo de la tradición.

De nada sirven los pucheros pre electorales agitando y enarbolando el denominado "patriotismo constitucional" en las elecciones de Andalucía del día 19 de junio de este cálido mes.

El partido popular ya ha empezado a agitar el caladero de votos a estribor, porque ve a una escisión suya más recia y liberal que le ha comido muchísimo el terreno en Castilla y León, de ahí que Mazón, Barcala, Moreno Bonilla le hayan visto las orejas al lupus porque no es para menos y Junqueras le está haciendo la campaña, no al partido popular, sino a Vox.

No es que Vox, disponga de unas medidas sociales amplias de calado social y un sindicato que se manifestó en contra del incremento de la luz, por parte de este actual gobierno sumido al globalismo, pero que Solidaridad, no menciona la nacionalización de las eléctricas, para acabar con los abusos del libre mercado.

UGT, CCOO Y SOLIDARIDAD, son cómplices de estafa a sus afiliados, vendidos a la patronal que mercadea y escasea con las necesidades del pueblo básicas.

El exceso e indignación del partido popular, no se vio cuando exhumaron al Generalísimo invicto, pero si un amago impostado contra un separatismo, del cual han cobijado y que ampara la constitución, cuando la derecha, los eurocomunistas de Carrillo,  la izquierda y los separatismos junto con los terroristas habitan y son el refuerzo del 78.

El separatismo, es un crimen imperdonable que jamás perdonaremos, sabias palabras que pasan por alto a derecha e izquierda.