Un gran amigo pucelano, El Caballero de Valladolid, me manda fotos de los guarreados cielos de su ciudad. En Madrid y Málaga, similar. Imagino que en toda España, igual. Cielos espectacularmente guarreados en febrero precedieron al arresto domiciliario. Mala pinta, otra vez, el asunto geoingenieril.

Barra libre para fumigarnos

Barra libre de los milicos españoles para fumigarnos desde mitad de abril pasado. Como exterminables bichos. Mientras, irracional e ininteligible "explicación" del siniestro jemad Villarroya ("la orden publicada habilita a usar aerosoles y no aeronaves") y apuntalamiento "legal" por parte del tribunal supremamente injusto. A estos siniestros togados le debemos todo abuso, desafuero y atentado legal cometidos durante los pasados meses, desde la declaración del estado de alarma hasta el uso obligatorio del bozal. En ellos está aportar algo de justicia. No lo hacen.

Los supremos togados, culpables

El tribunal supremamente injusto retrasa sistemática y maliciosamente la resolución de los pleitos planteados, siendo compinche y colaborador necesario de la prevaricación del gobierno sanchista. Su fiel y perruno escriba. Enumeremos más tinieblas supremas, más allá de las fumigaciones. Han retrasado todos los plazos obligatorios, metamorfoseando un proceso sumario y preferente- por mandato constitucional - en un proceso lento y burocrático. No han  recabado los correspondientes expedientes administrativos. Han permitido de forma flagrante  que el gobierno esconda información necesaria e imprescindible. Siguen rechazando, en todos los asuntos litigados, medidas cautelarísimas sin la menor explicación. O explicaciones testiculares. Porque me sale de los cojones. Sortean la observancia de sus irrenunciables obligaciones laborales como el hecho de garantizar la efectividad de la Tutela Judicial Efectiva (art. 24 CE). Y, por supuesto, oprimen a los españoles que están siendo fumigados desvergonzadamente. Gracias, togados, por humillarnos. Servidores públicos. Me descojono.

Con qué coño nos fumigan

Antonio y Rosario Marciano administradores del sitio web Tanker Enemy produjeron el documental Chemtrails, La Guerra Secreta. Entre los muchos y buenos documentales sobre geoingeniería, estimo éste el mejor. Durante decenios, este turbio tema ha sido negado y desacreditado como leyenda urbana. Al final, llegaron a reconocerlo - vean también, a este respecto, el equívoco documental El clima mecánico - pero solo como una forma de paliar el falsario cambio climático.

Este documental, La guerra secreta, escudriña, con una perspectiva eminentemente científica y de forma rigurosa las principales angulosidades de este inquietante asunto. Como pueden imaginar, la manipulación del clima es sólo un aspecto "menor" de este turbio asunto. La salud humana, clave. Fumigadas tóxicas que nos están envenenando O el futuro económico de naciones pobres. Villarroya, venga macho, cuéntanos algo del asunto. En fin.

https://www.bitchute.com/video/PELTpnngfKFA/