España es un país libre, ¿seguro? Les pido que sacrifiquen 10 minutos de su vida, echen la mirada atrás y reflexionen. Si lo hacen, descubrirán que en apenas 17 años hemos perdido casi todas las libertades que teníamos antaño. Y no es casualidad que sean 17 años, hace 17 años en España gobernaba José María Aznar.  Para muchos de izquierda fue el mentiroso que quiso ocultar el 11-M. Para muchos otros el apellido Aznar es sinónimo de la mayor época de esplendor en España. Pregunten a cualquier persona de mediana edad en qué época ganó más dinero y había menos paro. Antes podíamos ir a cualquier bar, tomarnos una cerveza mientras nos fumábamos tranquilamente un cigarrillo. Parece una tontería sin importancia, ¿verdad? Quizás lo sea, pero el hecho en sí no es que ya no podamos hacerlo, lo importante y con lo que nos debemos quedar es que, si seguimos anestesiados, dormidos e indefensos, seguirán sesgando poco a poco las pocas libertades que nos quedan. Otro ejemplo que se me viene a la cabeza es cuando una chica/señora pasaba por delante de una obra y los obreros la piropeaban. No es que ahora esté prohibido, es que, si esto pasase ahora, lo mismo a ese obrero le llega una denuncia por acoso. Como estos dos ejemplos hay miles, a cada cual más absurdo. No nos fijemos en los detalles, fijémoslo en el fondo de la cuestión, la libertad. Si seguimos así, pronto nos costará trabajo el simple hecho de degustar un buen chuletón. España volverá a ser lo que era, pero para ello necesitamos no achantarnos a esta izquierda dictatorial y plantarles cara. No dejemos caer este país, sé que no caerá, pues en España todavía hay personas con coraje y agallas dispuestas a dar su vida por lo más grande, su patria. Un saludo afectuoso, ARRIBA ESPAÑA y que Dios os bendiga.