Ya Pablo Iglesias manifestó hace poco que irían a por el Pazo de Meirás. De momento se han desestimado las alegaciones de los Franco y el juicio tendrá lugar la primera quincena de julio.

La familia, de la mano de sus letrados, defenderá sus derechos para quedarse con lo que les pertenece en justicia, aunque la batalla contra ellos va a ser dura, pues están implicados en su contra la Xunta, los ayuntamiento de Sada y A Coruña, que se han adherido a las alegaciones de la abogacía del estado.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha desestimado esta mañana las alegaciones complementarias de los abogados de la familia Franco sobre la propiedad del Pazo de Meirás, que insisten en que el documento de compraventa del inmueble de 1941 "es totalmente válido" y que se ha poseído de buena fe tras la muerte del Caudillo. 

"Con la ley en la mano", ha dicho la jueza al letrado de los Franco, "no ha hecho alegaciones complementarias", por lo que las ha tenido por no realizadas si bien ha considerado "completa" la argumentación del abogado.

Los títulos de propiedad del pazo, la existencia de usucapión y su duración aplicable a este caso de 10 o 30 años, las fincas colindantes al pazo, los recibos abonados en su mantenimiento y los gastos relativos a la explotación agropecuaria, así como las inversiones en el inmueble, han sido los puntos en los que se han centrado sus alegaciones.