Voy a comenzar mi artículo de hoy, citando al teórico, Nacional/ sindicalista, llamado Ramiro Ledesma Ramos, con el título que expongo en el encabezado del artículo, sabrán ustedes de lo que hoy en día está en el punto de mira.

Volvemos al enfrentamiento entre hermanos de " las dos Españas" un combate que nos va a dejar exhaustos debido a la extenuación del manido en cuanto respecta el tema expuesto por Carmen Calvo Poyato sobre su ley de "memoria democrática" que no tiene nada de aquello que presume, sino más bien de sectarismo, odio y rencor con el agravante sectario, cualidades tan genuinas de la extrema izquierda denominada, Frente popular.

De hecho, se presentaron así en las elecciones fraudulentas de 1.936 ya que esa fecha fue el detonante de la guerra civil.

En el otro lado de la baraja de reyes, tenemos a la derecha liberal/ conservadora que hace gala de una monarquía parlamentaria, defendiendo a Alfonso trece que terminó exiliado en Roma, debido al apogeo y ansias de proclamar una república de corte soviética en España.

La derecha, abro abanico defiende lo indefendible que es la monarquía, una institución gloriosamente ya fenecida y que a lo largo de la historia, si ponemos el visor en Francia y citamos a reyes como Luis X!!!! Luis XV o Luis XV! Podemos apreciar que proviene su connotativo de un virus extranjerizante y por consiguiente masón afrancesado.

La monarquía no proviene de España, sino de Francia y es una institución que ya en la actualidad está obsoleta, siendo esta senil y caduca, partidaria por una derecha anti social, materialista y liberal que da la espalda a Dios y al prójimo debilitado.

Decía Félix Sardá y Salvany que el liberalismo es pecado, claro que lo es ya que engendra al marxismo y lo patrocina en democracias occidentales como España.

José León Ramírez Reina, decía aquello de que las democracias occidentales y parlamentarias destruyen los nobles ideales de Patria, justicia y religión de Europa que es cuna del cristianismo, de hecho estamos asistiendo a la degradación de Occidente, gracias al sistema democrático.

La democracia fue quien trajo a España, los partidos políticos de extrema izquierda como el partido comunista de Santiago Carrillo, por cierto gran amigo de Juan Carlos! De Borbón y Borbón , precursor de las relaciones diplomáticas con Nicolai Cseauescu para que legalizase el pce de Santiago Carrillo y Dolores Ibarruri. Muchos súbditos de la corona que invocan al parlamentarismo liberal, no son conscientes de que ellos mismos son los que agravan el problema ya que defienden el vasallaje de un rey que no ha puesto las agallas encima de la mesa.

Además en el pack de "demócrata de toda la vida" va implícito la república federal, popular y anti nacional, laica y miserable que termina de hundir a las patrias, dotando a estas de materialismo histórico, sectarismo, rencor, falsedad y maldad.

Preguntaros en cada momento ¿Es esta la España que queréis?

La libertad, no existe sin un orden social, cristiano y jerárquico establecido.

La igualdad no existirá si no acabamos con las autonomías, fruto del régimen del 78 y se fomenta la solidaridad entre todas las tierras de España, verdadera panacea de vitorear a las bellas regiones Españolas.

La fraternidad, tampoco será posible si no destruimos la democracia liberal en virtud de una democracia orgánica para todo un pueblo. Dotando a estos de 3 ingredientes necesarios como la patria, el pan y la justicia social.

Tanto la derecha de las élites como la izquierda que invoca la lucha de clases, deben desaparecer para siempre y por supuesto un rey que no se asemeja de ser heredero de un trono como si lo fue Isabel de Castilla, Fernando de Aragón, don Pelayo y si me apuran hasta Felipe!!

Una república presidencialista puede ser precisa siempre que no se decante por una partidocracia que lo único que hace es dividir al pueblo español.

Una patria que está dividida en dos mitades, laica es una patria pagana rodeada de sus peores tormentos y demonios que es lo que abundó el 14 de abril de 1.931, en adelante y lo que tenemos actualmente con una monarquía que es un mero monigote.

A los pueblos, no les mueve la pesadumbre sino todo lo contrario, tratándose del pueblo Español tan genuino y característico latino propio del Imperio Romano.

¡ Si  el rey no manda que se vaya!

Sí la república popular es injusta con la ley de Dios y el hombre, merece ser subvertida.

Un pueblo como el español tan bravo que lleva décadas e incluso siglos en horas bajas, merece un cambio de rumbo hacia un porvenir mejor ya que su historia abarca una identidad, una cultura que está por encima de constituciones que son papel mojado y de reinados ineficaces, el virus extranjerizante comenzó con Alfonso X!!! ya que el final de Alfonso x!!! Fue el exilio en Roma.

Don Miguel Primo de Rivera ya dijo aquello de: "A mí no me borbonea nadie" ya que España necesita un caudillaje.

Esa pretensión que es tan necesaria, hoy en día ya que la historia es un péndulo que vuelve al punto de partida, viene de hace muchas décadas e incluso siglos de lo que fue España hace mucho.

La providencia, envió un caudillo que supo aunar e indagar en lo más profundo de España, de la hispanidad y de los españoles, sabiendo dejar atrás una república marxista y una monarquía que pasó a mejor vida.

En la actualidad. España  está huérfana sin un centinela, sin un vigía que la ponga en el lugar que se merece, no somos fanáticos aquellos que recordamos una etapa gloriosa pasada sino convencidos de que antiguamente se consiguió crear un orden social, cristiano y justo, garante de premiar el esfuerzo ya que al contrario de la época actual, en antaño se trabajaba para vivir, no se vivía para trabajar.

El trabajo, era un derecho y un deber, no un lujo como es ahora, queda demostrado lo que es la partidocracia y los demócratas de manual bellas palabras como "libertad, igualdad y fraternidad, pero bajo su símbolo no florece ninguna de ellas.

La monarquía ha ocupado, el papel de los sindicatos horizontales ufanar la lucha de clases y sexos, lanzar un esputo al trabajador, estos segundos  son el perrito faldero del sistema vendiendo a los obreros y a España a intereses globalistas

España, nos duele. El rey pasmado se ha quedado desnudo.