**La injerencia inglesa en España llega a tal grado que inspira directamente la política exterior española a través de instituciones como el Real Instituto Elcano, dirigido por Charles Powell, agente directo de la política de Londres.  O por la influencia oficiosamente privilegiada  del hispanófobo y fanático antifranquista  P. Preston. 
**El Instituto Elcano es también un órgano de intromisión en la política interior de España, recomendando, por ejemplo, el voto al PSOE en las elecciones pasadas. O callando ante el proceso separatista catalán y sus proyecciones propagandísticas internacionales.
**Los gobiernos PP y PSOE han reducido al ejército español a un auxiliar de otras potencias, embarcándolo  en operaciones de interés ajeno, bajo mando ajeno y en idioma ajeno. Difícil imaginar mayor abyección.
**España no tiene otra amenaza exterior real que las aspiraciones de Marruecos sobre territorios españoles. Marruecos es mimado por la OTAN, que no defiende a Ceuta y Melilla, aunque sí el Gibraltar inglés.
**Una maniobra típica de distracción por los intereses anglosajones en España ha sido  acusar a Rusia, sin la menor prueba, de apoyar el separatismo catalán. Que casualmente ha sido apoyado y financiado durante muchos años por los gobiernos PP y PSOE, y auspiciado bajo cuerda por otros gobiernos “amigos y aliados”.
**Los problemas internos o de democracia en Rusia no son asuntos de España, máxime cuando la  democracia española solo se puede calificar hoy como de pandereta. Tampoco es asunto de la OTAN, que se lleva perfectamente con las “democracias” saudí o marroquí.
**España no tiene ningún conflicto con Rusia, y sí lo tiene, en cambio con Inglaterra,  y  nada menos que la invasión de nuestro territorio en un punto estratégico clave. No obstante lo cual, los gobiernos PP y PSOE se declaran “amigos y aliados” de la potencia invasora. Y no menos la monarquía.
**Es el gobierno español el que está provocando a Rusia por orden de Londres y Bruselas, no a la inversa. Con ello, España se pone en el punto de mira de los misiles rusos y da pie a posibles réplicas  políticas de Moscú.
**Gibraltar es mucho más que un peñón y una base militar. Puede decirse que España ha sido convertida en un inmenso Gibraltar por los gobiernos PP y PSOE.